¿Cómo dar auxilios en caso de atragantamiento? La maniobra salvavidas que tienes que saber

¿Cómo dar auxilios en caso de atragantamiento? La maniobra salvavidas que tienes que saber

Ideas y Estilo
|

En España mueren más personas por ahogamiento por comida que por accidentes de tráfico.

Lo mejor es acudir a un curso; apenas exige tiempo y son muy sencillos. FOTO: Especial.


2 mil 336 personas murieron por un atragantamiento en España a lo largo de 2017. Es la tercera causa de muerte no natural en España. Son más fallecidos que los que causaron los accidentes de tráfico, mil 943. Para reducir el riesgo de atragantamiento, es clave conocer la maniobra de Heimlich. Según los expertos en primeros auxilios, es la mejor forma de ayudar a una persona que no puede respirar porque se han atragantado con algo.


La presidenta de la Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias, María Cruz, asegura que todos deberíamos conocer esta maniobra: "Salva vidas". Asegura que el error más básico ante un atragantamiento es la falta de reacción ante la situación: "Es habitual que, mientras una persona está realizando la maniobra de Heimlich, el resto se queden mirando. Los demás deben llamar cuanto antes a Emergencias, antes de que haya una parada cardiorespiratoria".



El 90% de los atragantamientos se dan en personas mayores de 65 años que padecen disfagia, la dificultad para tragar que es síntoma de muchas enfermedades. Cruz asegura que en estas personas también hay que realizar la maniobra de Heimlich, que se debe aprender a través de profesionales en primeros auxilios. A continuación tienes algunas claves sobre cómo realizarla, "pero lo mejor es acudir a un curso; apenas exige tiempo y son muy sencillos".


Puedes aprender a realizar la maniobra de Heimlich o la RCP a través de los cursos del Plan Nacional de RCP. Los cursos en primeros auxilios también son habituales en los centros de salud de atención primaria o en asociaciones como la Cruz Roja.

¿Cómo se realiza?


La tos es la mejor solución a un atragantamiento, pero si la obstrucción es severa, la persona afectada no podrá toser o hacerlo no le servirá de nada. Antes este tipo de situaciones hay que recurrir a la maniobra de Heimlich, intercalando con golpes en la espalda.


Lo primero que debe hacer para realizar la maniobra es inclinar hacia delante al atragantado.


Después, alternar cinco golpes en la espalda (entre los omoplatos, las paletillas) y cinco compresiones abdominales. Para realizarlas, se rodea a la víctima con los brazos y se coloca el puño de una mano con el pulgar hacia dentro, entre el ombligo y el esternón.


Después, con la otra mano se agarra la muñeca y se comprime a la víctima con brusquedad hacia arriba.



Conviene intercalar la maniobra con golpes en la espalda.


A partir del minuto 28 de este vídeo de Vernícolas, el Facebook Live de Verne, puedes ver a dos expertos explicando cómo realizar la maniobra de Heimlich.



 

¿Y con niños?


Un niño de tres años murió en Gijón tras atragantarse con una uva durante las campanadas. La maniobra de Heimlich también se puede realizar en niños, como explica en su web la organización Chase for life, especializada en divulgar cómo realizar esta maniobra. Estos son los pasos que se deben dar ante atragantamientos de niños.

Si es un bebé y está consciente


1 Se sostiene al bebé bocabajo con el antebrazo, sosteniendo en todo momento la cabeza del bebé.


2 Dar cinco palmadas en la espalda con la base de la palma entre los omóplatos del bebé.


3 Si el objeto no sale, se da la vuelta al bebé y se aplican cinco compresiones con dos dedos en el pecho.


4 Se deben alternar cinco palmadas con cinco compresiones hasta que el bebé expulse el objeto o alimento y pueda respirar, toser o llorar.


5 Si pierde la conciencia, debes realizar la RCP. 


En esta imagen puedes ver una descripción de los movimientos.


Si es un niño y está consciente


1 Pregunta al niño si se está ahogando. Si asiente, dile que vas a ayudarle.


2 Arrodíllate detrás del niño y rodéalo con los brazos de forma que tus brazos estén delante de su cuerpo.


3 Forma un puño con una mano y coloca el pulgar un poco por encima del ombligo.


4 Agarra el puño con la otra mano y realice compresiones rápidas hacia arriba ya hacia dentro del estómago.


5 Siga con las compresiones hasta que el niño expulse el objeto y respire, tosa o llore.


6 Si pierde la conciencia, se le debe realizar la RCP.


En esta imagen puedes ver una descripción de los movimientos.