Retiran pipas estacionadas fuera de Refinería en Tula; conductores deben pagar pensión

Retiran pipas estacionadas fuera de Refinería en Tula; conductores deben pagar pensión

Tula Tepeji
|

La Policía Federal retiró los camiones cisterna ubicados hasta en doble fila sobre la Tula-Jorobas.

FOTO: Especial


Derivado del caos vial que causaba la fila de pipas sobre la carretera Tula-Jorobas, integrantes de la Policía Federal acudieron para retirar los vehículos de la vialidad, por lo que ahora están estacionadas en diversos espacios, incluso, algunos conductores tienen que pagar pensión para dejar sus camiones mientras esperan.

Por lo menos durante tres días, las pipas se aglutinaron en doble fila afuera de la Subdirección de Almacenamiento y Despacho (Ventas) de la Refinería Miguel Hidalgo; esto provocó caos vial en la zona.

En algunos casos los vehículos que viajaban con dirección a la Refinería tuvieron que invadir el carril hacía Tula.

AM Hidalgo realizó recorrido por la zona y al entrevistar al policía federal en turno, este comentó que para no ocasionar molestias a comercios de la zona ni a usuarios de la vialidad, solicitaron a los conductores de las pipas que se retiraran a las pensiones ubicadas cerca del área.

En dichas pensiones, algunos choferes comentaron que llegaron desde Toluca y a veces tienen que esperar todo el día para poder surtir el hidrocarburo que necesitan. Algunos de ellos optaron por estacionarse en áreas donde no estorben y tampoco tengan que pagar.

Otro de los choferes refirió que tiene que pagar 75 pesos para hacer uso de la pensión, dinero que cubre él mismo porque no lo absorbe la empresa para la que trabaja.

Uno de los trabajadores comentó que pese a ser de la zona Tula, ha tenido que esperar hasta 24 horas para que lo atiendan, situación que ocurre desde el pasado sábado, aunque se agravó esta semana, aseguró.

Refirió que en Ventas trabajan las 24 horas y aun así la atención es ineficiente y tardada, además que la demanda aumentó porque cerraron los ductos que abastecían las terminales de Pachuca, Querétaro, Toluca y Guanajuato, y usuarios de esas terminales viajan hasta Tula a cargar.

Al interior de las pensiones hay decenas de tractocamiones que permanecen ahí mientras sus conductores llegan a pie al área de Ventas, hacen el papeleo necesario y regresan a sus camiones para esperar su turno.