Cambiaron la siembra por la venta de hidrocarburo robado

Cambiaron la siembra por la venta de hidrocarburo robado

Tulancingo
|

Así lo narró Fredy de la Cruz, secretario general de la Central de Abastos de Tulancingo.

Muchos dejaron de sembrar y cosechar sus tierras para dedicarse al robo de gasolina | FOTO: Especial

"En Cuautepec dejaron de sembrar chícharos para dedicarse al robo de hidrocarburo. Hay familias enteras en esa actividad ilícita ", dijo Fredy de la Cruz, secretario general de la Central de Abastos de Tulancingo.

El líder del centro de abastos, conocido también como Pifsal, expresó que en la región Tulancingo hay dueños de hasta más de diez gasolineras, cuando hace años solo tenían una o dos.

"Es cuestión de investigar y saber quiénes se beneficiaron con tanto robo de gasolina que estaban sacando de los ductos, sobre todo en Cuautepec", dijo.

De la Cruz señaló que en la Ciudad de los Satélites no es tan grave el desabasto de combustible y que en la Central de Abastos se labora de manera normal.

"La mercancía que llega a las bodegas es transportada en camiones o tráilers que ocupan diésel, no tenemos problema con los fletes", indicó.

Explicó que en Cuautepec, desde hace años, muchos dejaron de sembrar y cosechar sus tierras para dedicarse al robo de gasolina.

"Yo tenía dos empleados de la Lagunilla, en Tulancingo, a los que les pagaba 350 pesos por día y de la noche a la mañana dejaron de laborar para irse a abrir ductos y vender gasolina. Ahí ganaban miles y miles a diario".

Ante la decisión del gobierno federal de cerrar las válvulas de los ductos, dijo que después de la tormenta vendrá la calma. Recalcó que en sexenios pasados hubo personajes que en poco tiempo tuvieron más y más gasolineras que actualmente no tienen servicio.

"Me he dado cuenta que los dueños de uno o dos expendios siguen vendiendo el producto, lo que indica que a ellos sí les distribuye Pemex y por eso no enfrentan el problema del desabasto", concluyó el líder de comerciantes.