En Celaya si hay gasolina

En Celaya si hay gasolina

Opinión
|

Nosotros no tenemos desabasto, traemos la gasolina desde Texas y aquí no falta, me dijo Carlos, el empleado de la gasolinera MObil.

Santiago Heyser


Nosotros no tenemos desabasto, no nos surte Pemex, traemos la gasolina desde Texas y aquí no falta, me dijo Carlos, el empleado de la gasolinera MObil.
R- Guauuu, mi Santias, ¿no sientes vergüenza como mexicano de que en nuestro territorio la ineptitud y corrupción nos deje sin gasolina nacional mientras los güeros nos dan el ejemplo de cómo se hace negocio y se sirve a la ciudadanía (el cliente), aún fuera de su tierra?
S- Vergüenza tengo por eso y muchas otras cosas y mucho coraje también. Y tienes razón, mi Rufo, estamos recibiendo una lección de como se maneja una empresa, lo que confirma el supuesto de que empresas en manos de gobiernos son desastre seguro.
R- Guarf, guarf, guarf, lo que dices no es verdad, mi Santias, las empresas gubernamentales pueden y deben ser rentables, no lo son, no porque sean empresas del gobierno, son ineficientes porque quienes gobiernan y los funcionarios a cargo son corruptos o pendejos… ¡Todos!
S- Me parece una exageración tu afirmación, perro, seguramente hay gente decente, capaz y honesta en Pemex.
R- Grrr, no se si exageré, mi ínclito humano, ya que no solo considero corrupto al que se guarda dinero ajeno en la bolsa, también son corruptos los empleados y funcionarios que sin tener el perfil aceptan trabajos para los que no están capacitados, también son corruptos, quienes cobrando en Pemex están al servicio de quién les recomendó o del partido político que les dio la chamba, también son corruptos los que viendo tranzas que perjudican a la empresa, voltean para otro lado o callan, también son corruptos los que desde el sindicato manipulan a obreros y chantajean a la empresa en complicidad con directores y funcionarios, tamb…
S- ¡Ya estuvo suave! ¡Para tu carrito, perro! ¡Ya entendí!, aún así creo que debe haber uno que otro empleado u obrero decente, en Pemex…
R- Guarf, guarf, guarf, ¿sindicalizado?...
S- No se sí sindicalizado o no, pero estoy seguro de que, aunque sean pocos, queda gente de bien en la paraestatal…
R- Grrr, acabemos con la discusión, acepto que todavía queden algunos honestos en Pemex, gente consciente de que les pagan los ciudadanos y no aceptan prestaciones y bonos superiores al promedio del pueblo de México, ya que sería un abuso, gente que cuando ve una ratería la denuncia, ciudadanos que no aceptan que el sindicato les coarte su libertad de trabajo y de expresión, personal que pudiendo recibir “mordida” o “moche”, lo rechaza, obreros que dan lo mejor de sí por la institución y por México, gerentes, supervisores y obreros que cuidarían de que nadie robara combustible y técnicos y especialistas que sugerirían poner medidores de presión que detecten en tiempo real cuando un ducto es violado... El problema mi Santias, es que la realidad contradice el supuesto, o son tan pocos los honestos que no cuentan, o peor, los honestos, comprometidos y trabajadores, viven amenazados por los mafiosos y no tienen los “esos” para rebelarse y viven amedrentados por los malandros y sus líderes corruptos.
S- Acepto sin conceder, perro, aunque sigo montado en mi macho y afirmo que todavía queda gente decente, con carácter y el valor para defender lo que es su obligación, la empresa para la que trabajan y el patrimonio nacional… deja que encuentre uno de esos y te lo presento.
R- Grrr, nada más no tardes, mi Santias, porque los perritos solo vivimos 15 años… guarf, guarf, guarf, no me vaya a morir antes de que lo encuentres. En tanto, mi querido y bien amado, amo, seamos positivos y demos gracias a Dios de que en Celaya hay gasolineras con gasolina gabacha que si operan con eficacia, hacen negocio y sirven a la ciudadanía,… en tanto arranca la 4aT, si es que arranca… ¡Así de sencillo!