¿Contralor carnal en Celaya?, ¿Ricardo y Diego distanciados?

¿Contralor carnal en Celaya?, ¿Ricardo y Diego distanciados?

Opinión
|

Candidatos a la Contraloría de Celaya no son muy independientes; Diego Sinuhe Rodríguez parece distanciado de Ricardo Ortiz.

.


La lista de suspirantes


 


La carrera por la Contraloría Municipal de Celaya comenzó, y para varios personajes que les encantan los reflectores (cuando les conviene) y los buenos sueldos del erario, parece ser su última opción.


Aunque la alcaldesa Elvira Paniagua le ha dado muchas vueltas al asunto, la mayoría de los cargos están repartidos y pareciera que someterlo al Ayuntamiento es mero trámite, pues ya nadie duda de que los regidores seguirán votando a su favor en un acto de fe al que ellos llaman "un voto de confianza".


La primera sorpresa con que nos encontramos fue el de la inscripción de Francisco Montellano a la convocatoria. Quién mejor que el polémico ex Secretario de Ayuntamiento para ser un fiscal que le cuide las espaldas a Ramón Lemus Muñoz Ledo, el exalcalde. Montellano estuvo envuelto en el escándalo por choques de camionetas oficiales, en los cuales le echó la culpa a sus escoltas. Suerte tuvo de no gustarle manejar, porque dicen que vaya que le gusta la fiesta. Cabe destacar que uno de los requisitos para ser Contralor es que en la administración saliente no haya sido parte del Ayuntamiento, pero parece que ello trae un vacío que favorece al ex Secretario, pues al llamarse el cargo Secretario del Ayuntamiento se sobreentiende que fue parte del mismo, sin embargo, también puede no serlo, pues como miembros son el Presidente, síndicos y regidores, sin embargo la fracción VII del artículo 138 de la Ley Orgánica Municipal no distingue entre integrantes del Ayuntamiento electos o designados; por lo que donde la Ley no distingue, no vale distinguir, según los Principios Generales de Derecho, sin embargo hay quien anticipa que Montellano Rueda no tendrá ningún problema para ser considerado.


Otro caso es el del priísta Rubén Guerrero Merino. Su más reciente experiencia radica en haber sido regidor en el trienio de Ismael Pérez Ordaz, hay quien dice que precisamente es el ex Alcalde quien impulsa a Rubén, pues el Contralor puede revisar la cuenta pública hasta cinco años atrás; lo cual incluye los dos últimos años de Pérez Ordaz. A Guerrero Merino no se le recuerda por haber sido recio opositor, sino todo lo contrario. Guerrero es abogado, pero se desconoce qué experiencia podría tener como Contralor, lo más cercano a eso es que es esposo de Berenice Barrera, otra abogada a quien logró colocar en la Contraloría precisamente cuando fue regidor y su amigo José Luis Nájera llegó como Contralor. Guerrero fue presidente interino del PRI estatal entre 2013 y 2014, lo que legalmente le impediría pues es requisito no haber ocupado puestos de dirigencia partidista cinco años anteriores al nombramiento. ¿Le dará apertura el haber sido sólo interino?, parece que esa será su apuesta, aunque aquí también cabe aclarar que la fracción VI del mismo artículo 138, tampoco hace esta distinción entre dirigentes partidistas interinos o propietarios, por lo que ya se verá si lo consideran o no.


En ambos casos, si a la hora de designar al Contralor y resulta ser Montellano o Guerrero, abriría la puerta a que se impugne dicha decisión.


Otro de los interesados es Luis Eduardo Salazar, Tesorero Municipal y Contralor Municipal en la de Rubí Laura López (2009-2012), quien es recordado como un contador muy capaz, que profesionalizó y sistematizó la operación en la Contraloría, lejano a las polémicas y escándalos.


Sin embargo hay quienes dicen que los dados están cargados a favor de Laura Elena Lara, actual encargada de despacho de la Contraloría. Ella tiene experiencia pues ya trabajó en la Contraloría, cargo que dejó cuando fue removida por el excontralor José Luis Nájera y la mandaron a Obras Públicas. Al menos de inicio ha contado con el respaldo de la alcaldesa Elvira Paniagua para el cargo, pero de ratificarla no sería una muy buena señal, toda vez que no dejaría de ser propuesta por la Alcaldesa, cuando se supone que lo que se busca en la Contraloría es que esté a cargo de alguien independiente para que detecte sin presiones posibles irregularidades en el gobierno.


Pareciera que otra vez estamos ante la elección de un nuevo 'Contralor carnal', que como lo hizo José Luis Nájera, se van sin encontrar nada mal hecho en las administraciones municipales.


 


 


Rompimiento


 


Las señales del rompimiento entre el Gobierno del Estado, encabezado por Diego Sinhue, y el Gobierno de Irapuato, del alcalde, Ricardo Ortiz, se han visto en los últimos eventos de ambos.


Primero, el Alcalde irapuatense señaló que no se les ha incluido del todo en las estrategias de seguridad, por lo que el secretario de Gobierno del Estado, Luis Ernesto Ayala, sostuvo una reunión con el Edil el pasado martes 30 de octubre, en un hotel de Irapuato, sin la presencia de Diego, aunque más tarde inauguraría la obra de rehabilitación de la avenida San Cayetano de Luna, junto a Ortiz Gutiérrez.


La reunión fue muy cuidada por la gente de Comunicación Social del Municipio, esperando que ningún medio lograra dar con la ubicación de los funcionarios, pero no lo concretaron. Ayala Torres, aunque fue nombrado por el Gobierno del Estado para ser el vocero en temas de seguridad, no acompaña a los funcionarios de estas áreas a sus visitas a los municipios, y no quiere atender a los medios, como en esta visita a Irapuato, donde incluso riéndose dijo que el vocero sería el Alcalde de Irapuato, aunque se le buscaba preguntar sobre la situación del Estado, donde se sumaron en octubre más de 250 asesinatos.


El Secretario de Gobierno no dio declaraciones y fue nuevamente Ortiz Gutiérrez quien habló de los compromisos del Gobierno Estatal sin dar detalles, señalando que AHORA SÍ, van a ir de la mano.


Ahí quedó el tema, pero esta falta de cercanía entre el Alcalde y el Gobernador quedaron expuestas durante el evento de inauguración de la obra de San Cayetano de Luna, donde Ricardo Ortiz le dijo a Diego Sinhue que no se iba a ir sin que le pidiera apoyo para Irapuato, enlistando obras como las del paso a desnivel de Prolongación Insurgentes y el paso deprimido en la zona de plaza Cibeles.


Pero en eso no estuvo el problema, sino la manera poco cordial en como se hablaron, pues cuando Diego Sinhue tomó el micrófono le dio un jalón de orejas a Ortiz Gutiérrez, recordándole que primero estaban lo compromisos de campaña, que 'parecía que ya se le están olvidando'.


Dicen los que saben que esta lejanía entre el Estado y el Municipio se debe sobre todo a las decisiones que tomó el Gobernador en materia de seguridad, ratificando a Álvar Cabeza de Vaca y a Carlos Zamarripa, pues varios alcaldes panistas no estuvieron de acuerdo en la decisión, no sólo por la falta de resultados sino la nula coordinación que se da entre las corporaciones. 


 


 


Nuevo Gobernador


 


Parece que el nuevo gobernador Diego Sinhue no ha dejado buenas sensaciones en sus visitas a Celaya, quedando mal con ciudadanos y miembros de la prensa. Atrás han quedado los baños de pueblo, las selfies y largas giras del exgobernador Miguel Márquez, hay un vuelco en la manera de hacer política.


El jueves, Rodríguez Vallejo visitó Celaya para poner la primera piedra de una escuela y entregar dos escuelas Sabes construidas durante la administración estatal anterior. Para su primer evento en la colonia Hacienda Natura, el Gobernador llegó con más de una de retraso, haciendo esperar a la alcaldesa Elvira Paniagua y varios funcionarios. Durante su discurso, Diego presumió la disminución de los homicidios en octubre a comparación de septiembre -publicado ese día por am-, aunque se le pasó decir que, a pesar de la baja, octubre fue uno de los meses más violentos desde que se tiene registro. Dicha referencia causó enojo en varios reporteros de los medios de comunicación quienes al culminar el evento corretearon al Gobernador a pesar de su política de no dar entrevistas banqueteras. Entre la correteada, algunos guaruras también empujaron a vecinos que querían acercársele, quien se detuvo para pedir que si querían entrevista lo agendaran con Comunicación Social.


Varios ciudadanos se quedaron con documentos que les serían entregados al Mandatario y algunos medios ya no cubrieron la gira completa de eventos que incluso no estaban programados en su agenda del día. Ya en comunidades, Sinhue buscó ser más empático con los vecinos, aunque es notorio que incluso jóvenes y mujeres desconocen quién es el nuevo Gobernador.


 


 


Alergia a opiniones ciudadanas


 


La alergia del alcalde de Irapuato, Ricardo Ortiz Gutiérrez por escuchar a los ciudadanos en sus opiniones, quedó evidenciada por los integrantes del sector de la construcción, un reclamo que se ha hecho escuchar de parte de varios sectores sociales.


Esta vez, al Edil irapuatense le tocó recibir el reclamo por parte de integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Irapuato, que reprocharon sin miramientos que esté tan cerrado a tomar en cuenta a los órganos empresariales y ciudadanos.


De manera directa, el empresario Juan Carlos Díaz le dijo que lo peor de su Administración 2015-2018 no había sido la inseguridad, sino que no tuvo disposición de escuchar las opiniones de los ciudadanos.


A Ortiz Gutiérrez no le quedó más que aceptar que sí, que no los había tomado en cuenta, dando la increíble excusa de que fue porque estaba enfocado en crear una estructura municipal que no existía en Irapuato. CMIC aún no tiene las puertas cerradas con el Municipio, como otras asociaciones, entre ellas el Colegio de Ingenieros Civiles, Ejecutivos de Venta y Mercadotecnia, Coparmex y el Observatorio Ciudadano Irapuato Cómo Vamos?, por las críticas ante las decisiones y obras del Gobierno. Esperemos que esta pequeña exigencia no sea motivo para que una vez más, Ortiz Gutiérrez haga gala de su poca tolerancia a la crítica y su gusto por desacreditar a todo aquel que no piensa igual que él.


 


 


Abrir la cloaca


 


Poco a poco van saliendo a la luz más irregularidades de la administración municipal anterior en Celaya y ahora los señalados fueron el ex Director de Tránsito y Policía Vial y el ex Secretario del Ayuntamiento quien pretende volver.


El exdirector de Fiscalización, Daniel Espinosa avaló, dos semanas antes de dejar el cargo, varios permisos a los familiares de José Frederman Villatoro y de Francisco Montellano Rueda en zonas altamente comerciales e incluso firmó un permiso para la esposa de un inspector de la dependencia.


Los permisos de Frederman Villatoro fueron para la mamá, papá, hermano, novia y cuñada del exfuncionario que pretendían instalar puestos de fruta, tacos, elotes y pollos en zonas como la colonia Alameda y en la calle Antonio Plaza. El otro beneficiario fue el ex secretario del Ayuntamiento, Francisco Montellano, a quien se le tramitó el permiso para su hijo Francisco Baruch Montellano Bautista para la venta de tacos en Prolongación Avenida Tecnológico.


Los tres amigos se sirvieron con la cuchara grande antes de irse de la administración municipal y es que ahora se investiga si esos permisos ya comenzaron a revenderse.


Desde que un noticiario de radio informó de la noticia, la alcaldesa Elvira Paniagua quiso dar un golpe en la mesa y mandó a revisar dichos permisos tomando la decisión de revocarlos argumentando que fue un abuso lo que hicieron los exfuncionarios.


 


 


Jalan orejas por contaminación


 


El río Lerma es uno de los nueve ríos contaminados que cruzan Guanajuato, y aunque ciudadanos que habitan en los alrededores, ambientalistas y agricultores han hecho un fuerte llamado a los Gobiernos a buscar soluciones, sólo se echan la bolita.


Este llamado resurgió en la sesión de la Comisión de Fomento Agropecuario del Congreso del Estado que se realizó en el Distrito de Riego 011, en Irapuato, donde un claro y fuerte mensaje al Gobierno de Guanajuato se externó por parte de los campesinos para solucionar la contaminación del río Lerma.


Los agricultores señalaron que incluso, en tiempos difíciles, deben utilizar el agua sucia para los cultivos, que al final llegan a la mesa de los guanajuatenses y de otras partes del mundo.