Agenda Setting
Agenda Setting

Agenda Setting

Opinión
|

Reconfiguración tricolor.

Diseño: Grupo AM

Las dirigencias político-partidistas en Hidalgo continúan con el recuento de los daños, en la mayoría de los casos, para poder proyectar de qué manera llevarán a cabo sus respectivas renovaciones de comités directivos. El Partido del Trabajo (PT) que lidera Arturo Aparicio Barrios es de los pocos que reporta saldo favorable, al haber recuperado su registro estatal, y en noviembre próximo reordenará los 55 comités municipales con que cuenta y al siguiente mes, instaurará un modelo general para reconfigurar la actual Coordinación.

Quien parece que agotará un calendario similar es el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Si bien el procedimiento estatutario marca septiembre como el momento para llamar a la renovación de su dirigencia, todo apunta que esperará hasta diciembre, cuando Enrique Peña Nieto deje la presidencia de México y su injerencia sobre el tricolor. Una vez que se renueve la cúpula nacional del partido correrá este ejercicio en cascada por el interior del país para caminar en un mismo sendero, ya con su nueva realidad de partido político de oposición.

Esta previsión no exime la posibilidad de registrar algunas bajas durante el actual proceso de evaluación. Los encargados de analizar el accionar tricolor tienen presente que su estructura trabajó, en la mayoría de los casos, y que el fenómeno provocado por Andrés Manuel López Obrador nadie lo iba a poder contener. Sin embargo, tienen presente también una serie inconsistencias en materia de capacitación y acreditación de la estructura, que por definición recaen en la secretaría de Acción Electoral del Comité Directivo Estatal (CDE).

Antes, durante y después de la jornada electoral del 1 de julio la queja recurrente de los operadores políticos de a pie (presidentes de sección, representantes de casilla, representantes generales y coordinadores de zona) fue que no contaron con los suficientes apoyos en especie para repartir, que los recursos económicos no fluían bien y que extender las promesas resultaba ya contraproducente. Aunado a lo anterior, hubo quienes enfrentaron problemas para contar con las actas de escrutinio o poder acreditarse ante los funcionarios de casilla.
 

Adiós Tecnos

Los listados de promovidos, elaborados por la dirigencia estatal del partido tricolor, presentaron errores de integración, ya que un solo promotor llegó a tener, según dicho cuaderno, hasta cien personas comprometidas para entregar su voto al PRI, entre ellos dirigentes de otros institutos políticos o pertenecientes a secciones de otros distritos electorales locales o federales. Sobre los planes para 2019, se pretende una contra reforma a los estatutos para impedir la entrega de candidaturas a personajes ajenos: los políticos sobre los tecnócratas.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx