Huracán 'Florence' se debilita a categoría 2... ¿por qué aún es tan peligroso?

Huracán 'Florence' se debilita a categoría 2... ¿por qué aún es tan peligroso?

Mundo
|

El huracán perdió dos categorías en 24 horas, pero su potencial destructor no se ha reducido

FOTO: EL UNIVERSAL

El huracán Florence se debilitó a categoría 2 en las últimas 24 horas, pero su potencial destructor sigue intacto.

Florence avanza por el Atlántico hacia la costa de Estados Unidos con vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora y a una velocidad de 28 km por hora.

En su boletín de las 23:00 hora local (03:00 GMT del jueves), el Centro Nacional de Huracanes, o NHC por sus siglas en inglés, informó que el ojo de Florence está a 455 kilómetros al sureste de Wilmington, en Carolina del Norte, y a 520 de Myrtle Beach, en Carolina del Sur.

Florence "se acercará a las costas de Las Carolinas este jueves" y "luego se moverá cerca o por sobre" la línea costera entre el jueves por la noche y el viernes, indicó el NHC. Pero ¿por qué sigue siendo tan peligroso si se debilitó? La clave está en la clasicación de los huracanes, que se basa solo en un criterio y no delata su capacidad de causar enormes daños y pérdidas de vida.


Categorías 1 a 5

La categoría más potente que puede tener un huracán es 5, según la escala utilizada para clasicar estos fenómenos, conocida como la escala Sar-Simpson.

Las divisiones fueron creadas por el ingeniero civil estadounidense Herbert Sar, en 1969, con el n de predecir posibles daños a estructuras basándose en la velocidad del viento.

La escala fue luego expandida por Robert Simpson, exdirector del Centro Nacional de Huracanes, pero sigue basándose en un único criterio, la velocidad del viento.

Un huracán categoría 1 debe tener vientos sostenidos de entre 119 y 153 km/h, mientras que uno de categoría 5 tiene vientos sostenidos de 250 km/h o más.

Si la velocidad es menor a 119 km/h el fenómeno se considera una tormenta y no un huracán.

"La diferencia entre tormentas y huracanes es la velocidad del viento.

Una vez que lleguen los vientos sostenibles, es decir, que se mantengan por un minuto o más, a 74 millas (119 km), ya es categoría 1 de huracán", señaló a BBC Mundo la climatóloga Ahira Sánchez Lugo, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, NOAA.

En un huracán de categoría 5 se espera que un alto porcentaje de las casas sean destruidas y gran parte de la zona sea inhabitable por semanas o meses, según el NHC.

El último huracán categoría 5 que tocó tierra en Estados Unidos fue el huracán Andrew en 1992.

El huracán María, que dejó casi 3  mil muertos en Puerto Rico el año pasado, fue categoría 4.

Marejada ciclónica

Florence es actualmente un huracán categoría 2. Según el NHC estos huracanes están acompañados de "vientos extremadamente peligrosos que pueden causar daños extensos".

Los meteorólogos advierten que un huracán puede ser muy peligroso más allá de su categoría, como quedó demostrado con el huracán Sandy en 2012.