Nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

Nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

Opinión
|

El futuro del NAIM, se decidirá finalmente con dicha consulta, ya que no se le puede llamar encuesta, puesto que ésta es ilegal.

.


Me llamó la atención, el artículo escrito en la revista “Expansión” en el que aborda entre varios, el tema dcl Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México -NAIM- como se le conoce al que actualmente se construye,  en lo que era el antiguo lago de Texcoco.


En el mismo se menciona, ¿Qué es lo que pasará con las empresas, que actualmente lo construyen, si la “encuesta” que va a realizar López Obrador, resulta negativa a la construcción del mismo? Empresas, a las que se les ha asignado mediante contratos las obras respectivas, en los que se especifica claramente, que habrá sanciones por incumplimiento de los mismos. Se dará respuesta a dicha interrogante, por medio de las respuestas del “pueblo” a la misma, dando contestación a las preguntas planteadas.  


El futuro del NAIM, se decidirá finalmente con dicha consulta, ya que no se le puede llamar encuesta, puesto que ésta es ilegal, por no estar contemplada en nuestra Constitución.


Se llevará a cabo en 538 municipios en que vive cerca del 80% de la población, pues se tomarán en cuenta las capitales de los estados y las principales ciudades. Sin embargo, es conveniente anotar que México cuenta con 2,457 Municipios, sin considerar las 16 alcaldías de la ciudad de México.


Será la consulta del 25 al 28 de octubre del presente año, en 1073 mesas que se instalarán en el mismo número de Municipios y que estarán abiertas de las 8 AM a las 18 PM, según informó en rueda de prensa, el que será seguramente, el próximo Secretario de Comercio y Transporte, Javier Jiménez Espriu, quien se encargó de informar a la prensa por ese medio.


Además, indicó que se llevarán a cabo consultas domiciliarias el sábado 28 y el domingo 29 y el resultado se dará a conocer, la semana siguiente, en forma personal por López Obrador y su equipo, decidiendo así el futuro incierto hasta ahora, del NAIM.


Se le cuestionó, que cuáles serían las preguntas que se formularían en la consulta, a lo que respondió que aún se están elaborando, pero que las mismas no serían “sesgadas”.


Depende mucho el resultado, de cuales sean esas preguntas que se haga al “pueblo” palabra que no es más que una de tantas frases que ha dicho AMLO en su campaña y ya como presidente electo.


Él, no ha tomado posesión, pero que ya se encuentra tomando decisiones, por la debilidad del gobierno saliente, quien por cierto a “sugerencia” de López Obrador, suspendió la campaña que había emprendido, defendiendo la construcción del nuevo aeropuerto, para evitar roces con el gobierno entrante, lo que indica que sí está tomando decisiones el presidente electo, aún antes de que inicie su período constitucional.


La pregunta que surge es si no cuentan las opiniones nacionales e internacionales, que emitieron los técnicos, diciendo en pocas palabras que es viable el nuevo aeropuerto donde actualmente se construye, que es el antiguo lago de Texcoco.


¿Qué sabe el pueblo de cuestiones técnicas aeroportuarias, si la mayoría de los mexicanos, ni siquiera se han subido a un avión en toda su vida? Me parece en lo personal, una verdadera tontería de AMLO, el realizar la consulta mencionada.


Por lo pronto sabemos, que resulta mucho más costoso la suspensión, que la continuación del mismo, según los expertos consultados, además del desprestigio internacional para nuestro país, que acarrearía la suspensión del mismo, lo que seguramente no se está considerado, además del daño económico que esto acarrearía, con el factor antes mencionado.


Hay muchas compañías mexicanas, a las que se les ha concesionado la construcción del NAIM, además de compañías extranjeras, que resultarían gravemente afectadas en su economía. 


Seguramente sus abogados, no se quedarán con los brazos cruzados, e interpondrán las demandas por obra inconclusa, responsabilidad del gobierno entrante.


López Obrador, ha ido modificando un poco su postura respecto al NAIM, pues cuando era candidato, en forma tajante expresaba qué en caso de ser elegido, cancelaría dicho proyecto.


Ya como presidente electo ha moderado un poco sus dichos, por las fuertes críticas que recibió por su postura tan drástica y ahora ya está dispuesto a que sea el “pueblo” quien diga la última palabra, en contra de todo lo dicho anteriormente.


AMLO dice que es imparcial y objetivo y que será la respuesta, en un sentido o en otro, el motivo para que la gente decida el destino final del NAIM.


En lo personal, lo percibo proclive a inclinarse por la opción de ampliar el actual aeropuerto de la ciudad de México, remodelar el aeropuerto de Toluca y construir pistas adicionales en el aeropuerto militar de Santa Lucía, independientemente de lo que opine actualmente.


Sin embargo, reconoce la sobre saturación que tiene el actual aeropuerto, por lo que “resolverá” de una manera u otra, la saturación que crece día a día, del tráfico aéreo.


No nos queda otra alternativa, mas que esperar el resultado de la encuesta, pero no importa que al país lo afecte, en forma definitiva y que no tenga ningún caso llevar a cabo la famosa “encuesta”.