En taxis, ambulancias y hasta en carrozas fúnebres, transportan huachicol en Hidalgo

En taxis, ambulancias y hasta en carrozas fúnebres, transportan huachicol en Hidalgo

Local
|

Autoridades de Seguridad mencionaron algunas de las formas en que los delincuentes trasladan el hidrocarburo.

Diseño: Grupo AM

Así como en otros estados del país, en Hidalgo, integrantes de bandas dedicadas al robo de combustible se las ingenian para trasladar el hidrocarburo con el fin de venderlo.

Policías de diversas corporaciones documentan las formas en que los llamados huachicoleros intentan pasar inadvertidos con sus cargas de gasolina o diesel.

Anteriormente, agentes de Seguridad Pública Estatal detectaron a dos individuos a bordo de una ambulancia sobre la carretera federal Pachuca-Ciudad Sahagún.

Derivado de un reporte anónimo hecho al 911, policías se enteraron que el vehículo de emergencia era utilizado para actividades de huachicol.

Cuando abrieron la puerta trasera de la ambulancia de Tlalnepantla, Estado de México, descubrieron que transportaban ocho tambos de 200 litros cada uno, llenos de gasolina.

El conductor y su acompañante fueron arrestados y la policía informó que el vehículo con rótulos “Ambulancia, Traslados Programados, al servicio de Policía Auxiliar Caprepa”, cuenta con reporte de robo.

CARGAS DE HIDROCARBURO, BIEN DISFRAZADAS Y OCULTAS.
Los huachicoleros han utilizado incluso carrozas mortuorias para el traslado de hidrocarburo por carreteras de Hidalgo.

Usan vehículos de diferentes tipos a los que les adaptan tanques ocultos, o bien, que simulen ser asientos.

Se desplazan durante las noches o madrugadas con sus cargas en tráilers, camiones y camionetas, en su mayoría tipo van y automóviles.

Oficiales de la Policía Federal en Tulancingo, hace unos días detectaron un tracto-camión acoplado a una jaula con un tanque que transportaba 38 mil litros de gasolina con presunta carga de maíz como coartada.

En otro caso, policías municipales de Santiago Tulantepec notaron que dos vecinos que se acercaron supuestamente a comprar pan en un automóvil compacto, llevaban cada uno un garrafón.

Revisaron de los supuestos panaderos y encontraron pequeños garrafones llenos de combustible.

En San Agustín Tlaxiaca, mandos de Seguridad Pública mencionaron que en una ocasión detuvieron al conductor de una colectiva que, en lugar de pasajeros, transportaban tambos con huachicol.

Asimismo, policías de Pachuca y Mineral de la Reforma han descubierto que transportan recipientes con hidrocarburo en las cajuelas o asientos traseros de taxis.

En Cuautepec integrantes de seguridad municipal arrestaron a dos personas que, en una carroza para difuntos, transportaban bidones hasta el tope de combustible.

Por otro lado, en Tulancingo, sobre el bulevar La Morena, en una ocasión el conductor de un camión de redilas, con supuesta carga de verduras y hortalizas, pasó un tope sin frenar y empezó a derramar gasolina.

Cuando los agentes de Seguridad Pública se dieron cuenta y lo revisaron, observaron que en realidad llevaba más de 10 mil litros en bidones y tinacos, uno de los cuales se abrió y provocó el derrame.