Hemorragias por negligencia matan al 85% de los policías en enfrentamientos

Hemorragias por negligencia matan al 85% de los policías en enfrentamientos

Local
|

Las hemorragias mal tratadas y la negligencia en las mismas son la principal causas de muerte en los elementos de Seguridad Pública.

Foto: Archivo.


El 85% de las muertes las de elementos de Seguridad Pública durante algún enfrentamiento con delincuentes, son causadas por hemorragias, una causa que puede prevenirse fácilmente si se da entrenamiento adecuado a los elementos de corporaciones de Seguridad Pública.


Así lo expuso el Teniente Coronel Luis Alfredo Pérez Bolde Hernández, Médico Cirujano militar retirado, quien es experto en medicina táctica, y quien durante su ponencia en el marco del Primer Congreso Internacional de Medicina Táctica, en la Academia de Policía, enfatizó la importancia de este entrenamiento.


Cualquier elemento de corporaciones de Seguridad Pública e incluso de los cuerpos de emergencias, debe tener entrenamiento básico para has heridas que se presentan en el cumplimiento del deber de resguardar la paz pública


Subrayó que los problemas de vías respiratorias, el padecimiento llamado neumotórax a tensión y los desangrados por hemorragias, son las tres principales causas que afectan a los elementos durante sus encuentros.


Pero la principal son las hemorragias, pues el 85% de las muertes de elementos de seguridad pública heridos deriva de esta causa “Y es igual en todos lados, las balas matan igual en donde sea”, expresó el médico.


En este sentido puntualizó´que el 20% de estas muertes pueden prevenirse y para ello la respuesta de sus propios compañeros es esencial, pues la espera la llegada de cuerpos médicos es tiempo que puede ser crucial.


De ahí la importancia del aprendizaje de técnicas básicas de atención medica para los cuerpos de seguridad.


Por ello invocó al cirujano estadounidense , instructor y fundador de la Asociación de Cirujanos Militares de los Estados Unidos Nicholas Senn al mencionar que “El destino de un hombre herido en combate está en manos de quién aplica el primer vendaje".