Bajas temperaturas

Bajas temperaturas

Opinión
|

Al hablar de frío, en Guanajuato, seguramente nos viene a la mente un día de invierno con temperaturas de entre cero y diez grados...


Al hablar de frío, en Guanajuato, seguramente nos viene a la mente un día de invierno con temperaturas de entre cero y diez grados centígrados. Sin embargo en las sierras del norte del País, como la Sierra Tarahumara, éstas fácilmente llegan a menos diez grados.


Esto seguramente es bastante incómodo, pero nada comparable a los menos ochenta y cinco grados centígrados que se alcanzan en la Antártida. Estas son las más bajas temperaturas que se encuentran en la superficie de la Tierra pero son poca cosa comparadas con las temperaturas que se encuentran en otros planetas o en el lado oscuro de la Luna -a donde acaba de llegar una nave China- con temperaturas de menos ciento setenta y tres grados. En nuestro planeta las temperaturas más bajas solo las encontramos en laboratorios con instalaciones especiales.


Es importante recordar que el concepto de “temperatura” está directamente vinculado al concepto de movimiento atómico o molecular. De hecho el término temperatura, es simplemente una medición de dicho movimiento. Entre más frío se encuentra en un gas, más lentamente se mueven sus átomos o moléculas. Esto inmediatamente nos lleva a preguntar: ¿Cuál sería la temperatura de un gas en el cual sus átomos o moléculas se encuentran completamente inmóviles? A esta temperatura se le define como “cero absoluto” en la escala Kelvin de temperatura y corresponde a poco más de ¡menos doscientos setenta y tres grados centígrados! 


La teoría cuántica impide que en la práctica se alcance el cero absoluto, pero se puede llegar muy, muy cerca. El Laboratorio de Átomos Fríos (CAL) de la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) se encuentra en la Estación Espacial y es una instalación automática dedicada al estudio de la materia cerca del cero absoluto. Debido a las bajas temperaturas allí logradas los átomos allí se mueven doscientas mil veces más lentamente de lo que lo hacen en condiciones de temperatura y presión normal en la Tierra.


Aunque existen en nuestro planeta laboratorios dedicados al estudio de la materia a muy baja temperatura utilizando láseres y trampas magnéticas, los efectos gravitacionales no se pueden eliminar. Sin embargo estando en el espacio los efectos gravitacionales no son importantes y por tanto las condiciones para el estudio de átomos fríos son ideales.


Contar con facilidades científicas excepcionales es fundamental para alcanzar resultados científicos también excepcionales. No sería de extrañar que algunos de los próximos premios Nobel sean entregados a grupos de científicos por haber realizado trabajo en estaciones espaciales.