Alteraciones de la realidad; mentiras de la historia que nos tragamos sin rechistar

Alteraciones de la realidad; mentiras de la historia que nos tragamos sin rechistar

Ideas y Estilo
|

Historiadores y especialistas nos ayudan a desmentir 14 de estas alteraciones de la realidad que trascendieron al imaginario colectivo de fo

Foto: Especial.


Como ha quedado patente en las dos anteriores entregas de mentiras de la historia que nos tragamos sin rechistar, no son pocos los episodios del pasado que trascendieron al imaginario colectivo de forma tergiversada. Ya sea por culpa de la inexactitud de los libros de texto, por la libertad artística que siempre se ha tomado Hollywood a la hora de retratar a personajes o por intereses políticos. Para acabar con estos engaños, en ICON hemos hablado con historiadores y especialistas que nos ayudan a desmentir 14 de estas alteraciones de la realidad.


- Es mentira que... la transmisión por radio de 'La guerra de los mundos', por Orson Welles, provocara histeria social


Lo que nos contaron. Que Orson Welles adaptó La guerra de los mundos, de H. G. Wells, al formato radiofónico para su programa Mercury Theatre on the Air de la CBS y dotó al relato de una estructura de noticiario tan realista que la retransmisión, que tuvo lugar el 30 de octubre de 1938 (víspera de Halloween), generó un episodio de histeria social. Los actores que dramatizaron el relato y los montajes sonoros fueron tan verosímiles que los oyentes creyeron que los extraterrestres realmente se encontraban en Grovers Mill, Nueva Jersey, con el objetivo de dominar a la humanidad. Los supermercados se colapsaron al acudir la gente en masa a por provisiones, los servicios de emergencia no daban abasto atendiendo ataques de pánico y la policía estaba desbordada por las llamadas telefónicas.


Lo que realmente sucedió. La retransmisión sí provocó cierto desconcierto, pero no la histeria colectiva que ha trascendido. Hubo personas que acudieron a hospitales para ayudar donando sangre y otras llamaron a las comisarías del área de Nueva Jersey para saber si se trataba de una broma, pero el revuelo quedó ahí. Algunos oyentes incluso felicitaron a la CBS por el gran especial de la noche de Halloween que habían organizado.

"Que trascendiera a la historia como un episodio de alarma colectiva se debe al sensacionalismo empleado por la prensa de la época. Algunos periódicos llegaron a asegurar que un hombre murió de un ataque al corazón por culpa del programa y que los hospitales estaban tratando a varias persona en estado de shock. Pero fue una exageración. La vida cotidiana siguió con completa normalidad tras la emisión radiofónica de La guerra de los mundos", asegura a ICON el historiador Ángel L. Rubio.


También se dijo que la retransmisión había tenido una audiencia masiva, cuando lo cierto es que la mayoría del público radiofónico estaba escuchando el programa rival, de la NBC, del ventrílocuo Edgar Bergin. Menos de un 5 % tenía sintonizada esa noche la CBS.


- Es mentira que... en la Prehistoria la mujer se quedara en la cueva mientras el hombre cazaba


Lo que nos contaron. Vilma Picapiedra y Betty Mármol, Loana del Pueblo de las Conchas en Hace un millón de años -recordada por el ceñido triquini de piel que portaba Rachel Welch- y las madres cobijadas en la cueva al cuidado de la prole representadas en las ilustraciones de los libros de texto. Esa imagen de la mujer prehistórica, siempre en tareas del hogar y la familia mientras el hombre cazaba, se forjó en el siglo XIX de la mano de científicos como Charles Darwin, padre del evolucionismo, que consideraban obvia la superioridad intelectual masculina, reflejada en El origen del hombre y la selección en relación al sexo, de 1871.


“El hombre consigue más eminencia en cualquier actividad que emprenda de la que puede alcanzar la mujer (tanto si requiere pensamiento profundo, poder de raciocinio, imaginación aguda o el empleo de los sentidos o las manos)”, escribía Darwin. Las ideas de Darwin, junto a la de otros intelectuales (hombres) de la época, sobre las mujeres (que arraigaban en el imaginario colectivo heredado de las creencias religiosas y de filósofos como Rousseau, Diderot o Montesquieu) dotaron de base científica la subordinación femenina al hombre en la Prehistoria.


Lo que realmente sucedió. Investigaciones recientes han dado la vuelta al supuesto comportamiento sumiso de la mujer en la supervivencia del núcleo familiar. Según un estudio del departamento de arqueología de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), las mujeres centroeuropeas de los primeros 6.000 años de agricultura tenían los brazos más fuertes que las campeonas de remo actuales,  destreza física probablemente obtenida mediante actividades como labrar el suelo, cosechar manualmente y moler el grano durante horas para hacer harina.

“Los roles no estaban tan determinados. La supervivencia era básica y requería asignar distintos papeles. Libros como Arqueología feminista sugieren que arqueólogos como el sacerdote vasco José Miguel de Barandiarán definieron la Prehistoria desde sus prejuicios. De ahí que la cueva se interpretara como la casa victoriana. Pero ahora cuestionamos los estereotipos de la Prehistoria: los cazadores de las pinturas rupestres podrían haber sido mujeres y las manos que están pintadas en las cuevas podrían ser femeninas. El papel de madre era muy importante, pero no estaba oprimida en la cueva, sino respetada, tal vez, por perpetuar la especie. El hombre cazador como macho alfa también se ha dado la vuelta. La caza era sobre todo carroñera, muy distinta de los hombres fuertes enfrentados a las fieras”, explica Sandra Ferrer, periodista y divulgadora histórica.


- Es mentira que... los franceses liberaran París, ya que fueron los españoles


Lo que nos contaron. Bajo el mítico titular “Ils sont arrivés” (han llegado), el diario Libération publicó el 25 de agosto de 1944 la fotografía histórica del encuentro en la Alcaldía de París de tres personajes: un oficial francés, el presidente del Comité Nacional de la Resistencia, Georges Bidault, y el prefecto del Sena. Esa imagen quedó para la posteridad como uno de los símbolos del fin de la ocupación alemana y del triunfo de la Francia libre sobre el fascismo. La victoria, que se atribuyó al ejército francés, se celebró al día siguiente, con el mítico desfile que lideró el general Charles De Gaulle recorriendo las calles de la capital, desde el Arco de Triunfo y la Tumba al Soldado Desconocido hasta la catedral de Notre Dame.


Lo que realmente sucedió. La liberación de París no se debe, en realidad, a los franceses, sino a los españoles. El 24 de agosto, el teniente valenciano Amado Granell, al frente de la unidad de soldados españoles de la Novena Compañía integrada en la Segunda División Blindada del general Leclerc, conocida como La Nueve, fue el primer oficial del Ejército francés en llegar al Ayuntamiento de París para liberarla del dominio de las tropas alemanas. Aunque la instrucción de los aliados dictaba rodear París, Leclerc, por orden de De Gaulle, decidió asignar la entrada en la capital a una de sus secciones de soldados españoles, cuyos carros de combate acababan de derrotar a los alemanes en Longjumeau. Al atardecer del 24 de agosto, desde la Puerta de Italia, el centenar de hombres de La Nueve se adentró en la capital con la decisión de liberarla.

“Se publicó que el primero en llegar fue Bronne, refiriéndose al capitán Raymond Dronne. De manera deliberada, habían dejado de lado a los españoles al borrar el nombre del teniente Granell”, sostiene la periodista Evelyn Mesquida, autora de La Nueve, obra de referencia de la compañía española del Ejército de la Francia Libre.


- Es mentira que... se pueda abandonar un grupo de WhatsApp sin que el resto de los miembros se entere


Lo que nos contaron. Que por fin habían habilitado una opción que permitía abandonar esos multitudinarios grupos de WhatsApp que fríen a notificaciones y gifs de gatitos cada cinco minutos sin que el resto de sus integrantes se percataran de nuestra huida.


Lo que realmente sucede. Que era demasiado bonito para ser real. Es cierto que existen una serie de trucos en WhatsApp que sirven para paliar el desgaste que producen estos grupos, pero no hay forma de salir de ellos sin que le llegue una notificación a cada uno de los miembros. La aplicación da a sus usuarios la opción de bloquear las notificaciones del grupo en cuestión (que no aparezca en la pantalla la previsualización de los mensajes entrantes) y de silenciar el grupo (que no aparezca ningún tipo de aviso de que en ese grupo hay mensajes nuevos), pero no puedes irte sin que todo el mundo se entere.


- Es mentira que... comer mucha zanahoria hace que veamos mejor


Lo que nos contaron. Nuestros padres se han encargado de grabarnos a fuego que comer zanahorias provoca una mejora sustancial de la vista. Creencia que provocó que a la hora de comer o de cenar en casa se repetía la misma cantinela: "Tómate la zanahoria que es buena para la vista". El resultado casi siempre era el mismo: restos de zanahoria fríos, mareados y desperdigados por el plato de un niño al que no podía importarle menos el estado de su salud ocular.


Lo que realmente sucede. "La zanahoria tiene muchos carotenos que el cuerpo convierte en vitamina A, que es necesaria para una visión saludable porque reduce el riesgo de desarrollar enfermedades oculares relacionadas con la edad como la degeneración macular y las cataratas. Pero, primero, uno no va a ver mejor por comer muchas zanahorias; y, segundo, los carotenos, además de encontrarse en las zanahorias, están presentes en muchas otras verduras", explica a ICON el nutricionista Álvaro Sánchez. Es decir, incorporando a la dieta diaria otras hortalizas (dos veces al día) se consume el mismo número de carotenos.


"No es una cualidad nutricional única de la zanahoria y además no conviene transmitir el mensaje de que hay que comer zanahorias todos los días porque tiene menos fibra que otras verduras y su índice glucémico es muy elevado. Es más conveniente tomar verdura de hoja a diario dado que es más completa y aporta la cantidad diaria recomendada de carotenos: unos 800 microgramos", señala el especialista en nutrición. Por su parte, la doctora en Química y autora del libro Los remedios de la abuela, Valeria Edelsztein, aseguró a EL PAÍS que el origen de esta creencia se remonta a la Segunda Guerra Mundial. "Los británicos habían desarrollado un sistema de radares y los alemanes no entendían cómo podían derribar con tanta facilidad sus aviones. Así que, para ocultar su descubrimiento, desde Inglaterra difundieron la leyenda de que sus aviadores habían desarrollado una vista prodigiosa comiendo zanahorias", explica Valeria Edelsztein.


- Es mentira que... la guerra acabase con la civilización rapanui de la isla de Pascua


Lo que nos contaron. En la obra superventas Colapso, del geógrafo y escritor estadounidense Jared Diamond, aparece la teoría de que un desastre bélico y ecológico en la pequeña isla de Pascua arrasó la civilización rapanui. Los colonos europeos, que llegaron a la isla en el siglo XVIII, asombrados por el conjunto de las impresionantes estatuas moái -casi un millar en total, de 75 toneladas cada una-, pensaron que la pequeña población de 3.000 habitantes, que encontró la expedición al mando del almirante holandés Jakob Roggeven, tenía que haber sido muy superior para afrontar semejante construcción. Es cuando se fraguó la hipótesis de que la población nativa había tenido que llegar a las 15.000 personas, lo que habría agotado el ecosistema de la isla. Diamond sugirió que la escasez empujó a los rapanui a la guerra y al canibalismo en un proceso de "ecocidio": destrucción ambiental de un territorio determinado de tal magnitud que ponga en peligro la supervivencia de los habitantes de ese territorio. Eso explicaría el descenso poblacional y la falta de recursos naturales de la isla, llegando al colapso.


Lo que realmente ocurrió. Los trabajos arqueológicos, iniciados en 2001, a cargo de los investigadores Terry Hunt y Carl Lipo, han rebatido la hipótesis de las guerras entre los nativos antes de llegar los europeos. Lo han hecho gracias al hallazgo de numerosas puntas de lanza de obsidiana, que lejos de ser un arma, cumplían una función agrícola. Los hallazgos arqueológicos también apuntan que su desaparición no se debió a que los nativos agotaran los recursos naturales, sino que la isla tenía pocos recursos: sin ríos ni costas prósperas para la pesca, la agricultura dependía de la lluvia. La actividad agrícola hizo prosperar a una población de unos pocos miles de habitantes (los rapanui nunca llegaron a las 15.000 personas). Lo que realmente diezmó a los rapanui fue la llegada de los colonos, a causa de los virus que trajeron de Europa, y después el esclavismo.


Es mentira que... Napoleón fuese bajo


Lo que nos contaron. La propaganda, sobre todo la anglosajona, caricaturizó al personaje a través de panfletos y de la propia prensa, retratándole como alguien corto (de estatura y de entendederas). De ahí que se creara el mito de que Napoleón era un gobernante tirando a chaparro. Además, el cine ha contribuido a popularizar la imagen de un Napoleón (1769 - 1821, Francia - Santa Elena) corto de estatura eligiendo para interpretar al personaje a actores que, por lo general, eran bajitos.


Lo que realmente sucede. Que no es cierto que el gobernante francés tuviera poca estatura.

"Napoleón era bajito, pero solo para los cánones actuales (y tampoco eso sería cierto del todo). Su estatura era de 1,69 metros y la altura media de los franceses de su época era de 1,64-1,65. Es decir, que era más alto que la media de los franceses. Hoy en día los españoles tenemos una altura media de 1,74. lo cual hace que ese 1,69 pueda parecer poca altura", explica a ICON el historiador Ángel L. Rubio. El actor Michael J. Fox, por ejemplo, mide 1,63 metros y el cantante Bruno Mars 1,65 (seis centímetros menos, en el caso de Fox y cuatro en el de Mars, que Napoleón).


- Es mentira que... Mesalina fuera ninfómana


Lo que nos contaron. Valeria Mesalina fue la tercera esposa del emperador Claudio. Su belleza ha sido tan recordada como su ninfomanía, recogida por poetas como Juvenal -que sostenía que se llegó a prostituir bajo el apodo griego Lycisca (mujer-loba)- o por Plinio el Viejo, que aseguraba que Mesalina retó al gremio de las prostitutas romanas a participar en palacio en una competición, a espaldas de su esposo, para saber quién atendía más hombres. Ella salió victoriosa tras acostarse con 200.


Lo que realmente pasó. Como explica el libro Emperatrices y princesas de Roma, de Juan Luis Posadas, todas las informaciones apuntan a que desde la familia imperial forjaron la leyenda de lujuria y sexo de Mesalina, implicándola en supuestas historias de incestos e intentos de seducción a hombres instalados en el poder. Según la escritora y divulgadora histórica Sandra Ferrer, en Mesalina confluyen tanto la criminalización del adulteriofemenino como el ejercicio del poder de las mujeres:

“El adulterio se trata de forma distinta si es cometido por un hombre o por una mujer. Todos los reyes han tenido hijos bastardos y no ha sido un escándalo. Sin embargo, sí ha pasado con las reinas. Mesalina tuvo una relación extramatrimonial al final de su vida: se casó en secreto con el senador Gayo Silio. Y este hecho desencadenó su asesinato. En Roma, aunque no estuvieran tan recluidas como en Grecia, las mujeres no podían gobernar. Mesalina quiso controlar el poder en una sociedad que negaba que una mujer tuviera ideas políticas o capacidad como estratega, y por eso se denigró su figura al acusarla de ninfomanía cuando lo que fue es infiel”.


- Es mentira que... Cleopatra sedujera a los hombres por su belleza


Lo que nos contaron. Tenemos la imagen de la faraona Cleopatra como de una belleza abrumadora y seductora. Así es descrita en la famosa tragediashakesperiana de 1608; así la vemos en las obras pictóricas de Jean-Leon-Gerome y Lawrence Alma-Tadema, y así se exhibe en la sensualidad desplegada por Elizabeth Taylor en la película de 1963 dirigida por Joseph L. Mankiewicz. Estas referencias (y muchas más) han hecho de la faraona Cleopatra uno de los personajes más cautivadores de la Antigüedad, atribuyendo a su belleza su poder de seducción, al que sucumbieron, entre otros, Julio César y Marco Antonio. Esto proporcionó a Cleopatra una gran capacidad de negociación en los tiempos de la Roma imperial.


Lo que realmente pasó. Una exposición en el museo Shefton, de la Universidad de Newcastle (Reino Unido), mostró en febrero de 2007 una valiosa moneda de plata, del año 32 a.C., en la que la reina más conocida del Antiguo Egipto se representaba con un mentón sobresaliente, labios muy finos y nariz puntiaguda, nada que ver con la belleza que supuestamente adoraron políticos y generales romanos.

“Cleopatra puso entre las cuerdas al Imperio Romano durante mucho tiempo. Se sabe que era una mujer inteligente y culta, con grandes dotes de estratega. Al morir, el aparato propagandístico de Roma creó la imagen que nos ha llegado: una mujer manipuladora y seductora desde el punto de vista negativo. Las fuentes antiguas hablan de su psicología, pero con los siglos se ha interpretado que era seductora por su físico, más que por su capacidad de gobernar. Roma no podía permitir que una mujer tuviese más talento que los poderosos hombres, y se creó la leyenda de la mujer arrebatadora físicamente que atonta a los hombres”, explica la periodista Sandra Ferrer.


- Es mentira que... Isabel la Católica no se cambiase de camisa hasta conquistar Granada


Lo que nos contaron. Una de las intimidades que han trascendido de la vida de Isabel la Católica en la creencia popular es su falta de higiene. Esa carencia en el cuidado personal se recoge en una de las sentencias palmarias atribuidas a la reina de Castilla, presuntamente pronunciada en 1491, en la que prometía no cambiarse de camisa hasta que Granada fuera tomada por el reino cristiano.


Lo que realmente sucedió. Aunque algunos expertos asignan tan exótica promesa a su tataranieta, Isabel Clara Eugenia, hija de Felipe II y gobernadora de los Países Bajos, que de forma simbólica juró no mudarse la prenda hasta pacificar Flandes y que sus tercios tomaran la ciudad de Ostende, el consenso general apunta que la frase no fue más que un cliché literario de los cronistas de la época.


Es posible, sostienen algunos historiadores, que su pestilencia fuera cierta en sus últimos meses de vida, al morir con el cuerpo ulcerado.

“Hay dos imágenes de Isabel, la de los que la quieren beatificar y los que dicen que era el demonio encarnado, que se vincula a la expulsión de los judíos, la instauración de la Inquisición y la culminación de la conquista, cosas que se hacían en el resto de Europa. Se creó una imagen de mujer ultracatólica, fanática, en contra de cualquier creencia que no fuera la suya. La anécdota de la camisa, sin base histórica, sirvió para acusarla. Por el contrario, su confesor, fray Hernando de Talavera, le decía que no se excediera tanto con la higiene y en el cuidado de su aspecto físico. Es posible que la frase la pronunciara como un sacrificio, pero que solo fuera verbal. En casos de mujeres que gobernaron como ella, es muy fácil mezclarlo con leyendas negras”, señala Sandra Ferrer.


 


Es mentira que... afeitarse haga que el pelo crezca más rápido y más fuerte


Lo que nos contaron. Que nuestro cuerpo es como un frondoso campo de césped que crece reforzado al ser podado. Es decir, que cuanto más nos afeitamos una zona del cuerpo más fuerte, en más cantidad y más oscuro sale el pelo.


Lo que realmente sucede. El afeitado no afecta el espesor o a la cantidad de cabello que crece en el cuerpo. La explicación es sencilla. Al afeitarnos solo estamos eliminando la parte del pelo más expuesta, no el núcleo del cabello (que es la raíz que se encuentra bajo la piel).

"La confusión que da pie a esta creencia se debe a que cuando cortas el pelo a ras con cuchilla luego crece todo a la vez y da la sensación de que es más fuerte porque hay más cantidad de pelo cortado al mismo nivel", explica a ICON Paloma Borregón, responsable de la unidad de dermatología de la clínica Betere de Madrid.


Por otro lado, el pelo nuevo que sale a la superficie parece más oscuro porque todavía no se ha expuesto al sol ni a los factores químicos o contaminantes que nos rodean y lo aclaran. "El afeitado no afecta el grosor o la tasa de crecimiento del cabello. Además, el afeitado elimina la parte muerta, no la sección viva debajo de la superficie de la piel, por lo que es poco probable que afecte a la tasa o al tipo de crecimiento", aseguran los profesores de las Universidad de Indiana Rachel C. Vreeman y Aaron E.Carrol en un artículo publicado en The BMJ.


 Es mentira que... en los rodajes se diga: "Luces, cámara y acción"


Lo que nos contaron. Que en un rodaje el director estadounidense D. W. Griffith (Kentucky, 1875- California, 1948), considerado "el padre del cine moderno", cansado y enfadado por lo que estaban tardando en empezar a filmar, gritó, para meter prisa al equipo: "Luces, cámaras y acción". "Se dice que paseaba frustrado por el plató gritando 'luces', para que se colocaran las luces apuntando a los actores, 'cámara', para empezar a rodar las bobinas, y 'acción', para que empezaran a actuar", explica a ICON la productora Irene Méndez.


Lo que realmente sucede. "Aquello de que Griffith gritó 'luces, cámaras y acción' para meter prisa lo dijo en un momento concreto, pero no se dice en los rodajes. Lo que se suele decir antes de rodar es 'silencio' o 'silencio, por favor' y se lee la claqueta", asegura la productora cinematográfica. El director de cine Jorge Arenillas relata su método: "Se dice 'motor', la cámara se pone en marcha y el operador lo confirma con 'rodando'; se dice 'sonido' y este responde 'grabando'; se canta la claqueta y se hace el 'chack' para la posterior sincronía. Y luego ya se dice 'acción".


 Es mentira que... Cass Elliot, la mítica vocalista de The Mamas & The Papas, muriera atragantada con un bocadillo de jamón


Lo que nos contaron. Que la vocalista de Mamas & The Papas, la talentosa Cass Elliot (Maryland, EE.UU, 1941- Londres, Reino Unido, 1974), apareció sin vida en un apartamento Londres a los 32 años de edad y que esta muerte prematura se debía a su glotonería. Más concretamente a un atragantamiento que sufrió con un bocadillo de jamón.


Lo que realmente sucede. Cass Elliot padecía obesidad mórbida: medía 1,65 metros y pesaba 110 kilos. De ahí que sonora realista la versión que aseguraba que su muerte la había provocado un atragantamiento. Sin embargo, no fue así. La autopsia reveló que la cantante murió por un ataque al corazón. Es cierto que en su habitación había un bocadillo de jamón, el culpable de que se extendiera el popular rumor, pero, de acuerdo con el inspector Kenneth Humm, el sandwich que se encontraba en el cuarto donde murió Cass estaba intacto. Ni en la boca ni en la tráquea se encontró resto alguno de dicho bocadillo.


- Es mentira que... la ensalada césar sea italiana y lleve tiras de pollo


Lo que nos contaron. Que este mezcla globalizada (está presente en menús de aviones, hoteles y restaurantes de cocina internacional) de lechuga, pan tostado, tiras de pollo y queso parmesano es una receta de origen italiano.


Lo que realmente es. Que la receta original se prepara sin las tiras de pollo que hoy nos afanamos en añadirle y que surgió en México y no en Italia. Más concretamente: la ensalada césar nació en el Hotel Caesar’s de Tijuana durante los años veinte. La exitosa ensalada causó furor entre la jet set hollywoodiense que viajaba a la ciudad mexicana y debe su nombre al hotel donde la inventaron (Hotel Caesar's) los hermanos Cesare y Alessandro Cardini. En el país de Cantinflas aún se la conoce como ensalada Alex-César Cardini.


 


Seguro te interesa:

Es perfecto: el chocolate, el café y los otros dulces/alimentos que revierten el envejecimiento

Tumblr le dice adiós a contenido subido de tono, estará prohibido

Es real, el cerebro humano puede predecir el futuro