Acusan presunta negligencia en el IMSS por muerte de mamá y su bebé

Acusan presunta negligencia en el IMSS por muerte de mamá y su bebé

Sucesos
|

MarÍa Reina acudió al IMSS por dolores, no la quisieron atender, cuando la revisaron su bebé ya había muerto, ella falleció en el lugar.

Cargar

Maria Reina suplicaba que la atendieran porque ya no sentía el movimiento de su bebé. Fotos: Staff AM.

Para María Reina Cisneros Sánchez su mejor y más anhelado regalo de cumpleaños era el nacimiento de su bebé. Mañana cumpliría 27 años.

Sin embargo, ni ella ni su pequeña vivirán ese sueño debido a que ambas murieron antes del parto en el hospital del IMSS, en Irapuato.

La Subprocuraduría de Justicia de Irapuato, a través de su área de Comunicación Social confirmó que la Agencia número 8 del Ministerio Público inició ya una carpeta de investigación de muerte por posible negligencia médica en este hospital.

De acuerdo con los familiares, a las 7 de la tarde del viernes, María Reina llegó a urgencias del Seguro Social con 2 centímetros de dilatación, sangrado y tirando líquido. Estaba ya lista para dar a luz. Pasaron 3 horas y aún estaba en la sala de esperas del área de Tococirugía, sin suero y con mucho dolor.

Señalaron que una enfermera argumentó que “había tiempo”, y que, además, había otras dos mujeres antes que ella para entrar a quirófano, pues tenían que realizarle cesaría porque la bebé estaba muy grande.


Foto: Staff AM. 

La familia insistió hasta que la mamá de María Reina entró en desesperación al ver que eran las 5 de la mañana del sábado y aún no la atendían.

“Ella (su madre) entró como pudo y se encontró en el pasillo al cirujano, le reclamó, salieron mal, entre empujones ella logró llegar hasta Reina; pero ya estaba muy mal, con una fiebre terrible”, relató su tío Noé.

A las 7 de la mañana exigieron que se las dejaran sacar para trasladarla a un hospital particular, pero se negaron.

“Una hora después ellos (el IMSS) la trasladaron al (hospital privado) Santa Teresa para hacerle un ultrasonido. Entró a las 8:30 y así como entró salió, si acaso duró media hora; por suerte mi hermana y yo escuchamos una conversación porque el radiólogo dejó la puerta abierta; les marcó al Seguro diciéndoles que porqué le habían mandado a esa paciente en esas condiciones, que él no se haría responsable y que ya iba para atrás otra vez”, platicó.

A la salida, el personal del hospital Santa Teresa les pidió firmar un documento, pero la familia se negó y salieron con el documento del diagnóstico.

“Cuando sacó el diagnóstico, cuál va siendo mi sorpresa, que ya el producto no llevaba movimiento, no llevaba ritmo cardiaco y ya no llevaba líquido amniótico; era obvio que la niña ya había muerto cuando la mandaron al Santa Teresa”, denunció.

La regresaron al IMSS, la familia intentó ingresar para hablar con los responsables.

“Entre las 11 y las 12 (del mediodía) presentamos la denuncia por la muerte de la bebé en la Agencia 8 del Ministerio Público de turno, pero al regresar mi hermano nos informó que Reina también acababa de fallecer”, comentó Noé.


Foto: Staff AM. 


Ella, quien trabajaba en una planta japonesa en Puerto Interior Silao para la elaboración de amortiguadores, falleció dos horas después de que regresó de los estudios en el Santa Teresa.


“Nos atendió el médico Rubén Ríos, pero nos dijo que no estaba enterado de la situación, se metió y 15 minutos después salió y nos preguntó que si sabíamos que ella tenía diabetes, y eso nos sorprendió porque llevábamos todas sus citas aquí en el IMSS”, añadió el familiar.


Refirieron que María Reina murió tras sufrir dos infartos en el área de Tococirugía y cuando llegaron Policías Ministeriales junto con el agente del Ministerio Público, les negaron también la entrada.


“Cercaron con la seguridad de ellos y una patrulla, no los dejaban ingresar ni a ellos (autoridad ministerial); les decía el ministerial me tengo que pasar a tomar fotos del cadáver porque hay una denuncia penal por negligencia médica. Le insistió el ministerial, Semefo se está acercando y una vez llegando Semefo tiene que llevarse el cuerpo y fue cuando los dejaron pasar”, agregó el familiar.



La Subprocuraduría de Justicia indicó que por el momento no pueden revelar avances del caso debido a que la investigación está en proceso.


Asimismo, el encargado del área de Comunicación Social del IMSS, en Irapuato, Adalberto Valadez refirió que tampoco el hospital podía emitir una postura hasta tener una resolución.