Se preparan para el 'Combate de rosas' en León

Se preparan para el 'Combate de rosas' en León

Local
|

El combate de rosas se llevará acabo este 16 de septiembre en parques y plazas de la ciudad, donde más de uno seguro 'encontrará el amor'.

FOTO: María Fernanda Gasca / Especial.


Como ya es costumbre, después del grito de Independencia, se lleva a cabo el intercambio de rosas de hombres hacia mujeres.


Esta tradición se hace en parques como el Hidalgo o la Plaza Principal, anteriormente también se llevaba acabo en el parque de Panorama, pero según asistentes éste ya desapareció.


Resultado de imagen para combate de rosas leon


Comerciantes de flores, aseguran que aunque la tradición continúa, la venta de rosas cultivadas ha disminuido cerca de un 40%.


“La gente ya venden pura flor de campo, esa es más barata y no dura mucho”, dijo Jesús Gallegos, comerciante.


 

¿QUÉ ES EL COMBATE?


El combate consiste en que varias personas se reúnen en un lugar, unos prefieren ir solos y otros acompañados.


Normalmente, el hombre compra varias flores y al ver a una mujer que 'le llene al ojo' se acerca y le ofrece una flor a cambio de un beso, su nÚmero telefónico o hasta una cita.


Mujeres y hombres recorren el contorno del parque con sus flores y con la esperanza de encontrar novio.


Resultado de imagen para combate de rosas leon


El costo de la rosa cultivada es de 75 pesos 24 piezas, mientras que la de campo es de 40 pesos 100 flores.


“La gente ya da 3 por 10 pesos, la de nosotros se tiene que dar a 10 cada una y la gente ya no lo compra”, agregó el comerciante.


También explicó que el girasol es una flor muy popular en estos tiempos, pero pocos buscadores de amor pagan los 30 pesos que cuesta cada una.


“Lo que se vende muy bien es la esfera que consiste en una tipo pecera con una rosa y líquido dentro, la duración es de 7 meses y cuesta 90 pesos”, explicó.


Jesús, finalmente dijo que este año él no sabe de alguna novedad que este el domingo en los parques de la ciudad.


Sin embargo espera que sus ventas se incrementen un poco y dicha tradición no vaya en picada.