Lupita González, medallista en Río 2016, da positivo en doping y podría perderse Tokio 2020

Lupita González, medallista en Río 2016, da positivo en doping y podría perderse Tokio 2020

Deportes
|

La atleta mexicana dio positivo en el doping y se abrió la prueba B, que presentó resultado similar a prueba A.

También consiguió la medalla de plata en el Mundial de Atletismo de 2017. FOTO: Especial


La atleta mexicana Lupita González dio positivo en una prueba de dopaje, informó la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés).


Ante esto, recibió una suspensión provisional y de encontrarse culpable, podría enfrentar una sanción de cuatro años sin competir, por lo que se perdería los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.


En Río 2016, obtuvo la medalla de plata en la marcha de 20 kilómetros, competición que ganó la china Liu Hong. En los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, ganó la medalla de oro y en 2017, ganó la medalla de plata en el Mundial de Atletismo de Londres.


 

Dio positivo en Trembolona


La sustancia encontrada en la prueba de dopaje fue Trembolona y éste fue realizada el pasado 17 de octubre.


De acuerdo con el presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, Antonio Lozano, la prueba fue realizada por la Comisión Antidopaje de México en el Comité Olímpico Mexicano. Tras la prueba, la Federación Internacional señaló cuáles eran los derechos de la deportista y entre éstos, se encuentra el revisar la prueba B.


“Se toma la Prueba B y se ratifica que está igual que la A, a partir de ese momento se considera un resultado analítico adverso, no como un positivo. Ella hizo la explicación correspondiente y estamos esperando que la Comisión de Integridad de la IAAF determine si la explicación es suficiente”, señaló Lozano a Récord.


Lozano añadió que, quizá, por contaminación de carne, fue que se encontró la sustancia en su cuerpo.


 

¿Qué es la trembolona?


De acuerdo con Marca, es un esteroide anabolizante, que tiene como función aumentar la masa muscular y quemar grasas. Se administra por inyecciones y comunmente utilizado por fisicoculturistas.


Es hasta cinco veces más potente que la testosterona y está considerado como droga, Clase III por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos.