Pemex pierde 8.790 millones de dólares en el segundo trimestre

Pemex pierde 8.790 millones de dólares en el segundo trimestre

Negocios
|

El reporte de la petrolera mexicana coincide con la presentación de López Obrador de su Gabinete energético.

Foto: EL PAÍS.

La depreciación del peso frente al dólar ha impactado fuertemente el reporte trimestral de Petróleos mexicanos (Pemex). La petrolera reportó este viernes a la Bolsa mexicana de valores una pérdida de 163.200 millones de pesos, unos 8.790 millones de dólares, en el segundo trimestre de 2018. El resultado ha llevado a la compañía mexicana a una pérdida neta de 2.673 millones de dólares durante el primer semestre de 2018. Esta información ha coincidido con la revelación del equipo energético que acompañará la presidencia de Andrés Manuel López Obrador a partir del 1 de diciembre.

El alza de los precios del crudo impulsó las exportaciones de Pemex, disparando sus ventas un 36% comparado al segundo trimestre de 2017. La empresa dirigida por Carlos Treviño también dijo que la liberación de los precios de la gasolina y el diésel en México, una de las promesas de la reforma energética que abrió el mercado a la competencia. Pero esto no pudo impedir una pérdida neta que supera los 2.000 millones de dólares en el semestre frente al resultado positivo de 6.400 millones reportado por la empresa en el mismo periodo del año pasado. Pemex explicó que la depreciación de la moneda local en este año le ocasionó una pérdida cambiaria de 6.370 millones de dólares.

No obstante, la producción de crudo de la empresa continúa decreciendo desde 2004, cuando produjo 3.3 millones de barriles diarios. Pemex ha informado que durante el segundo trimestre su producción se ha colocado en los 1.8 millones de barriles por día. Esto representa un 7.3% menos que lo que la empresa producía hace un año.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), encargada de la producción eléctrica en el país, también ha presentado cifras negativas en el periodo debido a un aumento de su gasto administrativo. La empresa dirigida por Jaime Hernández registró pérdidas de 28.000 millones de pesos, 1.500 millones de dólares. En el mismo periodo de 2017, la compañía reportó solo 380 millones de pesos de pérdidas.

El equipo energético de López Obrador

El reporte de resultados negativos de las dos principales empresas energéticas mexicanas coincide con el anuncio de López Obrador de su equipo energético. El próximo presidente de México, que asumirá el poder el 1 de diciembre, es originario de Tabasco, un Estado petrolero. El futuro mandatario ha elegido a Octavio Romero, uno de sus hombres más cercanos y quien también es originario de esa entidad del sureste, para encabezar Pemex. Romero es un ingeniero agrónomo que acompañó a López Obrador en su Gobierno en Ciudad de México (2000-2005) como su oficial mayor, el encargado de administrar los recursos materiales y humanos de la Administración local.

López Obrador y el equipo energético de su Gobierno. S.G. EFE

Romero será el encargado de supervisar el traslado de la compañía al Estado de Campeche, en el sureste del país. Esta es una de las promesas hechas por López Obrador en campaña para descentralizar las oficinas del Gobierno mexicano.