Súper delegados y otras cuestiones de AMLO
Súper delegados y otras cuestiones de AMLO

Súper delegados y otras cuestiones de AMLO

Opinión
|

Le corresponde a la sociedad civil oponerse a cada una de las disposiciones que afecten a la nación y se considera que esta es una de ellas.

.


 


Una de las múltiples disposiciones del nuevo presidente electo de la república mexicana, ha sido la implementación de los ahora llamados “super delegados” término popular con que se les ha designado a los 32 delegados estatales y 256 regionales en todo el país, que está nombrando desde ahora AMLO, uno por cada estado -respecto a los delegados-, que vienen a sustituir a los delegados existentes, que tenían facultades muy limitadas y que no le hacían sombra al gobernador de cada entidad y que no se compara ahora con el poderío que van a tener los recién nombrados,


El futuro presidente, se está anticipando al período que le corresponde constitucionalmente, sin que nadie le diga nada, por su activa participación adelantada. Hago notar que tomé algunas notas del periódico Reforma y del periódico El Palemón.


Abordando el tema que el día de hoy nos ocupa, debemos anotar que el día de ayer sábado hizo 8 días, en que el futuro presidente, reunió a todos los delegados, con objeto de instruirlos acerca de la funciones que deben desempeñar, las cuáles no están bien definidas, ni por AMLO, ni por su esquipo, pues sólo les hizo saber, en términos generales, cuales deben ser sus funciones.


El argumento principal ha sido el abuso que algunos gobernadores como Duarte de Veracruz y muchos otros, que abusaron de las finanzas públicas y para evitar la repetición de esa historia, es que está nombrando a los susodichos.


Les mencionó que deben garantizar que los recursos federales ¿todos? sean efectivamente destinados al programa para el que fueron hechos, sin que haya intermediarios como pudieran ser los propios gobernadores, favoreciendo a sus amigos en la asignación de contratos respectivos, o de plano la desviación de recursos, que si los hay, pero con la anuencia del gobierno federal.


No podemos de ninguna manera, utilizar el mismo rasero para todos los gobernadores, pues hay de todo en la viña del señor. Otro de los objetivos que les fijó, fue la de vigilar las compras con recursos federales y hacer transparentes las licitaciones, evitando los famosos “moches”.


Otra encomienda que les hizo, fue la de depurar los beneficiarios de los programas sociales para acabar entre otras cosas con los aviadores y que cumplan los beneficiarios con el perfil que se establezca. Va a haber un coordinador general de los delegados, que recayó en Gabriel García Hernández, quien actualmente funge, como secretario de organización de Morena y es virtual subsecretario de la futura secretaría de bienestar que será instituida en fecha próxima.


Tendrán comunicación directa con el nuevo presidente, pero les pidió que se coordinen con el ejército y las fuerzas federales no sé para qué. Sin embargo, se considera que esto va en contra del pacto federal y ya fue cuestionado por los gobernadores y mandatarios electos.


La pregunta que surge es: ¿Cuál será la labor de los gobernadores y de los presidentes municipales, si existe un delegado que se considera arriba de ellos?


Por lo pronto el gobernador electo de Jalisco, mencionó que no permitirá que ningún funcionario ejerza las funciones que le corresponden al gobierno que él encabezará. No vamos a permitir que se generen poderes por encima de los poderes hasta ahora establecidos y está perfectamente asentado, que en el estado gobierna el gobernador.


Lo mismo fue cuestionado por el gobernador de Chihuahua Javier Corral y el gobernador de Nuevo León, quien llegó a amenazar salirse del pacto federal, puesto que es una facultad de los propios gobernadores.


No cabe duda, que, en este caso, le corresponde a la sociedad civil, el oponerse a cada una de las disposiciones que afecten a la nación y se considera que esta es una de ellas.


Las organizaciones civiles serán un contrapeso importante y ejercerán presión en todos los casos que afecten el futuro del país. Deben ser tomadas en cuenta, las opiniones de la sociedad civil, como en el caso que sucedió de evitar el nombramiento automático del procurador de la república, como titular de la fiscalía general de la república.


Se está pugnando por que el nombramiento del titular de la fiscalía general de la república, cuente con autonomía e independencia y no sea propuesto por el actual presidente Enrique Peña, tomando en cuenta las recomendaciones de AMLO, como ya se ha mencionado.


Así podrían cuestionarse otros muchos asuntos, como el tren maya o la continuación del nuevo aeropuerto, que por cierto éste, está sujeto a consulta pública y ¿por qué los otros no? Si no lo hago es por falta de espacio.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx