Japón revela impactante ascensor espacial, está inspirado en Torre Eiffel

Japón revela impactante ascensor espacial, está inspirado en Torre Eiffel

Mundo
|

La idea viene desde 1895, cuando un físico se interesó en la Torre Eiffel.

FOTO: Google

Japón está preparando una misión muy especial que se inspiró de la Torre Eiffel para hacer historia: viajar al espacio exterior en ascensor. 

El proyecto es un elevador diseñado para transportar personas y carga por medio de un cable de acero. 

La primera prueba consiste en un experimento en el que se enviarán dos pequeños satélites cúbicos en un contenedor y estaba previsto para el 10 de septiembre desde el Centro Espacial Tanegashima, Japón, a las 10:32 de la noche, pero un pronóstico de tifón hizo que fuera retrasado hasta el viernes. 

Esta será la primera prueba que tenga estas características en el espacio. Si es exitosa, puede que despierte el interés sobre elevadores espaciales que algunos consideraban imposible

Un equipo de investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Shizuoka se encuentra en el proyecto y pretende llegar hasta la Estación Espacial Internacional a 400 kilómetros de altura. Los movimientos serán registrados con una cámara. 

La idea no es nueva, porque llevan décadas soñándola. 

UN VIAJE VELOZ 

Konstatin Tsiolkovsky, físico ruso quedó deslumbrado en 1895 por la Torre Eiffel de París, lo que lo llevó a pensar que una estructura similar podría usarse para mandar cuerpos al espacio. 

La idea originalmente consistía en usar la fuerza centrífuga de la rotación del planeta como si se tratara de una cuerda atada a una pelota que la hace girar. 

Arthur C. Clark, uno de los escritores de ficción, describió esto a detalle en su novela ‘Las fuentes del paraíso’ de 1979, e imaginó que podría ser posible. 

¿Pero cómo se haría realidad? 

El coste de este sistema sería de unos 9 mil millones de dólares, estiman los científicos japoneses, cuyo contratista es la constructora Obayashi Corp 

"Nuestros expertos en construcción, clima, comportamiento del viento y diseño dicen que es posible", declaró hace unos años un portavoz de la compañía, cuando el proyecto estaba en su fase inicial. 

Cuando se termine, esperan que el elevador sea capaz de transportar hasta 30 pesonas dentro de un contenedor con forma de óvalo que se moverá a 200 km/h en un trayecto de 8 días. 

El elevador será impulsado por un motor eléctrico que subirá la cabina a través del cable, que medirá 96 mil kilómetros. Se espera que esto sea posible en el año 2050. 

"En teoría, un ascensor espacial es altamente plausible. Los viajes espaciales pueden convertirse en algo popular en el futuro", declaró Yoji Ishikawa, quien dirige el equipo de investigación. 

No todos están de acuerdo. 

VIENTOS EN CONTRA 

El mayor reto es encontrar un material lo suficientemente fuerte como para combatir la gravedad y vientos de la atmósfera. Los proyectos que hasta ahora se han planteado, integran nanotubos de carbón hasta 20 veces más fuertes que el acero. 

La NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) también quieren hacerlo viable. Bradley C. Edwards, físico estadounidense, dijo que para construirlo se necesitan como unos 20 años. 

En 2009, la ESA mostró un prototipo en la Segunda Conferencia Internacional de diseño del Ascensor Espacial. 

Años más tarde, Thoth Technology Inc., empresa canadiense obtuvo una patente en Estados Unidos para crear una torre inflable de 20 kilómetros de altura que lograra el propósito, aunque el proyecto no se ha desarrollado. 

Pero para el empresario espacial Elon Musk la idea es "extremadamente complicada". 

"No creo que sea realista crear un elevador espacial. Sería más fácil construir un puente de Los Ángeles a Tokio", dijo en una conferencia en el MIT. 

Pronto saldremos de dudas.