Elegir un mal socio puede impedir tu crecimiento

Elegir un mal socio puede impedir tu crecimiento

Finanzas Personales
|

Foto: Especial


El cierre de las cafeterías Juan Valdez obedece en el fondo a una sola razón: la mala elección de un socio en el país. La marca que llevaba la franquicia en territorio nacional no cumplió con el contrato, obligando al cierre de la franquicia en México, cortando así su plan de expansión en esta región.


Este caso es una lección valiosa para los emprendedores que muestra que buscar un aliado para tu negocio es una gran decisión, ya que de ello depende en gran medida su  desarrollo y crecimiento.


De acuerdo con información publicada por el Economista, el mercado de cafeterías en México está valuado en 626.5 millones de dólares y es dominado por Starbucks con 180 sucursales y Punta del Cielo con 47, tan solo en la Ciudad de México.


Juan Valdez se asoció con  Kaffeehaus de México y entre otras cosas, la última debía  abrir 100 tiendas en el país, pero solo fue capaz de inaugurar  10 desde 2013 que se inició la sociedad. Ahora Juan Valdez planea regresar a México en un par de años, buscando sitios estratégicos donde instalar más sucursales.


Hay que recalcar que la marca colombiana está muy bien posicionada en su territorio de origen, de hecho son la marca número 1 del café premium en ese país. Para desarrollar su modelo de negocio a nivel internacional buscaban socios con experiencia, capital, un plan de negocios adecuado, así como compromiso.


Un emprendedor no elige socio solo cuando inicia un negocio. Puede darse también en otras fases como la de maduración, y no solo por la necesidad de inyectarle liquidez al mismo, sino también para darle una visión nueva y frescura, así como para compartir la responsabilidad sobre la administración y la toma de decisiones.


Entre otras consideraciones para no equivocarte sobre tu socio están:


Compartir filosofía y valores


Busca que tu socio comparta la filosofía del negocio, como es la misión, la visión, los valores, la cultura organizacional entre otros. Esto hará más fácil la relación entre ustedes y la manera de llevar la empresa.


No te asocies solo porque es tu amigo


Esta es una de las razones más equivocadas que puedes tomar. Hay ocasiones que la relación de amistad impide que tomes decisiones objetivas por no querer contrariar a tu socio. Además, puede haber un momento en donde la amistad impida delimitar las acciones y papeles que cada uno debe tomar en la compañía. El llevarse bien no es sinónimo de que la sociedad vaya a funcionar.


Buscar el complemento


Un socio ideal no debe ser tu doble, por el contrario, debe complementar las habilidades que tu tienes, de esta forma habrá alguien en la compañía que sea fuerte en ese aspecto y el negocio lo agradecerá.


Conocer su historia


No se trata de que conozcas todo con punto y coma, pero si aspectos importantes como sus estudios, trayectoria profesional y su estabilidad. Esto ayudará a que el negocio tenga entre sus filas a un buen elemento y se nutra con su experiencia.


Visión compartida


Definitivo es necesario que compartan una visión sobre lo que quieren en el negocio para encaminar los recursos y llegar juntos ahí.


Con información de: https://info.premo.mx/socio-puede-impedir-tu-crecimiento/