Emprenden en León ‘cacería’ de talentos

Emprenden en León ‘cacería’ de talentos

Valor Agregado
|

Busca la Dirección de Innovación atraer a jóvenes inquietos y emprendedores para apoyarlos sus proyectos... la meta: mercados globales.

Rafael Rojas, emprendedor y creativo.


En los próximos tres años, se crearán mil proyectos de emprendimiento desde León.


Este es el objetivo del trienio en la Dirección de Innovación de León, a cargo de Omar Silva Palancares.


“Tenemos como reto quintuplicar la cantidad de nuevas starups locales”, anticipó el titular de Innovación municipal.

Hay 60 mentores


Para lograr esto, Silva Palancares señaló que están conformando mentores desde las universidades públicas.


Con esto han logrado incluir 60 mentores en el listado de la Dirección, que pueden capacitar en todas las aéreas que requieran las empresas, explicó del Director.


Silva Palancares detalló que van a crear tres espacios de laboratorios de prototipado (Makerlab) adicional al que existe en Parque Hidalgo, donde los jóvenes podrán comenzar a desarrollar las muestras.

Estrategia 'cazatalentos'


Durante los tres últimos años en León se habían trabajado 226 iniciativas, con estos trabajos buscan crecer cinco veces la generación de nuevas industrias.


Para ello lanzaron una estrategia de ‘cazatalentos’ en alianza con la sociedad y el ecosistema emprendedor, “estamos buscando esas mentes inquietas, que no se queden en conceptos, sino convertirlo en proyectos”, señaló Silva Palancares.


Anualmente desde la Dirección de Innovación apoyan 70 ideas en alianza con las incubadoras de alto impacto a nivel estatal.

Motivación para emprender


El titular municipal de Innovación expuso que durante 2018 se acompañaron 50 eventos en instituciones educativas, en las que buscaron motivar a los jóvenes para emprender.


“No queremos que nos pase, que los emprendimientos se queden pequeños como microempresas, queremos que se desarrollen apostando por mercados globales”, advirtió Silva Palancares.

Reciben talento


El trabajo en la Dirección de Innovación comienza al llegar una persona con una idea, en la dependencia los ayudan a desarrollar el modelo de negocio, complementando con asesoría.


Dependiendo del sector los emprendedores son vinculados con la incubadora adecuada para el plan de negocio, detalló Omar Silva.


En el caso de León, detalló, muchos son de jóvenes universitarios pero el emprendimiento es para cualquier edad.

Empresas 'pulidas'


El proceso de incubación inicial toma de 4 a 6 meses, de los modelos que han acompañado son de áreas como robótica, salud, manufactura y tecnologías de información, explicó el titular de innovación municipal.


Las empresas son tomadas en etapas tempranas, donde son validados los modelos de negocio haciendo las adecuaciones necesarias en temas legales, fiscales para que también que aprendan a llevar la relación con los socios.


Para ello deben presentarlos al mercado, advirtió Silva Palancares, “buscamos que se animen a exponer su empresa para pulirla”.

Emprendedores


En este sentido existe un reto importante de los emprendedores en trabajar en el desarrollo personal.


“Queremos que haya más jóvenes que se animen a crear nuevos negocios, es tan importante tener un buena idea y un buen emprendedor”, destacó.


La tasa de permanencia en el mercado de los planes que han acompañado está por arriba del 50%, “eso no nos debe de asustar es parte del propio trabajo”, reconoció el Director.

Produce fibra textil de fruta


Generar fibra textil a partir de las cáscaras de frutas es la propuesta de emprendimiento de Rafael Rojas, junto con tres socios.


A partir de la recuperación de fibra de frutas como piña, sandía, plátano, mango y coco se puede producir hilo, detalló el joven emprendedor.


El modelo de negocio está al 85% de avance y para que le fuera aceptada su propuesta insistió durante un año y sólo así la Escuela Superior de Ingeniería Textil del Politécnico Nacional se hizo cargo del proyecto.

Recurso no aprovechado


En mayo de 2017 comenzó a tomar forma, para arrancar la investigación invirtieron cien mil pesos. El objetivo de la empresa es ser proveedores para un mercado de alta gama.


Tras un viaje a Colombia realizado por Rafael, surgió la inquietud de desarrollar un producto a través de otros de manera sostenible. “La cáscara es un recurso no aprovechado, empleando las cáscaras que no se consumen se pueden recuperar las fibras”, explicó.


Para la captación de la materia prima tienen un par de proveedores del sur del País, sumado a otros de mediana y pequeña escala como: cadenas de hoteles, centrales de abasto y comedores industriales.

Prototipos


Cuando comenzaron no existían máquinas para hacer el deshebrado que es parte de su proceso; en las primeras muestras la elaboración era manual hasta que desarrollaron ingeniería propia para crear su maquinaria y optimizar el trabajo de producción de fibra.


En este momento el producto lo están haciendo en pequeños volúmenes para los prototipos, pero éste puede crecer a tamaño industrial, detalló el emprendedor.

...Y experimenta con piel vegana


A esta innovación (las fibras para el textil) se suma una piel elaborada a partir de la cáscara de fruta que el empresario define como “piel vegana”.


En congruencia con el modelo de negocio, para la coloración emplean productos naturales como flor de Jamaica, explicó Rafael Rojas.


Para el proceso las cáscaras se trituran y deshidratan, con el resultado elaboran una lámina que puede ser tan resistente como la piel curtida.

Listos para salir del laboratorio


Rojas señaló que en Europa es una tendencia (estos productos naturales), justo ese mercado es al que se quiere enfocar.


De momento están en pruebas para desarrollar la ficha técnica, “en este año queremos pasarlo a la vida real, salir del laboratorio”.


 



TODOS VEN: