Roban computadoras y celulares a alumnos en Edomex

Roban computadoras y celulares a alumnos en Edomex

México
|

Atracos ocurren en inmediaciones de campus: estudiantes de UAEM; los que cursan Arquitectura e Ingeniería, entre los más afectados

FOTO: EL UNIVERSAL

Los robos a transeúntes y en transporte público, además del acoso sexual, son los delitos que más se registran en las inmediaciones de Ciudad Universitaria, denunciaron estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Durante un recorrido hecho por EL UNIVERSAL en CU y en preparatorias —luego de que 3 mil jóvenes marcharon el lunes para exigir más seguridad—, alumnos entrevistados señalaron que los asaltos se presentan con más frecuencia contra estudiantes de Arquitectura, Ingeniería, Electrónica, Medicina, Enfermería, Química, porque portan celulares, tabletas, computadoras o equipos con alto valor económico que los ladrones ya tienen identificados.

Los jóvenes admiten que no acuden al Ministerio Público a denunciar por razones de desidia, por el tiempo que implica levantar el acta, por desconanza en las autoridades o por falta de conocimiento sobre a dónde deben acudir.

Los estudiantes reeren que los delitos se cometen afuera del campus universitario; por ejemplo, al atravesar los puentes peatonales en Tollocan y Paseo Universidad, ya que ahí están al menos dos bases de transporte público que los trasladan a Metepec, Xonacatlán y Almoloya de Juárez, entre otras.

Además, dicen, hay un sitio de taxis colectivos ubicados sobre la vía López Mateos, donde denuncian se comete por lo menos un robo en alguno de los puntos del recorrido entre Toluca y Zinacantepec.

Las mujeres coincidieron en que son víctimas de acoso por parte de los transportistas y en las zonas que están sin iluminación.

“Creo que el mayor temor es atravesar por la calle Paseo Universidad hacia Tollocan, porque está obscuro, hay poca vigilancia y los robos son al cruzar el puente peatonal, [así como en] el parque Vicente Guerrero [frente a CU], en el recorrido que hacen los camiones, aunque fuera de la facultad siempre hay incertidumbre en las mañanas y en las noches, cuando está menos iluminado”, dijo Roberto, alumno de Arquitectura.

“Es un temor constante, porque a bordo del transporte todo puede pasar, ya es cosa de tener suerte el que no te roben algo arriba, en el camino, además de llegar a la escuela y que antes de entrar, en la calle, no te atraquen”, comentó otro estudiante.

En Ciudad Universitaria hay vigilancia en todas las puertas de ingreso al estacionamiento y para peatones. Los torniquetes se abren con la credencial de estudiante, pero también se puede ingresar en vehículo mos-trando una credencial, sin que los vigilantes pregunten.

Hay sistemas de cámaras de videovigilancia en los campus y áreas recreativas. En el recorrido se observó que se realizan rondines de las patrullas de la Dirección de Seguridad Universitaria, además de la presencia de elementos en las facultades.

Afuera, en los puentes peatonales, no hay patrullas municipales o estatales, en tanto que los alumnos entrevistados rechazan haber recibido alguna plática por parte de la Dirección de Seguridad Universitaria sobre el autocuidado y la prevención del delito.

En el caso de las preparatorias, en la uno, en La Maquinita; la cuatro, en la Teresona, y el plantel tres, en Carranza, el problema es similar, poca iluminación y falta de vigilancia en el trayecto de los jóvenes.