¿Cuánto pierde Cruz Azul sin Iván Marcone?

¿Cuánto pierde Cruz Azul sin Iván Marcone?

Deportes
|

En el Apertura 2018, jugó todos los partidos del torneo como titular, incluida la Liguilla.

El sudamericano firmó con La Máquina en mayo del 2018. Foto: Imago7

Iván Marcone respondió inmediatamente cuando firmó con el Cruz Azul, en mayo del 2018. En su primer torneo con La Máquina, se convirtió en un referente del equipo y pieza clave en el esquema de Pedro Caixinha.

 

Ante su inminente llegada al Boca Juniors, el argentino deja un hueco en el mediocampo celeste, sitió que podría ser ocupado por Javier Salas o Rafael Baca, pero tendrían la muy complicada labor de replicar lo que hizo Marcone en un torneo. 

 

En el Apertura 2018, el sudamericano jugó todos los partidos del torneo como titular, incluida la Liguilla. En la fase regular, sumó mil 437 minutos (sólo Julio César Domínguez tuvo más, con mil 442); en la ronda final, disputó los 540. 

 

Sería injusto que a Marcone se le recuerde por su error, en colaboración con Jesús Corona, durante la vuelta de la final frente al América. El contención no pudo controlar bien el esférico ante la presión de dos jugadores azulcrema y terminó en la primera anotación que le diera el triunfo a las Águilas.

 

Uno de las labores del argentino con la casaca celeste era frenar el juego del rival, por lo que durante el certamen pasado, propinó 33 faltas. Sin embargo, como cada balón en el ataque también pasaba por sus pies, recibió 36. El próximo xeneize recuperó 175 esféricos y distribuyó 919 pases, de acuerdo con cifras de la Liga MX.

 

Al argentino, campeón de la Copa MX con el Cruz Azul, le faltó gritar el gol  en el balompié mexicano. En siete remates que tuvo, sólo dos iban a dirección de puerta. 

 

Iván se iría de La Noria después del primer partido del Clausura 2019, para dar el salto al Boca Juniors y buscar un llamado a la Selección de Argentina, dirigida por Lionel Scaloni. En ese único partido, frente al Puebla, Marcone lideró a La Máquina en pases, con 59. 

 

Antes del arranque del torneo, Ricardo Peláez, director deportivo del Cruz Azul, aseguró que la plantilla estaba completa, sin considerar la posible salida del argentino. En caso de cumplir con su palabra y ya no firmar a otro jugador, la responsabilidad en la contención pasaría a Javier Salas, quien sumó 514 minutos en el Apertura 2018. Rafa Baca podría ser la otra opción, pero chocaría con Orbelín Pineda, refuerzo para este torneo y con un características similares a las del veterano cementero de perl más ofensivo