Semillas Estelares

Semillas Estelares

Opinión
|

Las paradojas del crecimiento. Parte II

Diseño: Grupo AM

“Al dar no divides, sino que multiplicas”. Esa es la segunda paradoja que ha dado plenitud en algunos aspectos de mi vida y que hoy te voy a compartir, pues, venimos a transformar el mundo desde los escenarios de vida donde estamos… esto es evolución.

Esta máxima, conocida como “Hay que dar para recibir”, no se limita a las cuestiones económicas o materiales, va más allá. Es una transferencia energética de nuestra información cósmica a la tercera dimensión, y es algo muy chingón que, incluso, puede curar enfermedades y sanar vidas pasadas.

Todos somos SERVIDORES de todos, así que esta paradoja nos permite desbordarnos, primero a nosotros y después hacia los demás. Mi objetivo de vida es “ayudar a que alguien viva otro destino” y por ello me gusta escuchar a los demás, dando parte de mi tiempo y sugerencias para que identifiquen sus improntas y puedan transformarse.

También doy amor a los demás. Por ejemplo, cuando llego a un lugar me gusta “DAR SALUD”, es decir “SALUDAR” y lo hago con plena consciencia: les deseo con el pensamiento (desde lo más profundo de mi corazón, aunque no pudiera conocer a las personas) salud, esperanza, alegría, entendimiento… y todos esos sentimientos que suelo llevar en mí.

Esa es mi energía y cuando la comparto, se multiplica: me llenan de más energía, amor, salud, entendimiento y plenitud… por eso digo que es algo muy chingón que hoy te invito a que lo experimentes. Estoy ciento por ciento seguro que te potencializará en todos los aspectos. Y hay muchos otros ejemplos tangibles que podemos aplicar.

Este es el principio de la ABUNDANCIA. El intercambio de energías, como dice Alejandro Jodorosky: “El dinero es como la sangre: da la vida si circula”; si damos una palabra de aliento, un abrazo, una caricia, una bendición o un saludo, recibirás eso y más. No miento, compruébalo ¡es una verdad!

ENTRE MÁS TU SUELTAS MÁS TE HA DE LLEGAR

Esa es una estrofa de la canción “Buenos Días” del grupo mexicano Viento Wirikuta que nos reconecta con nosotros y que se las recomiendo: 

 

Apaga la razón, abre tu corazón, acepta que tu vida está llena de AMOR
Apaga la razón, abre tu corazón, acepta que tu vida ahora es pura LUZ
Apaga la razón, abre tu corazón, vamos a jugar un juego que se llama HOY
Recuerda cosas bellas, que habitan en tu interior, no hay que le temas, esto es revolución.
 

A D V E R T E N C I A

Esta paradoja funciona tanto en “lo positivo como en lo negativo”, pues las acciones que emprendemos a cada instante están basadas en el amor o el temor. No hay más. Cualquier decisión libre que tomes es producto de uno de estos dos pensamiento-sentimiento-emoción (combinados mueven tu alquimia interna).

A continuación te dejo la definición tangible de estas dos energías: El TEMOR es la energía que contrae, cierra, capta, huye, oculta, acumula y daña; El AMOR es la energía que expande, abre, emite, permanece, revela, comparte y sana.

“El temor cubre nuestros cuerpos de ropa; el amor nos permite permanecer desnudos. El temor se aferra a todo lo que tenemos; el amor lo regala. El temor prohíbe; el amor quiere. El temor agarra; el amor deja ir. El temor duele; el amor alivia. El temor ataca; el amor repara”.

¿Con cuál energía te conectas?

POR ULTIMO:

Nunca te limites a dar por la creencia errónea de que “al dar”, lo que eres o lo que tienes disminuye. Cada ser humano es una máquina perfecta de dar amor, somos la divinidad encarnada… SOMOS DIOSES EN POTENCIA.

Sugerencias y comentarios: [email protected] o mándame un mensaje al 7711521361

GRACIAS