Mad Max

Mad Max

Opinión
|

La visión federal es considerar el problema como un asunto de seguridad nacional y resolverlo a cualquier precio

.


En el mundo del futuro, las guerras no van a ser por tierras, mujeres o el oro; serán por el agua y el petróleo (Mad Max);… y el futuro ya llegó a México.


Cito de Wikipedia. Mad Max: “En un futuro apocalíptico (caótico) marcado por la escasez de agua, petróleo y energía, crisis económica y el caos social, las pandillas de facciones dominan las carreteras donde no existe presencia del Estado por la crisis económica…”.


Hoy México vive en un mundo apocalíptico en donde la escasez de gasolina, que no es escasez (AMLO dixit), tiene al país en crisis. En este entorno la visión federal es considerar el problema como un asunto de seguridad nacional y resolverlo a cualquier precio, ya sea porque no quieren comprar gasolina a las refinadoras gringas, ya sea que se quiere combatir el ‘huachicol’,… o una mezcla de ambas razones. A mí todavía no me queda claro que motivó al gobierno federal a hacer este operativo mal planeado, peor implementado y de resultados desastrosos para la economía nacional y para las economías familiares. ¡Entendamos!, la sociedad no ve un asunto de seguridad nacional, solo prioriza sus necesidades y reacciona de forma personal al desabasto. Decía que no me queda claro, porque el discurso del Presidente no me parece claro (o veraz) y como que se le ‘hace bolas el engrudo’ para explicar lo inexplicable o justificar lo injustificable.


¿Pero qué pasa con la gente? Respuesta emocional: Son muchas y variadas las respuestas emocionales de la ciudadanía. Apatía: Algunos ciudadanos descalifican a gobernantes y nada hacen, si pueden desatienden sus actividades y responsabilidades culpando al gobierno. Desesperación: Hay ciudadanos desesperados por no poder hacer lo que acostumbran para proveer a sus familias, su expresión es de frustración y enojo. Angustia e incredulidad: La respuesta de estos ciudadanos es desesperada, van a supermercados a comprar de más con el temor de que haya desabasto de alimentos por desabasto de gasolina; no creen en las autoridades y están angustiados. La respuesta social varía en función de circunstancia, quienes tienen un negocio, un ingreso o salario asegurado lo viven con más resignación que quienes dependen de su movilidad para comer (ej. taxistas o comerciantes); además, hay un efecto dominó derivado del desabasto, el comercio tiene pérdidas porque la gente no sale a comprar, lo mismo con negocios de comida o servicios; en las gasolineras los despachadores están desesperados, no hay ventas, no hay propinas, no hay ingreso, no hay comida; lo mismo prestadores de servicios. Civismo: Es gratificante ver que la mayoría asume con madurez el problema y trata de adaptarse, ya sea adecuando actividades o haciendo cola con resignación para “cargar” el tanque, con paciencia se aceptan también restricciones en volumen. Los actos de violencia o desesperación son aislados, pero existen, sobre todo de quienes dependen del combustible para regresar de viaje o viven de prestar servicios. Agandalle: Como siempre existen los ciudadanos que ven la oportunidad de lucrar con las necesidades del prójimo y abusan… son muchos los que compran bidones de combustible para revender… Los ‘huachicoleros’ hacen su agosto, la gasolina subió de precio y se vende ilegalmente más cara. Antes el incentivo para comprar ‘huachicol’ era el precio más barato, hoy es el abasto, el precio no importa.


Resumen: la gente está desesperada, molesta con sus gobiernos, cargando más responsabilidad al federal y haciendo mofa del Presidente, nuestra oportunista clase política no aporta, busca ‘sacar raja’. El estado de ánimo tiende a exacerbarse y es previsible que haya brotes de violencia social si no se resuelve desabasto en poco tiempo.


Oportunidad: El desabasto exhibe que todavía se privilegia el egoísmo y el individualismo, acciones como usar los autos varias personas con similar destino o recoger escuincles de la escuela apoyados en vecinos, se dan esporádicamente. Fomentar el trabajo en equipo, valores comunitarios y respuestas sociales a través de organización y ayuda es un área de oportunidad en el desarrollo social que podemos impulsar. Las crisis son oportunidades, dicen en Japón; y estoy seguro que están muchas por venir, el pleito de Donald Trump con todo el mundo y el deterioro del medio ambiente (contaminación de aire, tierra y agua) no son poca cosa, veo nubes negras en el futuro de México y de Guanajuato, el sindicato del sector automotriz en USA tiene campaña para no comprar vehículos fabricados en México… ¡Necesitamos prepararnos!


Siendo propositivo dentro del caos, hago respetuosa sugerencia: Bueno sería un dialogo más abierto y directo de gobernantes con la población; no para pedir paciencia, sino para dar información fidedigna, la falta de información o veracidad genera psicosis y malestar ciudadano. De preferencia no por entrevistas o tuits, sino en comunicación directa a la ciudadanía (radio, periódicos y TV en red nacional o estatal)… ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.