Paso a paso, Luz María Olvera mantiene su camino inspirada en Soraya Jiménez

Paso a paso, Luz María Olvera mantiene su camino inspirada en Soraya Jiménez

Deportes
|

La judoca hidalguense estuvo en las instalaciones de AM Hidalgo para charlar de las medallas que ganó en los pasados Centroamericanos.

Luz María Olvera, judoca hidalguense.

Hace 18 años que Soraya Jiménez se convirtió en la primera mujer mexicana en ganar una medalla de oro en Juegos Olímpicos. Fue en Sidney 2000 cuando dio una alegría enorme al pueblo de México. A partir de ese momento, muchas mujeres se inspiraron en la halterista, una de ellas fue la judoca Luz María Olvera.

La doble medallista en los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC) Barranquilla 2018 visitó las instalaciones de AM Hidalgo y habló sobre sus inicios en el judo.

"Nunca me pasó por la cabeza el judo, la deportista que me inspiró fue Soraya (Jiménez) cuando ganó la medalla de oro, recuerdo que dije, algún día quiero estar ahí, sentí una emoción muy grande cuando la vi ganar”, comentó.

“Tengo una prima que en ese entonces era judoca. Estaba en secundaria y en las captaciones en escuelas dije: ‘voy a hacer judo’, y desde ahí me quedé. Le gané a una chica que llevaba más tiempo y ahí me motivé más para seguir y ya no dejar este deporte. Iba avanzado y poco a poco superando metas", contó muy sonriente Luz María.

Olvera ganó todo lo posible en categorías infantiles y juveniles. Desde hace un lustro es la mejor del país en categoría libre menos de 52 kilogramos; además, se encuentra entre las primeras 30 del mundo.

Recién llegada de Barranquilla 2018, hizo una remembranza de la medalla de plata individual y el bronce por equipos que ganó en sus primeros JCC. 

"Gané la plata en individual, la pelea inicial fue ante Puerto Rico y luego ante República Dominicana me llevé un susto, le gané por amonestaciones. La final fue ante Panamá, combate de más de 18 minutos más otros 12 en punto de oro, perdí por decisión del árbitro. En equipos gané tres peleas, Guatemala, Venezuela y República Dominicana", dijo la deportista.

Olvera tendrá un mes de descanso para recargar pilas y será hasta septiembre cuando regrese al tatami para los entrenamientos de cara al Grand Prix 2018 a realizarse en Cancún.

Luz tiene una familia judoca. Su mamá, Araceli Suárez, es entrenadora; su hermana Pilar destaca en nacionales y poco a poco en justas internacionales en categorías menores.

Con 24 años de edad, es madre del pequeño Ian, su inspiración cada que sube a pelear, "cada uno de mis logros se los dedico a mi hijo", dijo quién entrena en promedio seis horas al día, "las medallas no son gratis", vuelve a sonreír.

 

Sí hay un logro que pone encima de todos es el oro del Grand Prix en Cancún en 2017. El siguiente reto es clasificar a Juegos Panamericanos Lima 2019 y después a Juegos Olímpicos Tokio 2020. 

Inspirada en Soraya Jiménez, Luz María Olvera mantiene su camino, un paso a la vez. El primero ya lo dio en Barranquilla y no pierde de vista su objetivo.