FOTOS. Razones para amar San Cristóbal de las Casas, Chiapas

FOTOS. Razones para amar San Cristóbal de las Casas, Chiapas

Ideas y Estilo
|

Un destino con vibra bohemia, museo viviente de la gastronomía y escaparate del arte indígena chiapaneco. Seis lugares que debes visitar

Este Pueblo Mágico del sur mexicano suele tener un clima lluvioso. / Fotos: El Universal

Na Bolom


Hace casi 70 años, dos extranjeros enamorados de México fundaron esta organización: el arqueólogo Frans Blom y su pareja, la fotógrafa Gertrude Duby. Juntos, restauraron una casa construida en 1891 y reunieron una colección inigualable de objetos que retratan la cultura de las etnias originarias de los Altos de Chiapas y los lacandones. Se exhiben imágenes, utensilios cotidianos, piezas arqueológicas y textiles. Para que te des una idea: en la propiedad se resguardan 55 mil fotografías de Duby. El centro cultural está a 15 minutos a pie desde la Catedral de San Cristóbal.
www. nabolom.org


 

Museo del Ámbar


El ámbar de Chiapas tiene denominación de origen. Toda la información relacionada con esta resina se descubre aquí: su origen, extracción, significado y usos. No olvides echar un vistazo a las piezas transparentes que encierran insectos petrificados (sí, como en Jurassic Park). Debes visitar su tienda. Está a solo siete minutos de la catedral.
museodelambardechiapas.org.mx


 

Museo del Cacao


Está a cinco minutos de la catedral. Tiene una fábrica artesanal y ofrece deliciosas degustaciones de bebidas, dulces y platillos salados con chocolate. Al final, puedes comprar sus productos.
www.kakaw.org


 

Ruta de los Molinos


A 25 minutos en auto desde el centro, se ubica El Arcotete, un parque ecoturístico que oculta un conjunto de grutas con bóvedas de hasta 30 metros de altura. Las cavernas son la primera parada de un emocionante paseo en bicicleta por el bosque. En el camino también conoces una serie de molinos que datan del siglo XVIII al XIX, donde se procesaba trigo. La experiencia toma entre cuatro y seis horas, y requiere una buena condición física.
www.adventours.mx


 

Grutas de Rancho Nuevo


Son las más famosas de la región y forman parte de un centro ecoturístico. Fueron descubiertas a mediados del siglo pasado y alcanzan 550 metros de profundidad. El recorrido se divide en dos: en la primera parte puedes ver perfectamente el sendero delimitado y las extrañas formaciones de la cueva, mientras que en el último tramo no hay iluminación, salvo la que usas en tu casco y linterna. Desde noviembre hasta abril es la mejor temporada para ir, pues el terreno se encuentra seco.


 

Andador Eclesiástico


Esta calle, una de las más transitadas de San Cristóbal, pasa justo enfrente de la catedral. Encuentras joyería en ámbar, artesanías hechas de metal y textiles. Además de visitantes de todas partes del mundo y lugareños compartiendo el espacio con la mejor de las vibras.


Para comer y dormir


-Nuestras Raíces
Es una recomendación del historiador Miguel Ángel Muñoz. Se aloja en una construcción del siglo XIX. Está dedicado a la gastronomía coleta, es decir, la cocina originada en San Cristóbal como mezcla de las tradiciones prehispánicas y españolas. La sopa de pan es uno de los platillos típicos.
www.nuestras-raices.com


-Tierra y Cielo
Agustín López, encargado de ventas y reservaciones del Sereno Art Hotel, lo considera imperdible. Pertenece a la chef Martha Zepeda. Sirve un menú degustación con lo más representativo de la cocina regional, como el mole coleto y la sopa de chipilín.
www.tierraycielo.com.mx


-Sereno Art Hotel
A una cuadra de la catedral. Tiene siete habitaciones con muros de adobe y decoración que mezcla elementos rústicos e industriales. Cada dos meses cambia su decoración con obras de artistas locales, las cuales están a la venta. Ofrece servicios de spa, un beer garden y un restaurante gourmet.
www.serenoarthotel.com.mx


Sigue leyendo:
FOTOS. Visita los santuarios naturales más hermosos de México
Digno de 'dioses': Experiencia Nocturna en Teotihuacán
FOTOS. De la ficción al mundo real: Conoce el lugar de tu libro favorito