Emprendedores leoneses rescatan prendas para mercado vintage

Emprendedores leoneses rescatan prendas para mercado vintage

Valor Agregado
|

En Guanajuato existen 13 mil 846 Unidades Económicas (negocios) dedicadas a la comercialización de ropa en general.

Las piezas que comercializa Isabel tienen un concepto propio y minimalista.


Emprendedores leoneses han desarrollado negocios enfocados en la industria de la moda, desde el rescate de prendas para un mercado vintage, hasta la promoción de diseñadores independientes.


En Guanajuato existen 13 mil 846 Unidades Económicas (negocios) dedicadas a la comercialización de ropa en general. Las boutiques Killer-Diller y Lapá, diseñaron un concepto de tienda que busca diferenciarse dentro la industria de ropa comercial.

‘Renuevan’ su armario


Dar una segunda oportunidad a la ropa, es el modelo de negocio desarrollado en la boutique Killer Diller, por los socios Claudia Hernández y Leopoldo González.


Hace tres años los emprendedores leoneses iniciaron vendiendo las prendas en una tienda en línea.


Actualmente cuentan con una boutique en la que atienden a puerta cerrada, con previa cita, para que los clientes elijan con calma, detallaron.

Es buen negocio lo vintage


El gusto de los empresarios por la indumentaria vintage, ocurrió antes de se convirtiera en moda señalaron, éste fue el inicio de la marca.


Al interior del armario cuentan con objetos de diseñador como Carolina Herrera, Chanel y Hermès. Adicional al vestuario ofrecen calzado y accesorios, “nuestro mercado es para gente que busca algo diferente”, explicó Claudia Hernández.


Para dar un ejemplo cuentan con una prenda con valor de 45 mil pesos, se trata de un saco Hermès de la colección Plaza de Toros.


“Esta chaqueta ha sido fotografiada para revistas y colaboraciones editoriales, de este traje existen tres unidades en el mundo, uno de ellos está en París”, explicó Leopoldo González.

Origen de la mercancía


Mensualmente tienen un promedio de rotación de 30 unidades, el establecimiento cuenta con 400 conjuntos en constante cambio. Para la venta en línea se integraron en la comunidad de Kichink.


Su principal proveedor es la región escandinava en Dinamarca y Noruega, una amiga de los empresarios, se convirtió en el proveedor, algunos otros atuendos provienen de Nueva York, París y Japón.


Los empresarios explicaron que el mercado vintage, es pequeño, sumado a la resistencia por parte de la ciudadanía, por los prejuicios de usar elementos usados.

Artículos originales


Estos emprendedores detallaron que el vestuario antes de salir al mercado, lleva un tratamiento de limpieza.


“Esta cultura no es algo nuevo, a nivel nacional existe en CDMX, Guadalajara y Monterrey”, explicó Claudia Herández.


De manera local los accesorios son los que tienen un mayor movimiento, siendo los propios clientes quienes los suministran.


Los socios aprovechan sus viajes para comprar artículos que vayan acorde con el concepto de la tienda y así ofrecer productos originales.

Destinos y proveedores


Su mercado de venta se genera fuera de Guanajuato, principalmente Ciudad de México, Cancún, Guadalajara y Monterrey en los que al territorio nacional se refiere.


Explicaron los emprendedores que los mejores sitios para ofrecer su concepto son algunas ciudades de la unión americana entre ellas Miami, Nueva York, California, Texas, y la parte Este de Norteamérica.


Las prendas que buscan, señalaron, deben ser con una propuesta diferenciada del mercado común, además que deben estar en buen estado.

Dos décadas de antigüedad


Para que una pieza pueda ser calificada como vintage, explicaron, el elemento debe tener veinte años anteriores a la época actual.


El siguiente paso para estos emprendedores, es modificar productos vintage para que se conviertan en artículos de línea con su marca.

Tienda de concepto


Tras dedicarse al diseño de marroquinería y bisutería, Isabel Quiroz Muñoz decidió instalar Lapá.


Su actual socia Diana Nieto, le propuso iniciar con el proyecto hace un año, una tienda que ofrezca piezas de diseñadores independientes.


La boutique incluye 15 diferentes marcas de creadores emergentes nacionales, entre ellas cuatro elaboradas en Guanajuato.

Consumo lento


Isabel ofrece diferentes líneas de productos que incluyen blusas, playeras, zapatos, bolsos y accesorios.


Entre los requisitos que deben cumplir las piezas que comercializa son que tengan un concepto propio, minimalistas y en las que limita a tres tallas por modelo.


La emprendedora reconoció que el consumo de las prendas es más lento que en una tienda comercial.


Prepara línea de joyería


“León está en un proceso de cambio del mercado, el surgimiento creativo de la calle Madero se suma al despertar juvenil y creativo, donde se busca una propuesta diferente, cada vez hay más mercado”, admitió la emprendedora.


Antes de instalar la tienda Isabel colaboró como creativa en la compañía Cuadra, firma a la que actualmente le diseña una línea de bisutería. Con este antecedente está por lanzar su línea de joyería bajo su marca.


En San Miguel de Allende y Guanajuato las “concep-store” son algo común, en León, no son más de cinco las que se acercan a esta idea, detalló la joven empresaria.

Moda local


Como un proyecto adicional Quiroz Muñoz planea integrar marcas reconocidas que fabriquen calzado para que adopten un diseñador emergente y realicen una línea diferenciada.


Tomando el ejemplo de Dogi que adicional a su manufactura regular integró una línea urbana de calzado para jóvenes llamada Sabatter, que únicamente se comercializa en tiendas de este tipo.


La emprendedora quiere replicar este ejercicio con otras marcas ya establecidas, “con esto dejaríamos de ser maquiladores, imitadores, para desarrollar moda local”, dijo.


 



TODOS VEN: