El Sistema Internacional

El Sistema Internacional

Opinión
|

El Sistema Internacional de Unidades (SI) se utiliza en casi todos los países del mundo. Está compuesto por siete unidades básicas


El Sistema Internacional de Unidades (SI) se utiliza en casi todos los países del mundo. Está compuesto por siete unidades básicas: amperio, kelvin, segundo, metro, kilogramo, candela y mol, más otras unidades derivadas. Estas unidades son la referencia internacional para todos los instrumentos de medición y son fundamentales para toda la actividad comercial y científica del mundo.


El pasado dieciséis de noviembre representantes de sesenta países en la Conferencia General de Pesos y Medidas realizada en Versalles, Francia, y organizada por la Oficina Internacional de Pesos y Medidas, votaron  a favor de redefinir algunas unidades fundamentales del Sistema Internacional, cambiando la definición del kilogramo, el  ampere, el kelvin y el mol.  El propósito de esto es garantizar que las unidades definidas tienen validez universal.


Por ejemplo, en lugar de definir el kilogramo a partir de un patrón será definido a partir de constantes universales. Otro ejemplo es el metro. Desde 1875 el metro se definió como la distancia entre dos marcas de una barra de iridio-platino, usada como patrón y conservada en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas en París. 


Sin embargo, dado que la velocidad de la luz es una constante universal, pues en cualquier parte del universo esta velocidad es una constante, desde 1960 el metro se definió como una longitud igual a 1,650,763.73 veces la longitud de onda en el vacío de la radiación entre dos transiciones atómicas específicas del átomo de kriptón. Esta moderna definición tiene la ventaja de ser más precisa y permanente que la primitiva definición de metro como la distancia entre dos marcas de una barra metálica. 


De modo similar, la definición de kilogramo como la masa de un cilindro de platino patrón, que fue válida durante ciento treinta años ahora fue modificada haciendo referencia a otra importante constante universal, que es la llamada constante de Planck. Las nuevas unidades básicas quedan por tanto ahora definidas del modo siguiente:


El kilogramo se define a partir de la constante de Planck (h).


El ampere se define a partir de la carga eléctrica elemental (e).


El kelvin se define a parir de la constante de Boltzmann (k).


El mole se define a partir de la constante de Avogadro (NA).


No debemos preocuparnos. Para todo propósito práctico ¡un kilo de carne seguirá siendo un kilo de carne! Las nuevas definiciones de unidades llevan la metrología al siglo XXI.  Es un cambio de enorme importancia mundial.