Piden proclamar 'moratoria' en financiamiento y construcción de muro fronterizo

Piden proclamar 'moratoria' en financiamiento y construcción de muro fronterizo

Mundo
|

Organizaciones pro-inmigrantes criticaron la “exagerada politización” de la política fronteriza del gobierno de Donald Trump.

FOTO: EL UNIVERSAL

Organizaciones pro-inmigrantes y en defensa del medio ambiente criticaron la “exagerada politización” de la política fronteriza del gobierno de Donald Trump, basada en “la siembra de miedo”, y reprocharon que insista en la construcción de un muro a pesar de que todos los análisis reprueban su viabilidad y alertan de los perjuicios que causaría.

En un nuevo estudio publicado este miércoles instan a que, dada la ineficacia pasada, presente y futura de las barreras fronterizas, se proclame una “moratoria en la financiación y construcción de adicionales muros fronterizos, y se revalúe la estrategia que llevó a ello”.

El reporte, titulado “Muerte, dolor y fracaso: impactos pasados, presentes y futuros de los muros en la frontera EU-México”, está realizado por el Centro de Derechos en la Frontera de la American Civil Liberties Union (ACLU) y el Sierra Club, entre otros.

“Construir más muros fronterizos -se llamen muro, valla o barrera- sería un gasto tremendo de dólares, agravaría el daño a las comunidades y al medio ambiente de la frontera; y un incremento en la tasa anual de muertes de migrantes que los muros ya están causando en la frontera entre EU y México”, resume el texto.

Para las organizaciones, los muros no han servido ni han tenido ningún efecto para resolver los problemas que debía solucionar. Al contrario: solo han causado estragos con una visión “miope” de lo que pasa en el área, sin intentar arreglar la raíz que provoca la migración y tráfico de personas que tanto se quiere perseguir.

“Algunas de las 654 millas de barreras fronterizas construidas en el último cuarto de siglo no han cumplido el objetivo paupérrimamente definido de “proteger la frontera”. En lugar de eso, el muro fronterizo existente ha arruinada comunidades, destrozado ecosistemas delicados, y redirigido los cruces a áreas más remotas y traicioneras donde miles de hombres, mujeres y niños han perdido la vida intentando entra a los Estados Unidos en búsqueda de seguridad u oportunidades económicas”, se lee en el resumen del documento.

Según explican, las barreras existentes han “fragmentado y degradado” hábitat natural de especies en peligro como el jaguar, el antílope de Sonora o el lobo mexicano; han destruido tierras y santuarios indígenas; y, particularmente, han contribuido al empeoramiento de la crisis humanitaria de muertes en la frontera, “empujando” a los migrantes a áreas de desierto más remotas.

“Ignorar la realidad sobre el terreno se ha convertido en marca distintiva de la política de frontera de los Estados Unidos”, resume.

Para los autores, el hecho de que los intereses políticos hayan guiado las estrategias fronterizas han provocado que no existan “exámenes transparentes de la eficacia de los muros”, y que se sigan construyendo incluso cuando los datos y recomendaciones lo desaconsejan.

Las organizaciones criticaron que la administración Trump, justo antes de tomar posesión del cargo, incluso se plantearon construir partes de muro en la frontera norte, con Canadá, según pudieron saber con documentos obtenidos a través del sistema de transparencia federal que les fueron entregados con muchas partes clave censuradas.

Se espera que, a partir de la próxima semana, el Congreso debata la nueva solicitud de fondos para seguridad fronteriza y el muro de Trump. En el primer borrador de la ley de presupuestos para este ámbito se otorgan 5 mil millones de dólares para la construcción de 200 millas de “nueva barrera para cerrar brechas cruciales a lo largo de la frontera suroeste”.

El debate sobre este tema se prevé incendiado, e incluso podría suponer un enfrentamiento tan agrio que terminara en un cierre de las actividades del gobierno de federal por falta de fondos aprobados para el conjunto de la administración.

Hasta ahora, el Congreso ha aprobado casi 2 mil millones de dólares para seguridad fronteriza, aunque ninguno de estos fondos para nueva barrera. Trump sigue insistiendo que México pagará por el muro. El actual gobierno mexicano, así como el futuro canciller Marcelo Ebrard, siguen manteniendo que no  será así.