El Derecho de Gil Borja

El Derecho de Gil Borja

Opinión
|

INCERTIDUMBRE.

Diseño: Grupo AM

Llegó el día esperado por más de 30 millones de mexicanos que otorgaron su confianza a una propuesta distinta de gobierno.
 
Ya ha tomado protesta el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en medio de un ambiente de fiesta y mucha esperanza, inclusive aquellos con ideología diferente, deseamos le vaya muy bien y que México tenga mejores oportunidades.
 
No obstante y partiendo de la idea que más que un cambio de partidos políticos, al haber ganado la mayoría en el Congreso Federal, que aprueba anualmente el presupuesto, y un Poder Judicial disminuido públicamente por grandes dispendios e ingresos personales de Ministros de la Suprema Corte, tenemos enfrente un cambio de régimen.
 
En otras palabras, y como desde hace muchos años no se veía, hoy existe una figura de poder omnipotente depositada en una sola persona denominada Presidente de la República.
 
Las condiciones están dadas para que, a través de las decisiones correctas, sin duda alguna no haya voz con facultad legal para impedir que las opciones tomadas, se realicen.
 
De igual manera coexiste el peligro de que si las decisiones son erradas, no exista un contra peso para evitar su aplicación.
 
En materia de educación, y por simple lógica, todos comprendemos que apostarle a este sector, es apostarle a una mejor sociedad y por tanto a un mejor país.
 
Ya hemos tocado en columnas anteriores la preocupación que existe a raíz de la declaración de funcionarios que habrán de ocupar cargos en la Secretaría de Hacienda o el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, quienes han manifestado desde la disminución de presupuestos para las Universidades, hasta la paralización de la actividad científica y tecnológica por la suspensión de fondos.
 
Hoy el presupuesto ya ha sido entregado a la Cámara de Diputados Federal, quienes deberán analizar la propuesta del ejecutivo entrante y establecer sí los recortes se realizan o se evitan.
 
La realidad es que mientras tanto, el Gobierno Federal ya entregó un oficio a las Universidades Tecnológicas y Politécnicas en donde anuncia que los recursos del Programa de Fortalecimiento de la Calidad Educativa que debían llegar este diciembre, ya no se entregarán, suspendiendo proyectos de investigación, intercambio académico, movilidad, entre otros.
 
De igual manera, las instituciones que reciben recursos para pagar su nómina, aguinaldos y prestaciones, por parte de la federación y los gobiernos de los estados, esperan con gran incertidumbre la llegada de los recursos, pues independiente a ideologías y proyectos, la gente que labora en estas instituciones, ha ganado con creces el derecho a percibir su sueldo.
 
Así pues, a esperar y con el mayor de los ánimos confiar en las personas que hoy integran un nuevo gobierno, y que sin duda alguna tienen las mejores intenciones de que a todos nos vaya mejor.
 
Por hoy me despido, esperando tus comentarios.
 
Hasta la próxima.