Por qué un Baby Boomer y un Millennial son la dupla perfecta para emprender

Por qué un Baby Boomer y un Millennial son la dupla perfecta para emprender

Finanzas Personales
|

Foto: Especial


Los Millennials son una generación que parecería tener el chip emprendedor en su ADN, pues más que cualquier otra generación que los anteceda tienen como meta formar una empresa. Pese a ello, tienen mucho que aprender sobre otra generación, los Baby Boomers, aquellos nacidos entre 1946 y 1964 y que fueron los fundadores de grandes compañías que persisten hoy en día.


Bill Gates (1964), Jeff Bezos (1964), Steve Jobs (1955), Howard Shultz (1953) son algunos baby boomers que supieron detectar una oportunidad y desarrollaron compañías que son iconos y ejemplo de éxito.


La mentalidad de los Baby Boomers es conservadora y tradicional pero también son una generación de rebeldía y son un punto de inflexión pues tuvieron una visión que los llevó a generar grandes cambios.


Esta generación se ocupó de obtener un título universitario y forjarse una carrera dentro de una empresa.


Dentro del equipo de los Millennials se reconocen a los empresarios Mark Zuckerber (1984) o Alan Schaaf (1987).  Este grupo se compone por quienes nacieron entre 1984 a 1994.


Han sido acusados de ser poco comprometidos, dispersos y que sus objetivos están trazados a un corto plazo. Pero su vida ha estado marcada por un alto contacto con la tecnología a la cual ven como un aliado. A su favor se les reconoce que son creativos, autónomos e innovadores.


Los Millennials tienen una vocación emprendedora. Su mentalidad de que todo es posible se los facilita.


Un emprendimiento se ve altamente enriquecido cuando un Millennial y un Baby Boomer hacen mancuerna. Por ejemplo, la poca organización de los Millennials se ve favorecida con el alto sentido de dirección y organización de los Baby Boomers y que es necesaria en toda empresa.


Por otro lado, se reconoce que los Millennials crecieron en un mundo en transición, de lo análogo a lo digital, en pleno nacimiento y desarrollo del Internet, pero los Baby Boomers también nacieron en un momento de cambio. Son a quiénes les que les tocó la transición de la t.v en blanco y negro a color, el nacimiento de tecnología como electrodomésticos, los celulares, etcétera.


En este sentido ambas generaciones entienden muy bien lo que implica una etapa de transición, por ello se pueden entender muy bien entre ellos.


Un Millennial aprendería de un Baby Boomer sobre el esfuerzo y la dedicación, las reglas, el orden, pero principalmente de su experiencia. Mientras que un Baby Boomer aprendería que las cosas pueden ser posibles, de su ambición e incluso hasta confiar en sus instintos.


Lo que los Baby Boomer pueden aprender de los  Millennials (y viceversa)


Los Millennials son una generación que parecería tener el chip emprendedor en su ADN, pues más que cualquier otra generación que los anteceda tienen como meta formar una empresa. Pese a ello, tienen mucho que aprender sobre otra generación, los Baby Boomers, aquellos nacidos entre 1946 y 1964 y que fueron los fundadores de grandes compañías que persisten hoy en día.


Bill Gates (1964), Jeff Bezos (1964), Steve Jobs (1955), Howard Shultz (1953) son algunos baby boomers que supieron detectar una oportunidad y desarrollaron compañías que son iconos y ejemplo de éxito.


La mentalidad de los Baby Boomers es conservadora y tradicional pero también son una generación de rebeldía y son un punto de inflexión pues tuvieron una visión que los llevó a generar grandes cambios.


Esta generación se ocupó de obtener un título universitario y forjarse una carrera dentro de una empresa.


Dentro del equipo de los Millennials se reconocen a los empresarios Mark Zuckerber (1984) o Alan Schaaf (1987).  Este grupo se compone por quienes nacieron entre 1984 a 1994.


Han sido acusados de ser poco comprometidos, dispersos y que sus objetivos están trazados a un corto plazo. Pero su vida ha estado marcada por un alto contacto con la tecnología a la cual ven como un aliado. A su favor se les reconoce que son creativos, autónomos e innovadores.


Los Millennials tienen una vocación emprendedora. Su mentalidad de que todo es posible se los facilita.


Un emprendimiento se ve altamente enriquecido cuando un Millennial y un Baby Boomer hacen mancuerna. Por ejemplo, la poca organización de los Millennials se ve favorecida con el alto sentido de dirección y organización de los Baby Boomers y que es necesaria en toda empresa.


Por otro lado, se reconoce que los Millennials crecieron en un mundo en transición, de lo análogo a lo digital, en pleno nacimiento y desarrollo del Internet, pero los Baby Boomers también nacieron en un momento de cambio. Son a quiénes les que les tocó la transición de la t.v en blanco y negro a color, el nacimiento de tecnología como electrodomésticos, los celulares, etcétera.


En este sentido ambas generaciones entienden muy bien lo que implica una etapa de transición, por ello se pueden entender muy bien entre ellos.


Un Millennial aprendería de un Baby Boomer sobre el esfuerzo y la dedicación, las reglas, el orden, pero principalmente de su experiencia. Mientras que un Baby Boomer aprendería que las cosas pueden ser posibles, de su ambición e incluso hasta confiar en sus instintos.


Te recomendamos leer: