Duro golpe a los poderes fácticos

Duro golpe a los poderes fácticos

Opinión
|

Hay seis argumentos principales que esgrimen los que defienden que continúen las obras del nuevo aeropuerto de Texcoco

.


El asunto de la cancelación del aeropuerto ha traído un revuelo fenomenal, como hacía mucho no se había visto. Hay opiniones en pro y en contra y todas son válidas, pero lo que es cuestionable, son las opiniones de los articulistas o “periodistas” chayoteros, que protegen intereses creados de aquellos que únicamente ven para sus fines personales o de grupo, no importándoles, para nada, el beneficio del país.


Hay seis argumentos principales que esgrimen los que defienden que continúen las obras del nuevo aeropuerto de Texcoco. Una, que se va a incrementar el turismo. Dos, que se van a perjudicar los trabajadores que están en esta obra porque van a perder sus empleos. Tres, que las pérdidas van a ser cuantiosas debido a que se les va a tener que pagar a los inversionistas poseedores de bonos, por anticipado y que incluso se les va a tener que indemnizar por las ganancias esperadas de su inversión. Cuatro, que también se van a tener que pagar a las constructoras de acuerdo a la obra realizada y pagada. Cinco, que va a ser un desperdicio de dinero esa obra, que va a quedar inconclusa y que para nada va a servir. Y seis, y en esta insisten mucho los chayoteros periodistas y articulistas, que la consulta no es válida, por la forma en que se hizo y, por lo tanto es ilegal y no vinculatoria.


En relación al primer argumento de que se incrementaría el turismo, pues igual se aumentará con la ampliación del actual aeropuerto, construir dos pistas en santa Lucía y ampliar y mejorar el de Toluca.  En lo que concierne a la pérdida de empleos, pues los trabajadores que están en esta obra se pueden ir a santa Lucía, al actual o al de Toluca. Las obras van a continuar en otros lados. En relación a los pagos a poseedores de bonos y a las constructoras, pues eso si puede ser un problema, porque Bancomer expuso que habría que pagar en daños e indemnización, alrededor de 10 mil millones de dólares o 200 mil millones de pesos. Esto si sería una sangría enorme al erario público. Lo de que va a ser un desperdicio esa obra inconclusa. Pues sí, va a quedar como un testimonio de la corrupción y contubernio entre el gobierno y los empresarios.


En relación al último punto de que la consulta no es legal. En esto insisten mucho los periodistas vendidos al gran capital, porque es sumamente importante. En el contrato que firmaron las constructoras, se especifica que una de las causales de la terminación o cancelación de esta obra es por el bien general. Si logra prevalecer este argumento de que no fue legal la consulta, entonces podrían cobrar una indemnización de 45 mil millones de pesos que se especifica como indemnización. Aunque hay otras causales como el que hubiera irregularidades en los contratos, actos de corrupción o favoritismo y en esto aunque si lo hubo, es difícil de probar. Por eso los empresarios, por medio de sus corifeos, insisten que no es legal la consulta.


Aquí el meollo del asunto es que los poderes fácticos, acostumbrados a mandar y a que les obedezcan los gobernantes, están furiosos porque están perdiendo su poder. Después de la consulta, López Obrador dio una conferencia de prensa en donde dijo cosas sumamente importantes. Algo que yo he insistido por años, a través de mis artículos, en la televisión y en la radio, es que debe haber un deslinde entre el poder económico y el político. Que se debe terminar con favorecer a los pocos ricos y perjudicar a los muchos pobres. Pues en otras palabras, pero eso lo dijo Obrador. No habrá más influyentismo. Habrá una separación total entre el gobierno y los empresarios. No habrá más corrupción entre funcionarios y constructores. “Ya no mandan ellos” (Los empresarios) dijo. “Ya eso se terminó, que se vayan…. Acostumbrando”. “Se acabó la corrupción”. “Hay una frontera entre el poder económico y el poder político”. “El gobierno no va a estar al servicio de una minoría (como antes) es el gobierno del pueblo y siempre va a prevalecer el interés general, lo que convenga a la nación, les guste o no les guste”. Y a los mercados financieros les dijo muy clarito que no mandan más ellos, que manda el pueblo. Esto va dirigido a BlackRock y a todas las demás calificadoras. También dijo que no va a ser un florero, que no va a estar de adorno.


El fondo de todo esto es que va a haber un cambio, en las reglas del juego, que ya no mandan los poderes fácticos, llámese Slim, Bailleres y la docena de potentados privilegiados, que se hicieron inmensamente ricos al amparo del poder, Ya habían comprado barato tierras al lado del nuevo aeropuerto en Texcoco los políticos y empresarios y también ya hasta habían hecho un proyecto del actual aeropuerto que lo iban a convertir en otra Santa Fe. Esperemos que se siga con la política de beneficiar a las mayorías y no a unos cuantos privilegiados.


POSDATA.- Agradezco a todos mis amigos sus felicitaciones por mi cumpleaños de hoy domingo 4 de noviembre. Pronto nos volveremos a reunir como antes. Gracias por su amistad e infinitas gracias a mis tres hijas y a mi nieto por la unión familiar y el cariño que hay entre nosotros.


Comentarios y opiniones a los correos:


[email protected]


[email protected]


Twitter: @gonzalezmelecio