Desde el proyector

Desde el proyector

Opinión
|

¿El libro o la película?

Diseño: Grupo AM.


Uno de los temas que ha generado múltiples artículos, ensayos, charlas, discusiones y además, pareciera ser infinito: ¿Qué es mejor, el libro o la película? Esto cuando se habla de una adaptación de alguna obra literaria al cine.


Son incontables las novelas que han sido adaptadas para convertirse en un guion cinematográfico y después llevadas a la pantalla. Desde los inicios del cine a finales del siglo XIX, la literatura ha cobrado vida en las películas. Es incierto asegurar cuál fue la primera novela adaptada para ser filmada. Muchas de las primeras películas, la gran mayoría de corta duración, se perdieron y no dejaron huella o registro alguno.


En los albores del cine, Trilby and Little Billee, cortometraje estrenado el 14 de septiembre de 1896 en Pittsburgh, Estados Unidos; podría considerarse como la primera adaptación de una obra literaria al cine. Esta película está basada en la novela Trilby, escrita por el francés George du Maurier. El libro fue un éxito comercial, cuando fue publicado en 1895, en Estados Unidos vendió 200,000 copias.


En la época del cine silente, con una narrativa rústica, pero mágica, se filmaron muchas adaptaciones literarias. Un ejemplo que está a nuestro alcance gracias al Internet, es Cinderella, del histórico Georges Méliès, un corto de 6 minutos, estrenado en 1899. Basado en el cuento del mismo título, escrito por Charles Perrault.


Ya en la época del cine sonoro y con una narrativa cinematográfica más sólida, siguieron las adaptaciones literarias y con ello la eterna discusión sobre qué es mejor, el libro o la película. Son elementos muy diferentes uno del otro. No debiera ser comparable cualitativamente una obra literaria con una obra cinematográfica. El punto es que muchas de las adaptaciones literarias al cine han decepcionado al colectivo, básicamente porque no hay una coincidencia entre lo concebido por el lector y la visión plasmada por el cineasta.


Existen excepcionales adaptaciones, El Padrino, película de Francis Ford Coppola, basada en la novela homónima escrita por Mario Puzo. Tanto el libro como la película son extraordinarias obras. Incluso en este caso resulta debatible si es mejor la película (partes 1 y 2), sobre la novela. Este filme es una joya cinematográfica en todos aspectos.


Otra gran adaptación es Arráncame la vida (2008), película escrita y dirigida por Roberto Sneider, basada en la novela del mismo título, escrita por Ángeles Mastretta. Desde mi óptica, el mejor guion adaptado en la historia del cine mexicano.


Cientos de obras de autores como Shakespeare, Dickens, Dumas, Dostoyevski, hasta el siempre actual Stephen King, entre muchos otros, han sido llevadas al cine. Lo mejor es que Ustedes queridos lectores, lean y formen su propio criterio, al final, lo mejor es lo que a Ustedes les parezca como tal.