La música experimental como propuesta durante el FIC 2018

La música experimental como propuesta durante el FIC 2018

Espectáculos
|

El proyecto Rorschach_3.0 expone trabajo de Ontiveros, León Morales y Sánchez.

Música. Utilizan diversos tipos de objetos para generar experimentos auditivos. Fotos: Sergio Martínez.


El proyecto de música experimental y visuales audio - generativos (interactivos) del proyecto Rorschach_3.0, será presentada el próximo miércoles 17 de octubre en el Salón del Consejo Universitario como parte de las presentaciones de artistas guanajuatenses dentro del marco del Festival Internacional Cervantino.

Historia del proyecto


Rorschach_3.0 nace en enero de 2007 con la fusión de dos compositores y un programador, Emmanuel Ontiveros, Paúl León Morales y Benjamín Sánchez Lengeling respectivamente. 
En 2012 se integran al proyecto el compositor Ricardo Durán Barney y Thomas Sánchez Lengeling, programador.
Rorschach_3.0 es un proyecto de música experimental y visuales audio-generativos (interactivos), todas sus creaciones son el resultado de la improvisación, la inteligencia colectiva y la capacidad de reacción. Desde su fundación Rorschach_3.0 ha tenido una actividad continua con la que se ha convertido en un referente dentro de la escena de la experimentación audiovisual en México.

Características de su producción


La utilización de cualquier objeto para la producción de sonido, la utilización de procesos electroacústicos y visuales generativos son algunas de las cualidades que distinguen la producción artística de este ensamble.
En esta ocasión, el ensamble Rorschach_3.0 presenta "Variaciones sobre ruidismos futuristas“ que evoca el arte del ruido de la música futurista. Es una alegoría de su manifiesto, un homenaje a Luigi Russolo, una paráfrasis de sus sonoridades, una metáfora de sus resonancias y se enaltece a las máquinas.
Las “Variaciones sobre ruidismos futuristas” son composiciones construidas con murmullos, crujidos o crepitaciones de sonidos complejos, el silencio es cuestionable, la temporalidad se hace relativa al eludir los patrones rítmicos y rehuir a las métricas preestablecidas, ese no-tiempo, sin necesidad de negar lo pasado, puede hacer las veces de sonido futuro.