Caminito del Rey: una aventura a la orilla del precipicio

Caminito del Rey: una aventura a la orilla del precipicio

Ideas y Estilo
|

Los amantes de las experiencias de alto riesgo deben ir a este lugar en España, catalogado como la ruta de senderismo más extrema del mundo

Los paisajes que se ven desde el Caminito del Rey son únicos. / Foto: Especial


Este recorrido no se toma a la ligera. Quien desea completarlo, debe saber que caminará entre estrechísimos senderos que lucen como una grieta entre dos paredes de piedra. También pasará por secciones cuyo piso es una rejilla que permite mirar hacia el abismo. Y, aunque la experiencia es segura, habrá tramos donde el viajero querrá abrazarse a la roca para superar el vértigo.



Por esto, el Caminito del Rey, en España, es considerado una de las rutas de senderismo más extremas del mundo. No es porque explorarlo represente un riesgo, sino por su ubicación única: abarca ocho kilómetros de un cañón tallado por el río Guadalhorce, en el Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes.


En algunas zonas, la formación alcanza hasta 700 metros de profundidad. Está en la provincia de Málaga, perteneciente a la comunidad autónoma de Andalucía. Queda a dos horas en auto desde Sevilla.


Su origen


Cuando se creó, a principios del siglo pasado, la vía no tenía ningún fin turístico. De hecho, su propósito era facilitar los trabajos de mantenimiento de un canal de agua que serviría como parte de una central hidroeléctrica. Se le llamó Caminito del Rey porque Alfonso XIII acudió a inaugurar la obra.


Antes de que el sendero existiera, ya había una ruta de tren que pasaba por el margen izquierdo del río Guadalhorce; el Caminito del Rey se construyó a la misma altura, pero del lado derecho del río. Cuando terminaron las obras en la zona, la gente de El Chorro, la aldea más cercana, comenzó a utilizar el camino. Tanto los trabajadores que se establecieron ahí como las familias locales lo usaban para comunicarse con otras poblaciones.


Para inicios de este siglo, la vía estaba abandonada y transitarla era altamente peligroso. En 2015, después de pasar 25 años cerrada, se rehabilitó y se estableció oficialmente como un recorrido turístico.


La experiencia


Aunque el Caminito del Rey se extiende por aproximadamente ocho kilómetros, solo tres corresponden a pasarelas ubicadas por encima del suelo. La experiencia completa puede tomarte de cuatro a cinco horas.


En la ruta hay dos grandes desfiladeros. El de Gaitanejo es el primer escenario espectacular del viaje. Consiste en una pasarela de madera construida entre dos paredes de roca caliza, cuya separación mide apenas 10 metros de ancho. Esa misma pasarela se ha construido tres veces; la primera versión consistía en tablones sostenidos por piezas de hierro clavadas al muro, y solo una cuerda servía como pasamanos.


Hay una sección llamada Lugar de Soto, que separa los dos desfiladeros. Es un sinuoso camino que baja hasta casi llegar al río; cerca de su punto más bajo hay una pequeña caverna que estuvo habitada durante el Neolítico. Entre dos antiguos túneles del ferrocarril, está el Puente del Rey. La estructura se volvió célebre por haber sido cruzada por Alfonso XIII durante su visita a la obra.



El segundo desfiladero, de los Gaitanes, es la parte más emocionante de la ruta. Una cosa es segura: al caminar por él, todo visitante experimenta vértigo. Las pasarelas están enclavadas a más de 100 metros de altura; sobre ti, las paredes de roca alcanzan hasta 250 metros.


La prueba de valentía es el Balcón de Cristal: un mirador con piso transparente, que da la sensación de estar flotando sobre el abismo.


Casi al final, llegas al punto más famoso de la ruta. Es un puente de 35 metros que cruza de un muro de piedra a otro, a 105 metros sobre el río. Su piso es de rejilla, por lo que asomarte hacia abajo puede resultar inquietante. La estructura es capaz de cargar hasta 50 mil kilos.


A veces, por las condiciones meteorológicas, es necesario cerrar el acceso al Desfiladero de los Gaitanes. Ya existe un túnel que te lleva a los puntos más icónicos de este último tramo para que no te los pierdas por culpa del clima.


Datos útiles


-Horarios
El primer horario de entrada es a las 9:30 de la mañana y el último a las 16:30 horas. Es necesario reservar tus boletos con anticipación, pues se agotan rápido.


-Costos
La entrada general cuesta 10 euros (219 pesos, aproximadamente); un recorrido guiado cuesta alrededor de 18 euros (394 pesos).
No pueden acceder menores de 8 años.


www.caminitodelrey.info


Te podría interesar:
Día de campo al estilo inglés en el Castillo de Gillow
¡Ya viene el Festival de la Cerveza en Puerto Vallarta!
Maravillas de México: el tour de la abeja maya