Izquierda, derecha o centro ¿De qué lado hay que dormir?

Izquierda, derecha o centro ¿De qué lado hay que dormir?

Curiosidades
|

La ciencia marca que debes dormir sobre esta posición aporta mayores beneficios al organismo.

FOTO: Google


Cuando llega la hora del desanso y una persona no puede dormir, lo único que quiere es lograr una posición adecuada para poder conciliar el sueño. Según diversas investigaciones, hay posturas más aconsejables que otras para conseguir una vida saludable y un descanso perfecto.


Un informe de la BBC indica que la postura favorable como la favorita para descansar es de costado. Argumentan que de esta forma se logra un mayor desanso y también facilita el funcionamiento de nuestro organismo.


La ciencia marca que debes dormir sobre el lateral izquierdo porque es la posición que aporta mayores beneficios al organismo. En un inicio, esta postura ayuda a la mejora del drenaje linfático, confirma un estudio publicado en la revista científica The Journal of Neuroscience. Esto permite la eliminación del exceso de proteínas y vitaminas.


Esta función es importante porque colabora a mantener la presión sanguínea y un mejor funcionamiento del sistema inmunológico.


Otrioos especialistas están de acuerdo en que dormir del lado izquierdo también colabora para mejorar la circulación: impide la obstrucción de la arteria aorta que bombea sangre desde nuestro corazón hacia el resto del sistema sanguíneo, indicó a CNN el doctor W Christopher Winter, del Hospital MArtha Jefferson de Charlottesville en Estados Unidos.


Otros beneficios que se ven si uno duerme sobre el costado izquierdo son la facilitación de la digestión y el alivio del peso de la columna vertebral. En el primer caso, el estómago y los intestinos delgado y grueso están ligeramente inclinados hacia la izquierda, por lo que recostarse sobre ese lado hace que los alimentos pasen a través de estos órganos con más facilidad.


En el segundo caso, la columna está más alineada de costado que de espaldas o boca abajo. Además, de lado se evita que todo el peso del cuerpo recaiga sobre la espalda.