Rapean en Hñähñu para preservar la lengua

Rapean en Hñähñu para preservar la lengua

México
|

Los Winrappers, grupo de rap Hñähñu surgen como una alternativa contra el olvido de la lengua materna de aproximadamente 280 mil mexicanos

Cargar

En México hay 7 millones de hablantes de alguna lengua indígena, y por lo menos 280 mil hablan Hnähñu


Ángel Delgado David Steck, estudiante del Diplomado en Cultura y Gramática de la Lengua Hñäñho, impartido en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), elaboró como proyecto final Rap Hñähñu: Una estrategia para la Comprensión auditiva. 


Su proyecto asegura es "una herramienta didáctica que ayuda a facilitar la comprensión auditiva de esta lengua para rescatarla".
Actualmente una gran cantidad de lenguas originarias están en peligro de desaparecer, entre ellas la lengua Hñäñhu que ha sido invisibilizada. Sin embargo, el fotógrafo David Steck, por medio del análisis de una pieza de rap busca sensibilizar a la gente sobre la riqueza del lenguaje la problemática y la vida diaria de los jóvenes Hñähñu.
 


Los Winrappers, grupo de rap de la etnia Hñähñu del Valle del Mezquital, en su canción "Nuna ma thuhu" que se traduce como "Este canto mío" rapean sobre la vida cotidiana y la historia de su barrio y lo hacen en su lengua natal.


La pieza musical de los Winrappers es una pieza originaria potente y en ella se habla del contexto de su comunidad desde el lenguaje y perspectiva de sus hablantes desde una nueva alternativa.

"Lo alternativo para ellos es pararse en la tribuna y hablar su lengua. Les gusta el rap pero lo combinan con su lengua".


A través de su canto exhortan a los jóvenes de la etnia a sentir orgullo de su lengua, respetarla e incentivar la tolerancia, igualdad y respeto a los derechos humanos, en el marco de un panorama adverso y lleno de discriminación hacia ellos.


Históricamente el rap surgió como una expresión de guetos o comunidades segregadas; esta etnia está en una situación de segregación similar. La visceralidad del género musical converge con su contexto, la lírica y la música.


En un país dónde hay más de 7 millones de hablantes de alguna lengua originaria de los cuales aproximadamente 280 mil hablan Hñäñhu en el país, según cifras de la Coordinación de Identidad e Interculturalidad de la UAQ, los Winrappers surgen como una alternativa contra el olvido.


En este marco se circunscribe el trabajo de Stek, dijo en entrevista para EL UNIVERSAL, que analiza la gramática como protagonista del aprendizaje de una lengua;

"al hacer comprensión auditiva aprendes realmente la manera en que la gente habla en su barrio o en su pueblo, aprendes su tipo de idioma y la gramática que existe en las calles: la coloquial".


Enfatizó que "el idioma Hñäñhu actualmente se considera en peligro de desaparecer porque ya no hay muchos hablantes. La mayoría son los ancianos; de generación en generación se va perdiendo la tradición" pues con todas las tendencias musicales y de la moda los jóvenes van a adquiriendo muchas tendencias del país vecino y se avergüenzan de sus raíces.


El fotógrafo de origen suizo señala que "la vergüenza y la discriminación tienen que ver con miedo", pues asegura conoce casos de gente indígena que es castigada en las escuelas por hablar su idioma materno y "muchas veces los padres prefieren que sus hijos estudien en español o incluso en inglés".


Esta etnia viven una doble opresión; primero porque viven en comunidades marginadas y después por su condición de mestizaje que suele invisibilizar a la cultura indígena. "Dejan de hablar su lengua por pena, por sentirse señalados", por lo que el racismo podría ser la principal causa de esta ruptura de la tradición oral.


La dinámica diseñada por el académico consiste en replicar sonidos de pronunciación y entonación a través de la audición. "Todo tiene que ver con la comprensión de enunciados" es decir, procesar palabras y hacer un análisis del contexto de lo que significan.  


 


Sigue leyendo:

Joven indígena se queda sin beca y pide ayuda para continuar con posdoctorado