Señalan vulnerabilidad de jóvenes: 55% de los desaparecidos son menores de 30

Señalan vulnerabilidad de jóvenes: 55% de los desaparecidos son menores de 30

México
|

Durante el taller Jóvenes, Paz y Seguridad también se apuntó que el 66.1% de ellas ha sufrido algún tipo de violencia.

El obstáculo fundamental es que no se ha podido focalizar qué tipo de violencia afecta de manera específica a los jóvenes


En México, 55% de las personas desaparecidas son jóvenes, a quienes también se les violentan sus derechos a la educación, al empleo y a la salud, alertaron los especialistas que participaron en el taller Jóvenes, Paz y Seguridad. En el evento dialogaron sobre las problemáticas que enfrenta ese sector de la población y lo que se necesita hacer para impulsar su desarrollo.


El foro fue organizado por la Red Soy Joven, en la que participan más de 32 organizaciones de la sociedad civil, colectivos e instituciones. Los participantes hablaron de la violencia que enfrentan los jóvenes, ya que, de acuerdo con la encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el 50% de ellos viviría en otra parte si tuviera la posibilidad de hacerlo.


Los especialistas también mencionaron que el 55% de las personas desaparecidas en el país son jóvenes entre los 15 y los 29 años, lo que muestra el estado de vulnerabilidad en el que están.


Aideé Reséndiz, del Colectivo de Investigaciones Interdisciplinarias en Derechos Humanos de Género, destacó que las mujeres jóvenes son uno de los grupos que enfrenta más peligro, puesto que 66.1% de ellas ha sufrido algún tipo de violencia, ya sea de género, sicológica, física o patrimonial, entre otras. Lamentó que en el país se están reproduciendo ciertas conductas que están afectando las estructuras sociales, fomentando la violencia.



Keyla Vargas, del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia A.C. (Casede), dijo que el obstáculo fundamental es que no se ha podido focalizar qué tipo de violencia afecta de manera específica a los jóvenes en un lugar específico, por lo que se hacen generalizaciones, las cuales estigmatizan a ciertos tipos de juventud.


Añadió que esa situación tampoco permite hacer diagnósticos acertados.

"Requerimos de indicadores específicos que nos den la oportunidad de hacer acciones más efectivas y que en realidad incidan en la reducción de las violencias", afirmó.


Discriminan a consumidores 


Consuelo Salcedo, de la organización Juventud Luz y Esperanza, resaltó que los jóvenes que consumen alguna sustancia son doblemente estigmatizados, además de que se les criminaliza y en muchas ocasiones son víctimas de detenciones arbitrarias, porque incluso cuando hay un grupo reunido en la calle se cree que están confabulando.


Resaltó que quienes son consumidores también son discriminados en los hospitales o centros en los que se les debería brindar atención, provocando que no se les otorguen los servicios de salud que necesitan para su rehabilitación.


La deserción escolar también es otro de los principales problemas que enfrentan la juventud, advirtió Daniela Dorantes, directora ejecutiva de Servicios a la Juventud (Seraj), dijo que esa situación es multifactorial y por lo tanto los esfuerzos para contrarrestarla deben venir desde diversos puntos.


Mencionó que entre 600 mil y 700 mil jóvenes abandonan anualmente sus estudios de nivel medio superior, lo que representa una crisis para el sistema educativo. Las causas de la deserción es diferente dependiendo el sexo, en la mayoría de los hombres se da por la necesidad de trabajar y en el caso de las mujeres por cuidar a sus hijos.



El especialista Gustavo Hernández, explicó que el trabajo es otro de los rubros a los que hay que darle mayor impulso, porque 22% de los jóvenes, es decir, 7 millones, no tienen oportunidad de trabajar o estudiar, los comúnmente llamados "ninis".


Indicó que 60% de los que están trabajando actualmente lo hacen en la informalidad, mientras que quienes están contratados sufren la precariedad en prestaciones y salarios, puesto que los jóvenes ganan en promedio entre 2 mil 200 y 6 mil 500 pesos mensuales, dependiendo del nivel educativo que tengan. Los especialistas coincidieron en que es necesario trabajar en fortalecer las políticas públicas que están dirigidas a los jóvenes, con el objetivo de impulsar su pleno desarrollo y que gocen de todos sus derechos humanos.