Aprovechan plaga de chapulines para comercializarlo como alimentos

Aprovechan plaga de chapulines para comercializarlo como alimentos

Local
|

Por la canícula llega la plaga de chapulines, y en comunidades al norte de León aprovechan para hacerlos comida.

El chapulín es utilizado para ser comercializado en otros estados. FOTO: Especial


En comunidades rurales del norte de León aprovechan la plaga de chapulines que surgen en esta temporada de la canícula para producir alimentos, como es tortilla y “botana”.


Ya nada se desperdicia en estos tiempos y en algunas comunidades están capturando los chapulines para asarlos con chiles y sal, y comercializarlos, pues contienen mucha proteína, dice el director de Desarrollo Rural del Municipio, Rodolfo Ponce Ávila.


El funcionario señala que como todos los años, en esta temporada de calor y lluvia, por la humedad y la canícula, se generan plagas de chapulines en el campo y tienen que combatirlos para que no acaben con las cosechas.

Rodolfo Ponce Ávila


“Brota la plaga, pero sólo se presenta en la zona norte del municipio, principalmente en cañadas, donde hay mucha pendiente”.


“Se quitaron los químicos y ahora el control el biológico, por medio de un hongo que se llama Metharizum. Se fumiga en parcelas que son puntos estratégicos y sobre los caminos, verdes y cañadas. Este producto ataca que sistema digestivo del chapulín”, destacó.


Pero los chapulines están siendo comercializados.


“Una parte de la plaga se combatió con productos biológicos, pero por otra parte se está capturando el chapulín y un grupo de señoras lo están comercializando. Una parte la muelen para revolverlo con la masa de maíz y hacer tortillas o lo venden entero, tostado, con sal, chile y limón. Ya tenemos un año comercializándolo y les va muy bien a las personas.


“De ser una plaga ahora se utiliza como alimento porque tiene arriba de un 18% de proteína”, señala Rodolfo Ponce.


En una de estas comunidades donde ya capturan a los chapulines para la “botana” es la comunidad de Saucillo de Ávalos y la Mesa de Ibarrilla, y otras comunidades de la zona norte del municipio donde los chapulines eran una plaga.


“Los habitantes han encontrado una forma de obtener ingresos con la captura. Los doran, les ponen chile, y sal, como en Oaxaca y tienen una gran demanda. Se está comercializando mucho. También se dedican al cultivo del nopal. Es un grupo de mujeres emprendedoras a las que se les está apoyando”, subrayó Rodolfo.


 



tu opinión es importante ¡compártela!

¿Comerías Chapulines?

No