Cumple Celaya 448 años de historia y tradición

Cumple Celaya 448 años de historia y tradición

Local
|

El 12 de octubre de 1570, fue expedida la cédula de fundación de la Villa de la Purísima Concepción de Celaya.

Algunas construcciones históricas todavía embellecen el centro de la ciudad, como el Colegio de la Purísima Concepción, erigido donde se ubica actualmente el templo de San Francisco. / Fotos: Especiales


Hoy, Celaya festeja el 448 aniversario de su fundación, una fecha que a lo largo de los años se ha buscado desmitificar.


El 12 de octubre de 1570, por disposición del Virrey de la Nueva España, Martín Enríquez de Almanza, fue expedida la cédula que daría origen a la fundación de la Villa de la Purísima Concepción de Celaya.


Virrey de la Nueva España, Martín Enríquez de Almanza,

 


Sin embargo, no fue sino hasta el primero de enero de 1571, que se reunieron todos los requisitos para formalizar el título de esta ciudad tras algunos desencuentros entre los pobladores.


Para llegar a ese momento histórico tuvo que existir una petición formal por parte varios labradores del ‘Mezquital del Apaseo’ en julio de 1570, encabezados por Domingo de Silva, alcalde ordinario del primer voto de la villa tras su fundación, describe el historiador guanajuatense Rafael Zamarroni en su libro ‘Celaya tres siglos de su historia’.


En aquel entonces, el pueblo era un asentamiento importante por la producción de granos, chile y maguey, para surtir a toda la región e incluso zonas mineras que ya tenían importantes asentamientos como Zacatecas y San Luis Potosí.


Celaya en el Camino Real de Tierra Adentro, mapa de 1580 del Dr. José Luis Lara Valdéz.
 

Los viajeros y habitantes españoles eran víctimas de ataques chichimecas por lo que los pobladores interceptaron al virrey de la Nueva España para solicitar la aprobación de la fundación de una villa de españoles y tener un mayor orden jurídico en la zona.


Dicha aprobación fue expedida un día cómo hoy pero de 1570, no obstante el 1 de enero de 1571 se concretó la fundación sobre un poblado indígena llamado Na-Tah-hi que en lengua otomí significa debajo del mezquite o a la sombra del mezquite.


Más de treinta o cuarenta hombres casados (vascos en su mayoría), con residencia fija allí como lo pedía el virrey, escucharon misa del Espíritu Santo, y tras haber comulgado y cantado el VeniCreatorSpiritu en la zona que hoy conocemos como Barrio del Zapote, procedieron a nombrar su Cabildo.


“En la dicha parte y lugar e haga y funde la dicha villa y se pueble de españoles conforme a la traza que el dicho alcalde dexo (sic) hecha la qual (sic) dicha villa se llame la villa de nuestra señora de la concepción de Selaia (sic) [Celaya] y los vecinos que en ella asentasen y viviesen llegando a treinta hombres casados puedan juntarse y señalar cavildo (sic) y parte donde se junten y desde el día de año nuevo primero viene del año primero venidero de mil y quinientos y setenta y uno”, señala una parte del permiso de Fundación.


 


‘Edifican’ la historia


 


Con el crecimiento de la Villa, comenzaron a levantarse algunas construcciones históricas que todavía embellecen el centro de la ciudad, como el Colegio de la Purísima Concepción, antecedente de la Real y Pontificia Universidad de México, erigida donde se ubica actualmente el templo de San Francisco.


El 20 de octubre de 1655, la Corona española concede a Celaya el título de Muy Noble y Leal Ciudad, lo que le otorga el derecho de portar un blasón o escudo de armas.


El escudo, con una banda estilizada que forma un óvalo, es adornado con cinco carcajes de flechas, con tres franjas en colores azul, blanco y rojo, símbolo de realeza, pureza, poder y soberanía.


En la parte superior, está la imagen de la Virgen de la Purísima Concepción, así como la corona de Felipe IV y una cueva, en honor del Virrey Fernández de la Cueva.


En el medio, está la representación de los fundadores de Celaya bajo un mezquite. En la parte baja, dos brazos rinden sus arcos, significando la pacificación de las tribus colonizadas.


 


Piensan ya en los 450 años


 


A dos años del 450 aniversario de la conmemoración de la fundación de Celaya se debe seguir impulsando la formación, protección y conservación del patrimonio cultural del municipio, señaló el historiador Rafael Soldara.


Lamentó que aún se conozca poco de lo que rodea en el municipio por lo que el 450 aniversario de la fundación podría ser un excelente motivo para seguir impulsando la cultura en el municipio.


Señaló que si bien se han realizado varios esfuerzos para aumentar la divulgación de la cultura en Celaya, aún falta fomentar el gusto por la historia.


“La fundación de Celaya nos invita a reconocer en nuestra historia la importancia del legado que se ha forjado en nuestra ciudad y tenemos una responsabilidad compartida para el resguardo de ese patrimonio cultural”, señaló.


Finalmente puntualizó que al conmemorar esta fecha se hace un reconocimiento a las tradiciones y costumbres de nuestros antepasados.


 


Inicio de una gran ciudad


-El 1 de enero de 1571 se concretó la fundación sobre un poblado indígena llamado Na-Tah-hi que en lengua otomí significa debajo del mezquite o a la sombra del mezquite.


-Los regidores que integraron el primer cabildo fueron Miguel Juan de Santillán, Diego Pérez Lemus, Domingo Martín y Lope García quienes eligieron al primer alcalde ordinario de primer voto a Domingo de Silva.


-El 20 de octubre de 1655, la Corona española concede a Celaya el título de Muy Noble y Leal Ciudad, lo que le otorga el derecho de portar un blasón o escudo de armas.


 


VE LA FOTOGALERÍA


 


 


Conmemoran 448 años de fundación de Celaya


El aniversario número 448 de Celaya fue conmemorado este día en el Templo de la Asunción, situado en el barrio del Zapote.
Ahí, Pablo Pérez, profesor del Instituto Celayense expuso la reseña del permiso de fundación, mismo que fue emitido el 12 de octubre de 1570.


Expresó que la petición se hizo al virrey Almanza, el 27 de julio de 1570 por estancieros y labradores españoles del Mezquital de Apaseo, que abarca lo que actualmente es Apaseo el Grande, Apaseo el Alto, así como parte de Celaya, Comonfort y Cortazar.


Fue el 12 de octubre de aquel año que logró concederse dicha solicitud y posteriormente, el 1 de enero de 1571 se declara que queda integrado el Primer Ayuntamiento de la Villa, se constituye el cabildo a la sombra del mezquite.


Es entonces cuando se declara formalmente y legalmente la villa de Nuestra Señora de la Concepción de Zalaya.


La presidenta municipal, Elvira Paniagua Rodríguez, quien recientemente tomó protesta en el cargo, encabezó el acto cívico flanqueada por la totalidad de las fuerzas políticas del Ayuntamiento.


Al lugar asistieron alumnos de diferentes escuelas, quien participaron en diversos actos como bailables, y la marcha a Celaya, así como escoltas de las instituciones.


“Este es n momento para recordar de dónde venimos, quiénes somos y de qué estamos hechos los celayenses”, expresó la alcaldesa.


“Hemos forjado con nuestro trabajo, trabajo y talento, el rumbo de este municipio: el rumbo de nuestras familias, pero aún tenemos mucho por hacer”. (Jonathan Juárez)