Dan empleo a migrantes mexicanos

Dan empleo a migrantes mexicanos

Valor Agregado
|

Empresarios dedicados a atender a la industria del calzado han comenzado a construir un clúster de marcas que ofrecen empleo a paisanos.

Jorge Barroso, Ramiro Galicia y Federico Gama. Foto: Francisco Horta.


Tres empresarios dedicados a atender a la industria del calzado han comenzado a construir un clúster de marcas que ofrecen empleo a migrantes mexicanos.


Jorge Barroso Segoviano, de la comunidad de Cruz de Aguilar en Romita, Guanajuato, es el director general de Migrantex, una fábrica dedicada a producir espuma de látex, comenzó con 3 empleados y en la actualidad parte de su plantilla laboral es compuesta por personas que algún momento de su vida probaron suerte en los Estados Unidos.


“Estuve en los Estados Unidos, por fortuna con papeles, primero como seminarista, luego estudié Ciencias Políticas, pero mis 4 hermanos están allá, la mayoría no tienen papeles y desde hace 15 años no ven a mi mamá, por esa razón es que pienso que debemos darle la oportunidad a nuestra gente”.

Migrantex


Con el crecimiento de Migrantex, Barroso Segoviano encontró en Ramiro Galicia y Federico Gama, un par de importantes aliados comerciales que también atiende al sector zapatero como proveedores y ahora son parte del clúster que busca seguir creciendo para generar más empleos tanto para migrantes, como para la propia gente de comunidades cercanas a sus tres empresas.


Calza se dedica a la distribución de materias primas e insumos para calzado y carreteras, mientras que SP3 está dedicado a fabricar TR para fabricar suela.


“Es gente que tiene una cultura laboral muy dedicada a su trabajo, son ordenados, es una mano de obra de calidad la de los migrantes mexicanos que junto con la gente local han hecho buena mancuerna”, comentó Ramiro Galicia, socio.

Personas comprometidas


Federico Gama, adelantó que las tres empresas vienen teniendo un importante crecimiento, razón por la que en el mediano plazo esperan crecer sus empleos.


“Es la filosofía de la empresa ser incluyente y la intención es siempre tener puertas abiertas para aquellas personas comprometidas, con ganas de trabajar”.


La planta de Migrantex se ubica en El Maguey en la ciudad de San Francisco del Rincón, empresa que Jorge Barroso comenzó a los 36 años, proyecto con apoyos del Gobierno estatal y federal, bajo el esquema de Tres por Uno.


Los tres socios conocen la travesía que sufren migrantes mexicanos buscando cruzar la frontera para llegar a Estados y una vez allá lo pesado que es trabajar y en la actualidad sufrir ante las presiones de un gobierno como del presidente Trump.



TODOS VEN: