Valverde: “Este derbi es una prueba de fuego para el Barça”

Valverde: “Este derbi es una prueba de fuego para el Barça”

Deportes
|

Rubi apela a la primera victoria del Espanyol en La Liga ante los azulgrana en Cornellà. El último triunfo blanquiazul fue en 2007.

Rubi y Valverde, en el RCD Stadium de Cornellà | FOTO: Quique García EFE


La última vez que el Espanyol ganó al Barcelona en un partido de Liga fue en enero de 2007. Valverde, por entonces, era el entrenador del equipo blanquiazul que se impuso por 3-1, con goles de Luis García, Tamudo y Rufete. El duelo se disputó en el estadio de Montjuïc. El Espanyol pasó a jugar desde 2009 en su nuevo estadio de Cornellá. Ante el derbi de este sábado (20:45, Movistar + Partidazo), el ahora entrenador del Espanyol, Rubi recurrió al dato: “Nuestros jugadores quiere ser la primera plantilla de la historia que gana al Barcelona en LaLiga en el RCDE Stadium”.


Valverde compareció poco después en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva del Barcelona: “Rubi dice eso como un acicate. Poder ganar un derbi es algo muy grande, pero además en tu campo… Ayuda a la motivación de sus jugadores. El dato me dice que es muy difícil ganarle al Barça, no solo el Espanyol”.


El entrenador del Barcelona admitió no recordar muy bien aquél derbi que ganó como técnico del Espanyol hace 11 años. Pero sí recuerda los dos que se disputaron la pasada temporada en Cornellà, uno de Copa, ganado por el Espanyol, y otro de Liga, que concluyó con 1-1.


“Este es un Espanyol diferente. El año pasado nos encontramos con dos partidos de enorme dificultad. El año pasado era un equipo más de contraataque, más armado defensivamente. Este año es un equipo que trata de ir a buscarte, de tener la pelota y que sigue manteniendo delantero con una gran velocidad y te puede matar a la contra. Desde luego, tiene más la iniciativa. El año pasado fueron partidos muy complicados para nosotros”.


La carga ambiental en los derbis de la pasada temporada fue muy superior a la que por el momento se percibe ante el duelo de este sábado. Entonces se produjeron algunos incidentes y la afición del Espanyol la tomó especialmente con Piqué.


“Espero que haya un buen ambiente en el campo y respeto por ambas partes. Piqué está haciendo una gran temporada y no tenemos que pensar en nada antes de que ocurra algo en especial. Espero que, pese a la rivalidad, el ambiente sea bueno”, deseó Valverde. “Nuestro talante va a ser deportivo, esperamos que él (Piqué) también lo tenga, siempre dentro de la máxima competitividad. Será un partido intenso, pero siempre desde la deportividad”, aseguró Rubi.


El Espanyol estuvo varias jornadas en los puestos delanteros de la clasificación, pero lleva tres derrotas seguidas y afronta el derbi desde la séptima plaza, con 21 puntos, siete menos que el Barcelona.


“Es un derbi igualado porque no hay mucha distancia entre los dos equipos, pero en cualquier caso, es igual, porque el derbi se juega mucho desde el corazón y un poco desde la cabeza, con los ingredientes de la rivalidad. Ellos están en un buen momento. Están muy fuertes y venían de hacer cinco victorias consecutivas en su estadio. Es una prueba de fuego, pero para todos los equipos, porque nos está costando mucho conseguir puntos fuera de casa. LaLiga está igualada. Por eso, es uno de esos partidos en que los puntos valen un poco más, por la dificultad que nos comporta”.


El Txingurri advirtió de la posibilidad de que el partido se rompa. “Ellos tienen jugadores que generan peligro y tenemos que estar atentos. Es un partido que, si se rompe, puede haber ocasiones por ambos lados y debemos estar atentos para que si sucede sea a favor nuestro”.

El entrenador del Barcelona incidió en el estilo de juego del Espanyol. “Rubi es un entrenador que siempre se ha caracterizado porque sus equipos juegan desde atrás, sin renunciar al balón, trabajan bien la estrategia y aprietan adelante. Siempre dependes de los jugadores. Tiene a Roca, Darder y Granero que se pueden acoplar al estilo 4-3-3, y el fichaje de Borja (Iglesias) ha sido un gran fichaje para ellos”.

Las bajas, especialmente las que afectan a los centrales, son motivo de preocupación en el Barcelona. Valverde prefiere dar un compás de espera antes de afrontar una eventual incorporación en el mercado de invierno. “Queremos ser optimistas respecto a la recuperación de Umtiti. Tenemos que esperar para decidir y confiar que ese tratamiento (en Catar) le vaya bien y cuando vuelva podamos ir avanzando. No queremos precipitarnos, para no encontrarnos con un ‘overbooking’ de gente ahí”.