Reduce Tula pago de luz por cambio de luminarias

Reduce Tula pago de luz por cambio de luminarias

Tula Tepeji
|

El alcalde señaló que a pesar de no haber licitado el reemplazo de las lámparas, el contrato se realizó dentro de los parámetros legales.

FOTO: Especial


Con el cambio de luminarias, el municipio de Tula pagará un millón 400 mil pesos por concepto de uso de energía eléctrica en noviembre, lo que representa una reducción de 60 por ciento en comparación con el mes anterior, informó el alcalde Gadoth Tapia Benítez.

El remplazo de nueve mil luminarias, de las 11 mil 34 totales que existen en el municipio, comenzó desde agosto de este año, fecha en la que el pago mensual por el consumo eléctrico era de dos millones 700 mil pesos.
 

Renovará alcaldía de Tula 9 mil luminarias con tecnología LED



Sin embargo, con los incrementos a las tarifas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en noviembre la cuota aumentó a 3 millones 500 mil pesos, cifra que dificulta el pago, declaró previamente Tapia Benítez.

SIN LICITACIÓN


En el tema de las luminarias, hace unos días, integrantes de la Asociación Civil Unidos por Tula cuestionaron a la síndico hacendaria, Janet Arroyo, que la adquisición de las lámparas no se haya licitado.

En respuesta, el presidente municipal comentó que 20 empresas se acercaron al ayuntamiento, las cuales querían participar en el cambio de luminarias y pretendían cobrar 80 millones de pesos, monto que el municipio cubriría en un plazo de entre 12 y 20 años.

No obstante, con la empresa contratada no fue necesario que el municipio realizara ningún pago, pues el presupuesto de 11 millones de pesos que estableció la compañía se pagará con los ahorros del fondo de participaciones, afirmó Tapia Benítez.

Explicó que las adquisiciones no se pueden realizar con cualquier empresa, sino que necesitan estar en el padrón de contratistas. Agregó que la firma fue escogida por estar certificada por CFE para el programa que también aplican otros ocho municipios del estado.

Por último, reiteró que no todas las obras o adquisiciones se pueden licitar debido a los tiempos, ya que a fin de año llegan recursos extraordinarios que deben aplicar de inmediato y la licitación complicaría cumplir con ese objetivo, además de que la ley marca excepciones y que todas las asignaciones se hacen en el marco normativo.