La carta de una madre a su hijo que fue hallado sin vida semienterrado

La carta de una madre a su hijo que fue hallado sin vida semienterrado

México
|

José Andrés tenía 21 años de edad y estaba estudiando la universidad.  

José Andrés era el hermano mayor de tres hijos. Foto: Especial


A una semana de que se viera con vida por última vez a José Andrés Larrañaga, su madre Lorena Canalizo le dedicó una carta a través de Facebook. En la misma agradeció a la ciudadanía de Tuxtepec, Oaxaca, y de Puebla el apoyo para la localización del joven asesinado.


El emotivo mensaje refiere el comportamiento de su hijo de 20 años de edad, a quien le dice "un poco desobediente" porque se fue de este mundo antes que ella, a pesar que siempre le dijo lo contrario.


José Andrés estaba a punto de cumplir 21 años de edad, tiempo en que la madre describe lo orgullosa que la hizo sentir, por ser "el mejor hijo, el mejor hermano, el mejor amigo; doy gracias a Dios por haberme concedido el privilegio de ser tu mamá y dejarme cuidarte, regañarte y sobre todo amarte infinitamente".


La madre del estudiante de la Universidad de Ciencias y Desarrollo (UDES), Puebla, agradeció la "infinidad de mensajes de apoyo y de solidaridad primero para encontrarte y después para consolarnos y acompañarnos en lo más difícil".


"Llenaste la casa de flores y de tanta gente que no cabíamos en número y manifestaciones de aliento", le describe la mujer a su hijo, a quien también le ofrece detalles de la marcha organizada por amigos, pero a la que se unieron otros ciudadanos.


"Dejaste una huella imborrable mi niño, hiciste lo que tenías que hacer, cumpliste tu misión; no fue en vano", escribió Lorena Canalizo, para después reiterar las gracias a la familia, amigos, conocidos, desconocidos, presentes y ausentes.


Del trabajo de recuperación por la partida de Andrés, también escribió. "Ahora a trabajar en nosotros, tus papás y tus hermanos. Tenemos mucho que hacer, mucho que reconstruir, mucho que reparar".


"Pero así como los que quisieron callarte no pudieron contigo, yo te prometo que tampoco podrán con nosotros, estaremos de pie y con fuerzas para seguir siendo la familia que tanto querías y que siempre fue lo más importante para ti", es otra extracto del texto, el cual termina diciendo: "¡TE AMO CHAMACO! Vuela libre, vuela alto, vuela en paz… Estás en casita de nuevo".


El cuerpo del estudiante asesinado la semana pasada en Puebla, arribó a su natal Tuxtepec el pasado sábado, donde hicieron una caravana de cuatrimotos para pasearlo por donde solía distraerse. El domingo tras una marcha silenciosa, fue sepultado.


Amigos, familiares y quienes conocieron a José Andrés Larragaña Canalizo, lo describen como un joven aplicado, deportista, reservado y tranquilo.


Se mudó hace un par de años a la ciudad poblana para cursar una carrera profesional en la UDES. 


José Andrés era el hermano mayor de tres hijos, practicó futbol y disfrutaba de las actividades y deportes en moto. Su padre dedicado a la ganadería y su madre, al cuidado del hogar.


El 1 de octubre el joven salió de su domicilio en Puebla camino a la escuela, a bordo de su automóvil marca Mitsubishi, tipo Lancer, pero no volvió. La última comunicación que estableció, según los reportes de investigación, fue poco antes de las 21:00 horas de ese mismo día.


Por el hecho la familia presentó la denuncia 14986/2018 Zona Centro la mañana del martes, cuando se activó el protocolo de búsqueda de personas no localizadas y desaparecidas de la Fiscalía General del Estado de Puebla.


Días después, el estudiante fue localizado sin vida en campos de cultivo de Santa María Nenetzitlan, del municipio de Acajete, donde estaba semienterrado.


Sigue leyendo:


Video. Detienen a 3 hombres, asesinaron a chofer de Uber


Asesinan a un hombre a balazos en el fraccionamiento Hidalgo


Así puedes ocultar las 'conversaciones prohibidas' en WhatsApp


Traía arma de fuego presunto asaltante que intentan linchar comerciantes


Muere motociclista al impactarse con camión de carga


Ellas son las concursantes transgénero que harán historia en Miss Universo