El verdadero rival de Yesica Hernández: el clembuterol

El verdadero rival de Yesica Hernández: el clembuterol

Deportes
|

Ganadora de Oro en los Olímpicos de al Juventud, Yesica Hernández revela su estrategia para evitar un posible dopaje

Yesica Hernández durante la final en los Juegos Olímpicos de la Juvntud.


Medalla de oro en mano, Jesica Yadira Hernánez confiesa cuál es su verdadera preocupación deportiva: la carne contaminada con clembuterol.


Ganadora de la primera medalla individual de Oro para México en unos Juegos Olímpicos de la Juventud, la leonesa sabe que su carrera recién inicia y que su deporte, el levantamiento de pesas, está bajo la lupa en cuestiones de dopaje.


“No tengo nutriólogo ni nada, o sea sí tenemos en León pero ahorita no tengo una dieta ni nada, pero tampoco es para que me esté metiendo (sic) así cosas que no, comida rápida, pues, sino que carne es lo que necesitamos o pollo, todo eso, huevo, es lo que uno necesita más”, comenta Yesica aún desde Buenos Aires, Argentina, sede de los terceros Olímpicos de la Juventud.


“De hecho casi no como carne de res por lo mismo del clembuterol, casi todo el año llevo comiendo pollo... y sí me gusta el pollo, pero ya no lo aguanto ahorita, es que como eso casi de todos los días”, agrega.


En la década reciente, varios deportistas mexicanos han sido acusados de dopaje luego de consumir accidentalmente carne contaminada con clembuterol, una sustancia usada ilegalmente para engordar el ganado.

Aficionada del Club León


Además, Yesica revela que su primer impulso deportivo fue hacia el futbol, aunque su talento la llevó al inesperado camino de la halterofilia.


“De hecho yo no conocía la halterofilia, yo jugaba futbol… de hecho nadie de nuestra familia conocía las pesas, pero mis papás me dijeron 'si tú quieres, nosotros te apoyamos'”, recuerda la leonesa.



“Nunca me imaginé llegar a levantar pesas porque como te digo, no las conocía y siempre lo que me gustaba mucho era jugar futbol, siempre me veía en futbol, futbol y siempre era eso y pues la verdad que nunca me imaginé a llegar hacer pesas y mucho menos a representar a México”.


Incluso, la deportista de 16 años se confiesa aficionada del Club León. “Yo miro los partidos del León, es al equipo al que le voy porque represento a León y Guanajuato”, agrega.