Sujetos quemados en linchamiento no eran robachicos sino campesinos

Sujetos quemados en linchamiento no eran robachicos sino campesinos

México
|

La Fiscalía del Estado descartó que los hombres hayan participado en algún delito.

Linchados en Puebla eran campesinos y no cometieron delitos: Fiscalía. Foto: Especial


Los dos hombres linchados la tarde de este miércoles en el municipio poblano de Acatlán de Osorio eran campesinos y "se descarta que hubieran participado en algún delito", informó la Fiscalía General del estado.


"De manera preliminar se descarta que los occisos hubieran participado en algún delito, presuntamente se dedicaban a labores del campo", se informó en un comunicado de prensa.


 


La Fiscalía General del Estado informó que inició Carpeta de Investigación por el delito de homicidio calificado ante el linchamiento de dos sujetos, los cuales murieron quemados vivos.


El organismo calificó como reprobables hechos e identificó a las víctimas como Alberto N. de 56 años y Ricardo N. de 21 años, presuntamente padre e hijo.


 


Elementos de la Agencia Estatal de Investigación se constituyeron en el lugar para llevar a cabo el levantamiento de los cuerpos con el fin de trasladarlos a donde se efectuará la necropsia de ley.


Se detalló que la Fiscalía de Investigación Regional desarrolla diversas diligencias para dar con los responsables.


"La Fiscalía General del Estado de Puebla continúa con peritajes y técnicas de investigación dentro de la indagatoria", se destacó.


 


 


Y es que la tarde de este miércoles, habitantes del municipio de Acatlán de Osorio, golpearon y lincharon a dos sujetos que presuntamente se robarían a dos menores de edad, además de quemar una camioneta en la que cometerían el delito.


Los hechos se vivieron pasando las 3:00 de la tarde en la comunidad de San Vicente Boquerón, ubicado en el municipio que está enclavado en la mixteca poblana.


Los primeros reportes revelan que la policía municipal rescató a los presuntos robachicos, los cuales eran golpeados por la turba enardecida.


Ambos sujetos fueron trasladados a los separos, pero la población no quedó conforme y los sacó de la comandancia para continuar golpeando a los sujetos.


Enardecidos decidieron amarrarlos para rociarles gasolina y después prenderles fuego hasta que perdieron la vida.