Científicos híper-prolíficos

Científicos híper-prolíficos

Opinión
|

Hay científicos que publican más de setenta y dos artículos de investigación al año. Es decir, un promedio de un artículo cada cinco días.


En general, una de las más importantes actividades de todo científico es reportar sus resultados de investigación en revistas especializadas. En muchas universidades y centros de investigación se considera que un científico está cumpliendo su labor cuando publica un mínimo de uno o dos artículos especializados al año. Sin embargo hay científicos que publican más de setenta y dos artículos de investigación al año. Es decir, un promedio de un artículo cada cinco días.


Un trabajo reciente publicado por J. P. A. Ioannidis et al. (13 Sep 2018, Vol. 561, Nature, pag 167) estudia este fenómeno. Los autores encontraron que entre el año 2000 y 2016 hay más de nueve mil autores en el mundo que clasifican como híper-prolíficos, sin embargo de estos casi ocho mil pertenecen al área de física de partículas elementales en donde es típico que muchos artículos sean co-autoreados por cientos o miles de autores. De este modo es fácil que un autor acumule un gran número de publicaciones al año ya que todos sus co-autores lo incluirán en cada una de sus propias publicaciones. Quitando a autores cuyas publicaciones incluyen editoriales y otros productos de divulgación no estrictamente científicos, además de algunos autores chinos, coreanos y japoneses cuyos nombres pueden confundirse al ser transliterados al latín, se encuentra que hay poco más de 250 autores híper-prolíficos. De estos la mayoría trabaja en ciencias médicas y de la vida.


Los requerimientos para ser co-autor de un artículo fueron establecidos por el Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas en 1988. Este establece que todo co-autor debe de satisfacer todos y cada uno de los siguiente cuatro criterios para verdaderamente ser considerado como co-autor de un artículo: 1.- Participar en el diseño y realización de los experimentos o en el procesamiento de los resultados. 2.- Participar en la escritura y revisión de manuscrito del artículo y garantizar su contenido intelectual 3.- Aprobar la versión final del manuscrito, y. 4.- Asumir la responsabilidad por el contenido del artículo. Un resultado notable es que la productividad de un científico híper-prolífico aumenta con la edad debido a que el investigador tiene cada vez más alumnos y colaboradores que lo incluyen como co-autor a pesar de que éste frecuentemente no se satisfagan los cuatro criterios anteriores. De hecho la mayoría de los autores híper-prolíficos no satisfacen esos cuatro criterios. Por otra parte muchos autores que no clasifican como híper-prolíficos alcanzan un máximo de productividad entre los treinta y cuarenta y cinco años de edad, para posteriormente decrecer.