Abrazos

Abrazos

Opinión
|

Nuestra Feria es el termómetro de la dinámica del tejido social.


Nuestra Feria es el termómetro de la dinámica del tejido social. Su afluencia refleja nuestro entramado diario. Visitantes y familias son el indicador de cómo consumimos y cuánto traemos dentro. Buscando novedades, recreación, haciendo compras, León y “su jugada”, la Feria, es nuestra mayor tradición en la entidad y en toda la región.


Durante enero y los primeros días de febrero, hemos recibido a alrededor de seis millones de visitas. La Feria provoca un ciclo económico de flujo de efectivo a través de sus exposiciones artesanales, comerciales y ganaderas, peleas de gallos, presentaciones de artistas, festivales taurinos y juegos mecánicos, y genera una actividad económica por publicidad, ventas de espacios, hospedajes, alimentos, transportes y promoción de la ciudad.


La Feria es una tejedora social. En el mundo de los intangibles es un evento realizado por décadas y que atrae en la mente del consumidor a millones de visitantes. Representa una derrama económica directa de más de dos mil millones de pesos a través de las ventas y adquisición de servicios (hospedajes, alimentos y bebidas, transportación).


Su flujo provoca un “pico” en el movimiento de circulante junto con el propio de la industria del cuero y del calzado. Los ingresos se distribuyen entre los proveedores y entre quienes obtienen ingresos por los empleos temporales. 


Así, los proveedores de servicio locales son alrededor del 50% del movimiento de circulante y el otro 50% son foráneos destacando entre ellos los juegos mecánicos y el Palenque, el enorme negocio del Palenque. 


Pero el principal beneficio es reconstruir el tejido social, la fábrica de sonrisas y de gozos. El 68% de los visitantes manifiestan acudir con la familia. El 18% lo hace con amigos. Todos los atractivos se dan durante un mes en que nuestra Feria abre sus puertas al público y donde se palpa al mercado, las tendencias de consumo, las innovaciones de productos y servicios. Donde se puede observar el comportamiento del consumidor. 


Por eso es una buena oportunidad para generar ideas y nuevos negocios; sólo el observar las rentas de espacios nuevos y los patrones de compra es donde se pueden identificar oportunidades de negocio. 


Hoy, también, nuestra Feria de León es un reflejo de nuestra realidad económica, pues la “elasticidad” a los precios, se observa en la afluencia de las clases populares a los juegos mecánicos y a los consumos de bajo precio. 


La crisis de la gasolina ha hecho caer las ventas y dificulta la movilidad. En la clase media se observan patrones hacia la compra de bienes de consumo, mientras que, en la clase alta, éstos se concentran en el Palenque y bares. 


Este inicio de la Feria ha sido complicado por la crisis de la gasolina. Uno más de los costos que debemos pagar por los errores en una decisión que de suyo es buena por parte del Presidente López Obrador. Fallas en las estrategias de la logística, cero detenidos, enfrentamiento del Gobierno Federal con fantasmas que no tienen rostro. 


La falta del combustible ha ido aletargando nuestro ritmo y los vehículos poco de poco se han guardado a la espera de que en algún momento volvamos a la normalidad. Hechos que nos tendrán que llevar a pensar en el futuro cuando sea el agua y no la gasolina, la que nos falte. Realidades que nos tendrían que ayudar a repensar nuestros hábitos y consumos.


En el sábado de arranque, los encuestados en la medición anual que hace Investigaciones Meridiano, S.A., tienen una percepción de que “sí afectará la crisis de la gasolina” (56%), otros que “parcialmente” (22%) y escasamente un 16% consideran que será “bajo” el impacto en la afluencia. 


Sin embargo, ayer, en un día similar, sábado inicial, medimos una tercera parte menos que la afluencia de 2018 en el horario de 4 a 7 pm.


Pero la Feria tiene ese poder de cicatrizar y de congregar. Son sus eventos los que nos curan y nos llenan de vida. Este año el artista y productor Finzi Pasca aceptó la propuesta de presentar un espectáculo en León: “Abrazos”, inspirado en la ciudad y diseñado por Daniele Finzi Pasca, creador de producciones internacionales como “Luzia”, del Circo Du Soleil. 


Finzi Pasca tiene su compañía con sede en Suiza y en su curriculum destaca haber producido la inauguración de los Juegos Paralímpicos y clausura de los Olímpicos en Sochi, Rusia 2014, además de dos producciones para el Cirque Du Soleil: “Luzia” y “Corteo”. “Abrazos” es una poesía mágica y plástica que tenemos que ver.


Con espectáculos como “Abrazos” a Feria seguirá siendo un espacio de encuentro y gozo, donde las sonrisas y los abrazos nos estrecharán más allá de los problemas.


Nuestros ritos en comer y en contemplar con alegría el movimiento y la música, nos meterán a la magia de sentirnos vivos. Tenemos que asistir con ella y allí abrazarnos y reír.


Aún con los malditos huachicoleros, más allá de la cultura de la corrupción de los políticos, retirándonos de la cotidianidad que tiene a muchos con limitaciones económicas, debemos congregarnos para estar juntos los leoneses, llegando como podamos, es una, la gran, oportunidad de dar y recibir abrazos.