El estadio León sigue en disputa
El estadio León sigue en disputa

El estadio León sigue en disputa

Opinión
|

En este estudio se plantean diversas hipótesis y caminos legales aún pendientes de ventilar o dilucidar


Recientemente recibí un estudio y análisis jurídico, elaborado por un jurista de un despacho muy experimentado, sobre el Juicio Ordinario Mercantil número 9/2011, en que los demandantes Roberto Zermeño Reyes y Héctor González una vez revertido el Fideicomiso de fecha 26 de septiembre de 2000, extinguido en noviembre de 2007, solicitaron la entrega o devolución de la propiedad del Estadio León y Terrenos adyacentes a la asociación “Club Social y Deportivo León A.C.” demandando acción de nulidad del fideicomiso mencionado.


Es ya del dominio público que el juicio fue ventilado ante un Juez Federal de esta ciudad y que de manera muy torpe y superficial dictó una sentencia el día 28 de mayo de 2014, determinando que era procedente la vía y declarando que procedió demostrando con hechos la acción de nulidad y que se devolviera o entregara a la asociación “Club Social y Deportivo León A.C.” el estadio, instalaciones y demás complementos identificados.


No obstante, en este estudio se plantean diversas hipótesis y caminos legales aún pendientes de ventilar o dilucidar, a saber:


a) En un acta especial de fecha 19 de septiembre de 2000, protocolizada ante el Notario Público Salvador Vértiz Correa, los señores Zermeño Vargas y Zermeño Reyes, en cuatro hojas copias simples, sueltas escritas por el anverso, se realizó una Asamblea de los nuevos miembros y asociados del Club Social y Deportivo León, A.C., la cual podría reputarse falsa, pues no presentaron ni los Libros de Actas, ni el Libro de Asociados; en ella se autonombraron Presidente y Vicepresidente, respectivamente, los mencionados padre e hijo. En el estudio se señala que esas actas pueden ser simuladas, falsas y por lo tanto nulas; también el Notario Público pudo incurrir en violaciones y responsabilidades, pero ya falleció. Pese a que señala que solo se presentaron cuatro páginas simples sueltas, más adelante se contradice y afirma que tuvo a la vista los originales. Esa sola circunstancia debió analizarla detenidamente el Juez Federal inicial.


b) En las actas se señala como vicepresidente a Roberto Zermeño Reyes; al reorganizar supuestamente la asociación. Luego con esa Acta se presentan al Ayuntamiento de León siete días después para formalizar un Contrato de Fideicomiso, el 26 de septiembre del año 2000, utilizando ese documento que en el estudio se considera falso; pero allí no acaba todo, resulta que el Fideicomiso lo firman, entre ellos, Roberto Zermeño Reyes, quien posteriormente se sabe que su verdadero nombre es Roberto ADAN, de tal manera que no hubo identidad en la misma persona que podría estar autorizada aun en el acta falsa.


 


c) En la sesión del Ayuntamiento el día 8 de noviembre de 2007 se expresó: “se aprueba extinguir el Fideicomiso denominado “Club León” y, pues en realidad nunca se celebró un Contrato de Fideicomiso firmado con una institución denominada “Club León”, sino con una denominada “Club Social y Deportivo León, A.C.”; por ello en el análisis jurídico se afirma que el fideicomiso para extinguirlo con otro nombre inexistente, sería de imposible realización.


d) La sentencia adolece de congruencia, según el estudio jurídico mencionado, en dos aspectos: El nombre o identidad del demandante lo hace como Roberto ADAN Zermeño Reyes y no concuerda con el del supuesto Contrato de Fideicomiso, ni con el del acta de 19 de septiembre de 2000, donde se autodesignó socio Vicepresidente, Roberto Zermeño Reyes.


e) Se propone presentar Queja Administrativa en contra del Juez Federal ante el Consejo de la Judicatura Federal, por la notoria ineptitud, descuido, omisión de estudio exhaustivo o error en la emisión de la sentencia, a favor de una persona extraña y diferente del juicio y en un acta de Ayuntamiento sobre un fideicomiso con el nombre de “Club León” inexistente.


f) Presentar denuncias penales por los actos simulados fraudulentos y las actas falsas. Y que los Palcohabientes demanden la nulidad absoluta del juicio concluido por fraudulento. Por parte de los socios fundadores sobrevivientes (al menos el Sr. Alfonso Sánchez López y el Lic. Guillermo Liceaga, verdaderos integrantes de la asociación legítima) presentar denuncias o querellas penales, por suplantación, uso de documentos falsos y otros.


Ya el jueves 13 de septiembre el periodista, destacado por sus investigaciones acertadas, José T. Méndez, informó que efectivamente los Sres. Sánchez López, Guillermo Liceaga, Eduardo Hernández Padilla y el Dr. Primo Quiroz a quienes felicitamos por su valentía, honestidad y gallardía, en la defensa de la propiedad del Estadio León, continuarán esta lucha jurídica contra los que mencionan como usurpadores y tramposos, en general a toda la familia Zermeño que se acreditaron como socios indebidamente.


No nos parece descabellado el estudio y análisis jurídico aquí explicado, pues además ya se empiezan a dar los primeros pasos para las propuestas y recomendaciones, y ahora ante la nueva Juez Federal, mujer acuciosa y honrada, se tramitó la duda sobre a qué representantes de la Asociación se entregará el Estadio León ¿a los espurios o a los originales y legítimos? Por lo pronto la entrega quedó indefinida. 


Una luz para llegar a la verdad.


 


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx