2019, clave para NY y la marihuana recreativa

2019, clave para NY y la marihuana recreativa

Mundo
|

El gobernador de NY presionará para la legalización de la marihuana.

Otros diez estados y Washington D.C., han legalizado la marihuana recreativa. Foto: Especial


El Gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo anunció que presionará para lograr la legalización de la marihuana recreativa el próximo año, una medida que podría generar más de 1.7 mil millones en ventas anuales y poner a Nueva York en línea con varios estados vecinos.

La muy esperada propuesta llegó en un discurso en Manhattan este lunes, en el que el Gobernador describió su agenda para los primeros 100 días de su tercer mandato.

El argumento de Cuomo evocó una reflexión sobre lo que haría hoy Franklin Delano Roosevelt, ex Presidente estadounidense que fue Gobernador de Nueva York, y mezcló una retórica arrolladora sobre los ideales estadounidenses con advertencias siniestras sobre las fallas de la Administración Trump.

El discurso, que pareció emitirse con una audiencia nacional en mente, podría alimentar las especulaciones sobre las ambiciones presidenciales de Cuomo.

También demostró la evolución hacia la izquierda del Gobernador en sus ocho años en el cargo, desde un centrista favorable a los negocios que consideraba a la marihuana como una droga de entrada, hasta un llamado progresivo a la marihuana recreativa, impuestos a los ricos y la prohibición de las donaciones políticas corporativas.


"Vamos a legalizar el uso adulto de la mariguana recreativa de una vez por todas", dijo el Gobernador luego de señalar que la injusticia había apuntado durante demasiado tiempo a las comunidades afroamericanas y minoritarias.


Otros diez estados y Washington D.C., han legalizado la marihuana recreativa, donde los nuevos ingresos fiscales se han aprovechado en una serie de iniciativas que favorecen las escuelas y el transporte.

Se espera que la idea gane apoyo en Albany, donde los demócratas ganaron un escaño al Senado estatal en noviembre. Los miembros de la Asamblea, dominada por los demócratas de la ciudad de Nueva York, también han mostrado su apoyo a esta medida.

Tradicionalmente, los Gobernadores delinean sus prioridades para el año en un discurso del estado de la entidad en enero, pero Cuomo quería establecer sus planes anticipadamente, previo a la primera sesión legislativa en una década en la que los demócratas han controlado ambas Cámaras de la Legislatura.

Los planes de Cuomo iban desde combatir el cambio climático hasta proteger a los inmigrantes indocumentados. Otras medidas por las que el gobernante declaró su apoyo incluían períodos de espera más largos para comprar armas; tarifas de congestión para financiar el derruido sistema de metro de la ciudad; y la terminación del control de vacantes, que permite a los propietarios retirar ciertos apartamentos de las protecciones de regulación de alquileres cuando se quedan vacíos.

El Gobernador también se comprometió a invertir 50 mil millones de dólares adicionales en infraestructura, así como a proteger a pacientes con afecciones preexistentes, independientemente de lo que suceda a nivel federal. Cuomo no se comprometió a aprobar la Ley de Salud de Nueva York, que crearía un sistema de atención médica de un solo pagador.

Una de las propuestas más llamativas de Cuomo fue la revisión de las leyes electorales del estado. Además de reiterar su llamamiento para que se ponga fin a una disposición de la ley estatal que permite a las corporaciones eludir el límite de las donaciones políticas.

El Gobernador también dijo por primera vez que Nueva York debería prohibir rotundamente que las corporaciones donen dinero a aquellos que buscan un cargo electo.

A diferencia de sus otras propuestas, la propuesta de legalización de la mariguana recibió sólo una mención pasajera, a pesar de la atención que ha captado entre los expertos en política y los neoyorquinos.

Cuomo no describió cómo usaría los ingresos fiscales que podría generar la legalización, ni ofreció detalles sobre cómo regularía un medicamento que previamente había dejado en claro que consideraba peligroso.

Durante años rechazó incluso el uso de marihuana medicinal, declarando en 2011 que sus peligros superaban sus beneficios. En 2013 continuó oponiéndose, hasta que aprobó un programa piloto altamente limitado en 2014.

Después de las quejas de los defensores, el estado alivió algunas de esas restricciones en 2016. Pero hasta ahora, Cuomo se había mostrado cauteloso con la droga, y le dijo a los periodistas el año pasado que la consideraba una droga de entrada.

Hasta este año, el Gobernador pareció aceptar la idea, alegando que los hechos en torno a la droga han cambiado y reconoció la legalización en los estados cercanos como: el uso recreativo aprobado de Massachusetts en 2016 y el vecino Nueva Jersey se mueve para hacer lo mismo.

La principal oponente de Cuomo en los pasados comicios, Cynthia Nixon, hizo de la legalización un elemento central de su campaña.

Recientemente una Comisión del Departamento de Salud de Nueva York, facultada para estudiar el tema, publicó un informe que delinea algunas directrices de cómo se materializaría la legalización en el estado.

El grupo de trabajo concluyó que el beneficio de imponer impuestos y regular la droga superaba cualquier posible efecto negativo.

La legalización podría generar entre 248 millones y 677 millones de dólares en nuevos ingresos fiscales en su primer año, según el texto. Además, también podría aliviar la crisis de opioides y mitigar las disparidades raciales en el sistema de justicia penal.

Tanto funcionarios públicos como grupos políticos han comenzado a reclamar los diferentes usos de los nuevos ingresos. Una propuesta popular canalizaría el dinero al desmoronado sistema de metro de la ciudad de Nueva York. Otros han dicho que los fondos deben invertirse en las comunidades negras y latinas que se han visto afectadas de manera desproporcionada por persecución del delito.

Algunos incluso han sugerido que no apoyarían la legalización sin la promesa de devolver los beneficios a esas comunidades. El asambleísta Walter Mosley, un demócrata de Brooklyn, dijo en una declaración que la Legislatura no puede seguir adelante con un programa de uso para adultos hasta que sepamos que estas injusticias del pasado han sido corregidas.

Pero otros actores, especialmente los de la industria de la marihuana recreativa, elogiaron el anuncio. Las compañías de cannabis habían donado a Cuomo y otros funcionarios antes de la elección de este año, especialmente la compañía MedMen, que le otorgó al Gobernador el límite de 65 mil dólares este año.

Una encuesta de la Universidad de Quinnipiac en mayo mostró que el 63 por ciento de los neoyorquinos estaban a favor de legalizar la marihuana.


Sigue leyendo:


Exatlón: ¿Fraude? Filtran a los cuatro finalistas y Toño Rosique ya los conoce


Cuerpo de bebé recién nacido podría ir a fosa común tras olvido familiar


Frío no perdonará a Guanajuato, se vienen días más helados


Convivía en una fiesta y lo asesinan a balazos


Luis García comenta la Final como 'José José' y los memes no lo perdonan